DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

No nos amordazarán. La lucha sigue en las calles


El 15 de mayo de 2011 se inició en la Puerta del Sol de Madrid lo que pronto se llamaría Movimiento 15M, que se extendió a más de 80 plazas del estado. Se inició una ilusión, un cambio y, para muchas, un despertar colectivo de concienciación social que traspasó fronteras: nos dimos cuenta de que no estábamos solas y confluimos como personas en los espacios públicos, con el convencimiento de que las cosas había que cambiarlas y nos unimos para conseguirlo.

Lo hicimos y lo seguimos haciendo siendo inclusivas con la diversidad de las personas, y siendo horizontales porque creemos en la igualdad, la equidad y la solidaridad. Integrando los distintos puntos de vista construimos juntas, a través de la inteligencia colectiva mediante el asamblearismo y la no violencia.

Son cuatro años de lucha, de acción directa y de solidaridad, en los que hemos creado redes de apoyo mutuo, socializado conocimientos, desarrollando un pensamiento crítico colectivo y construyendo alternativas, obteniendo a cambio la represión y la manipulación mediática como única respuesta del poder establecido.

Con su ley mordaza y su reforma del código penal, que vulneran nuestros derechos de reunión y manifestación, se nos criminaliza porque protestamos y cuestionamos el sistema. Les decimos que no nos representan.

Seguimos en las calles, impregnando todo lo que sucede y existe, todas sus banderas y todo lo viejo, con la semilla de la transformación social presente en cada una de nosotras. Y queremos seguir estando ahí, gobierne quien gobierne, diciendo alto y claro hacia dónde queremos ir.

Hacemos frente a sus guerras y ocupaciones militares, sus tratados neoliberales de “libre” comercio, como el TTIP, sus deudas, sus políticas de austeridad, que se traducen en: privatizaciones de los bienes comunes y de los servicios públicos, desahucios, reducción de los salarios, violación de nuestros derechos, desempleo, precariedad, destrucción de la naturaleza e imposición de un sistema machista y patriarcal.

Seguimos luchando por un empleo digno, por el derecho a la vivienda, por unos servicios públicos de calidad, por un control de las entidades bancarias, por una fiscalidad realmente progresiva, por la reducción del gasto militar, por las libertades, por la democracia, por la anulación de la deuda ilegítima, que hoy es instrumento global de dominación, de represión y de asfixia económica y financiera de los países y sus habitantes, por la justicia climática y la soberanía alimentaria en defensa de la naturaleza, por las alternativas al sistema capitalista de producción, distribución y consumo, defendiendo la dignidad absoluta de todas las personas, que implica la aceptación de la diversidad sexual y el derecho a la autodeterminación de género.

El Movimiento 15M seguirá representando un cambio de conciencia política y social a nivel personal y colectivo que ninguna ley podrá parar. Hacemos un llamamiento a los movimientos sociales de todo el mundo para continuar construyendo espacios de participación y trabajo común. Frente a un sistema para el que sólo podemos ser rebaño y que únicamente nos deja la confrontación en sus urnas, nos reafirmamos en el asamblearismo, en la ocupación y liberación social de espacios, en la autogestión, en la desobediencia, en el apartidismo y en el colectivismo como herramientas políticas prioritarias, que pasan por ser conscientes de nuestra capacidad de pensar, actuar y ejercer nuestras libertades políticas.

Aquellas concentraciones continuadas y masivas en la Puerta del Sol de Madrid  se extenderían después por todas las calles y plazas de nuestros barrios y ciudades y  continúan muy activas en numerosas localidades de España..

En Cádiz fueron masivas las asambleas del Palillero que luego pasaron a varias plazas de la ciudad.

Como Asamblea Popular de San Mateo de Cádiz, llevamos cuatro años de lucha permanente en las calles, plazas e instituciones denunciando con movilizaciones contundentes los atropellos del Ayuntamiento  contra contra los sectores más desfavorecidos y golpeados por esta crisis salvaje que no tiene fin. Nuestra lucha como Asamblea, se ha centrado en campañas informativas y movilizadoras contra el cierre del Centro del Mayor Micaela Aramburu que al fin, después de dos años de insistencia, conseguimos que se abriera, aunque no con los criterios sociales que demandábamos. El Centro ha sido privatizado y los que pueden acceder a él son personas con alto poder adquisitivo. Seguimos exigiendo, especialmente a los nuevos gestores de nuestro Ayuntamiento, el rescate de este Centro del mayor para que sea público. Cerca de 2.000 firmas avalan estas peticiones nuestras.

También hemos luchado durante más de un año, con muchas movilizaciones en las calles y en las instituciones, contra las políticas nefastas de este Ayuntamiento  en materia de energía. Unas empresas públicas que tienen unos precios en luz y agua abusivos, sin bonos sociales para familias necesitadas, como sí tienen las empresas eléctricas que pertenecen al sector regulado. Nos oponemos frontalmente a los cortes de luz y agua para familias necesitadas, sin ingresos económicos o con graves dificultades; pedimos que se regule el perfil de quienes tienen derecho a estas ayudas y pedimos a Eléctrica Cádiz la devolución del precio cobrado de más de Enero a Junio de 2014. Estas peticiones nuestras las avalan cerca de 3.000 firmas.

Igualmente como Asamblea hemos apoyado numerosas movilizaciones de todo tipo de muchos colectivos sociales de Cádiz: contra los desahucios, Apoyo a los exdelphi, a las marchas por la dignidad, a  las trabajadoras de la limpieza de Limasa, a  los trabajadores en paro, a buscar una solución  a las personas sin techo etc… etc…

Frente al monólogo del sistema, el poder de las asambleas. 2015M: ¡Seguimos en las calles! DIARIO Bahía de Cádiz

ARTÍCULO DE: Asamblea Popular de San Mateo del 15M

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.