DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Nunca digas jamás

Cae en Melilla una mafia que transportaba personas como si fueran ganado. Los metían en los bajos fondos de los coches porque -para ellos- no valían más que el dinero que les reportaban.

Miramos en las noticias (con ojos de Manga) realidades que no nos son afines, mientras nuestros hijos se disfrazan para ir al mundo que le hemos empaquetado nosotros. Nos preocupamos del bilingüismo, de que no sufran acoso mientras el mundo va girando para donde le da la gana.

La rueda de la fortuna es ciega y loca, por eso las pitonisas -mirándonos entre las líneas de la mano o en la hendidura de las cartas- no pueden ver cómo se va a reflejar nuestro futuro en la cara oculta de la luna.