DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Media Bahía de Cádiz ya ‘puede’ bajar a la playa: el área metropolitana registra 47 positivos en los últimos 14 días y avanza en la desescalada

Como toda la provincia, la Bahía de Cádiz sigue ‘cumpliendo’ y accede desde este 25 de mayo a la fase 2 de la desescalada, en el contexto del estado de alarma ante la crisis del coronavirus. En las últimas dos semanas, desde que se entró en la fase 1, los siete municipios mancomunados han sumado en conjunto 47 contagios confirmados, sin que haya señales de rebrotes pese a que poco a poco vuelve la vida a las calles. A partir de ahora, la novedad más significativa es que se eliminan las franjas para paseos y deporte (salvo para los mayores) y pueden abrir las playas. En la comarca, de momento, los baños sólo estarán permitidos en el litoral de San Fernando, El Puerto y Rota; y pronto en Chiclana, Cádiz y Puerto Real.

Como toda la provincia gaditana y la mayor parte del Estado (salvo la Comunidad de Madrid, gran parte de Castilla y León, el área metropolitana de Barcelona y las provincias de Granada y Málaga), la Bahía de Cádiz sigue ‘cumpliendo’ y accede desde este lunes 25 de mayo a la fase 2 de lo que desde el Gobierno central se ha llamado la desescalada, en el contexto del estado de alarma ante la crisis del coronavirus y su “plan para la transición hacia una nueva normalidad”.

Siempre con restricciones de aforo, medidas sanitarias y prudencia, esta fase significa más bares y restaurantes abiertos y no sólo las terrazas, ya no hay límites para la apertura de tiendas y comercios, también podrán abrir salas de cine y celebrarse pequeños eventos culturales, se permiten las bodas, se eliminan las franjas horarias para pasear o hacer deportes (salvo para los ancianos), y hasta serán posibles los chapuzones en la playa (cuando lo disponga el ayuntamiento correspondiente).

Al respecto, desde el Gobierno de España en Andalucía se da gracias “a la respuesta cívica y solidaria de los ciudadanos, que han entendido que para superar fases es necesario seguir los pasos establecidos”. Y en el mismo sentido, se sigue reclamando que “no se baje la guardia y sigamos alertas a las normas que se han establecido en esta nueva fase porque siempre estamos expuestos a volver atrás por no cumplir los objetivos”, por lo que se piden “especial atención a los horarios, aforos y lugares” permitidos de movilidad y estancia.

Con datos del 24 de mayo, la provincia de Cádiz ha sumado 114 personas contagiadas confirmadas con PCR y test serológicos en los últimos 14 días hasta sumar los 1.558 casos (de los 17.267 de Andalucía y los 235.772 de España); han fallecido 153 (1.391 a nivel andaluz y 28.752 a nivel estatal) y se han curado hasta hoy 797 gaditanos (cerca de 150.000 en todo el país).

Repasando la situación en el global de la Bahía de Cádiz (sus siete municipios mancomunados), acumula el 60,6% de los casos registrados en toda la provincia: 944 positivos, y 85 fallecidos. En los últimos 14 días se han contabilizado en la comarca 47 contagios (de los 114 detectados a nivel provincial). La mayoría de los casos se siguen concentrando en Jerez, San Fernando y la capital, las tres principales poblaciones de la comarca.

En Jerez hasta la fecha se han confirmado 311 personas contagiadas por Covid-19 (12 en los últimos 14 días), y han muerto 41; en San Fernando, 214 positivos (8 en las últimas dos semanas) y ha habido que lamentar 15 fallecimientos; en Cádiz, 204 (18 positivos en los últimos 14 días) y 9 fallecidos; en El Puerto se han detectado 72 casos (5 en los últimos 14 días) y han muerto 6 personas; en Chiclana, 61 positivos (2 en las últimas dos semanas), y 8 fallecidos; en Puerto Real, 50 contagiados confirmados (1 en los 14 últimos días) y 3 muertos; y en Rota, 32 positivos (1 en los últimos 14 días) y 3 muertos relacionados con la enfermedad.

¿QUÉ SE PERMITE A PARTIR DE AHORA?

En esta nueva fase de la desescalada, la segunda de tres (si no hay sobresaltos, Cádiz debe dar el nuevo y penúltimo paso el 8 de junio), en la que todavía se limita el movimiento a los límites provinciales (por ejemplo, todavía no se puede ir a Sevilla ni pueden venir sevillanos, por ocio), y diferentes administraciones comienzan a retomar poco a poco la atención presencial, se podrá circular ya en grupos de máximo 15 personas, siempre manteniendo la distancia social o medidas de protección; y las personas de hasta 70 años de edad podrán realizar la actividad física no profesional en cualquier franja horaria, a excepción de la comprendida entre las 10 horas y las 12 horas y entre las 19 horas y las 20 horas, que queda reservada al paseo de los ancianos.

Por otro lado, podrán reabrir al público los establecimientos de hostelería y restauración para consumo también en el local (en la fase 1 ya se abrían las terrazas), salvo las discotecas y bares de ocio nocturno, siempre que no superen el 40% de su aforo. Además, los hoteles ya podrán poner a disposición las zonas comunes; y podrán reabrir cines y celebrarse eventos culturales, siempre con el aforo muy limitado.

Los centros y parques comerciales (como Bahía Sur en San Fernando, El Paseo en El Puerto, Luz Shopping en Jerez, o El Corte Inglés de Cádiz) podrán retomar su actividad con un aforo máximo del 30% de sus zonas comunes y del 40% en cada uno de los establecimientos comerciales; mientras que los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades profesionales pueden reabrir al público con independencia de su superficie útil de exposición y venta, siempre que se reduzca al 40% el aforo en cada una de las plantas de las que conste y que garantice una distancia mínima de dos metros entre clientes.

Los velatorios podrán realizarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, con un límite máximo de 25 personas en espacios al aire libre o 15 personas en espacios cerrados, sean o no convivientes. Los entierros y cremaciones se restringen a un máximo de 25 personas, entre familiares y allegados. El aforo máximo de los lugares de culto pasa de un tercio a un 50%.

Además, las ceremonias nupciales y otras celebraciones religiosas podrán realizarse en todo tipo de instalaciones, con un aforo del 50% y sin superar las 100 personas en espacios al aire libre o las 50 personas en espacios cerrados.

Y la Junta podrá permitir la realización de visitas a los residentes de viviendas tuteladas, centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores.

¿PUEDO BAÑARME EN LA PLAYA?

Además, según informa la delegación del Gobierno en Andalucía en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, las piscinas recreativas podrán abrir con cita previa, un aforo máximo del 30% o cumpliendo la distancia de seguridad. Se organizarán además horarios por turnos, sin que se pueda hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua.

¿Y las playas? Formalmente, ya pueden abrir (para tomar el sol y el baño, hasta ahora sólo se permitía el paseo o hacer deporte), aunque estas dependen de los ayuntamientos. En cualquier caso, los bañistas deberán hacer un uso responsable cumpliendo con las recomendaciones y normas; y se permite la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico.

En el caso concreto de las playas de la Bahía, en esta semana que se prevé marcada por el molesto viento de levante, podrán bañarse desde el lunes 25 sin temor a multas en San Fernando (en Camposoto, aunque sin servicios, ya que estos, como cada temporada, no se habilitarán hasta mediados de junio), El Puerto (en sus 26 kilómetros de litoral se está instalando cartelería con las normas de obligado cumplimiento) y Rota (pese a que todavía no están instalado todo el equipamiento habitual); mientras que Chiclana prevé tener operativo su litoral desde el viernes día 29 (ultima el plan de contingencia. la infraestructura playera en La Barrosa y Sancti Petri, y la formación a voluntarios de Protección Civil para llevar a cabo su labor de control de aforo en la arena), la capital ya ha avanzado que seguirá ondeando la bandera roja en Cortadura, la Victoria, Santa María del Mar y la Caleta hasta el 1 de junio (como tenía planteado, coincidiendo con el inicio de la temporada baja) y Puerto Real, sin dar fecha, esperará a tener redactado el plan de contingencia que le exige la Junta de Andalucía.

Hablando de playas y de la Junta, el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha adelantado este domingo que para la temporada estival postcoronavirus se va a pone en marcha un plan de empleo para playas seguras. Una iniciativa a través de la cual se contratará temporalmente a cerca de 3.000 personas en todo el litoral de la comunidad autónoma para trabajar como “auxiliares de playas”. Serán seleccionados de la bolsa única creada por la Junta hace apenas unos meses, y en la que se inscribieron 564.000 personas.

Estos parados se dedicarán a “garantizar la seguridad de los bañistas”, con tareas de vigilancia, control de acceso y aforo de playas, estando comunicados con la Policía Local en caso de incidencia y otras actividades relacionadas. Todas esas labores “se harán siempre con sujeción a las disposiciones legales correspondientes y tras recibir la adecuada formación en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía”.

RECOMENDACIONES EN LAS PLAYAS

Por su lado, también este domingo el Ministerio de Sanidad ha emitido unas recomendaciones de cara la ‘apertura’ al público de playas y zonas de baño. Concreta que en las playas, los riesgos asociados al dichoso Covis-19 “están relacionados con la interacción entre personas”. Y es que no se dispone de información científica sobre la capacidad del virus para permanecer infeccioso en agua salada; además, se ha identificado la sal como agente biocida eficaz. En el caso de la arena, la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar (UVB) y la alta temperatura que puede alcanzar ésta son favorables para la desactivación de los agentes patógenos.

Por todo ello, se insiste en la necesidad de la concienciación colectiva en el respeto al distanciamiento social. Así, se aconseja limitar el aforo de las zonas de baño marítimas donde se prevé gran afluencia de personas. El acceso a las zonas de baño se realizará respetando las medidas de distanciamiento social, que se deberán recordar mediante cartelería, así como las normas de higiene.

Además, se deberá prestar atención a la distancia entre tumbonas, sombrillas y otros elementos. A efectos indicativos, los ejes de las sombrillas no se instalarán a distancias inferiores de cuatro metros.

Por su parte, las personas que realicen paseos en la orilla “respetarán al menos dos metros de distanciamiento social”. Tampoco se recomienda la realización de deportes colectivos ni las reuniones de más de 15 personas o de miembros de la misma familia o que no convivan en el mismo domicilio y la utilización de todo tipo de infraestructuras de playa (parques de juego e instalaciones deportivas).

Para prevenir la transmisión del virus los usuarios y los trabajadores deben, además de cumplir las medidas de distancia social, cumplir las normas de higiene y aplicar los criterios técnicos de mantenimiento, limpieza y desinfección.

Entre otras recomendaciones lanzadas a su vez por la Junta de Andalucía días atrás están: no permanecer más de cuatro horas en la playa en horario de mañana o de tarde para evitar aglomeraciones, ducharse antes de ir y al llegar de la misma, planificar la jornada de playa, mantener la higiene de manos, no tragar agua, no compartir objetos (palas, cubos, etc.) y tener una actitud responsable colaborando con el cumplimiento de las medidas de protección.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.