DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Más cerca los últimos ensayos hasta las pruebas en blanco del tranvía de la Bahía de Cádiz, entre Chiclana y San Fernando

La misma UTE que se hizo con el contrato de las pruebas el pasado año, se ha adjudicado el nuevo contrato de asistencia técnica que, en la teoría, permitirá la puesta en marcha de la explotación del tranvía de la Bahía de Cádiz, al menos enlazando Chiclana y San Fernando, aunque de fechas ya ni se habla. Esta empresa, por un millón de euros, deberá desarrollar todas las últimas fases de ensayos, hasta las denominadas pruebas en blanco; y además la supervisión de la explotación inicial.

Las pruebas dinámicas y los trabajos de preparación de la explotación comercial de la línea 1 del tranvía de la Bahía de Cádiz podrán reanudarse próximamente. La consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, acaba de adjudicar el nuevo contrato de asistencia técnica a la única empresa interesada, y la misma que ya realizó los mismos trabajos de asistencia durante el pasado periodo de pruebas con trenes (visible tras la pasada Semana Santa), cuyo contrato finalizó en diciembre de 2017. Se trata de la UTE formada por GPO y metro de Tenerife, que ingresará por este contrato un millón de euros.

Una vez la empresa adjudicataria entregue toda la documentación necesaria y se formalice el contrato, se darán los primeros pasos de cara a la reanudación de las pruebas dinámicas con la flota de unidades del ferrocarril metropolitano. De esta forma, se retomarán los contactos con los ayuntamientos afectados para planificar las pruebas móviles, que discurrirán por los municipios de Chiclana y San Fernando, avanzan desde la Junta en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Esta última fase de pruebas dinámicas incorporará ya la totalidad del trazado tranviario, incluyendo el tramo desde el nudo de La Ardila a la parada ferro-tranviaria de río Arillo, que sigue a medio construir, y que hasta que Adif permita usar las vías hasta la capital, funcionará como apeadero para el trasbordo entre el tranvía y los Cercanías de Renfe.

Además, uno de los primeros trabajos a realizar por esta UTE será la puesta a punto de la flota del tranvía metropolitano, que se encuentra estacionada en los talleres de Pelagatos.

“EL PROYECTO SE ENCAMINA HACIA SU RECTA FINAL”

“Con la reactivación de las pruebas dinámicas, que tendrán que superar distintas fases, el proyecto del ferrocarril metropolitano se encamina hacia su recta final, concentrando los mayores esfuerzos en la preparación de la explotación, así como en la necesaria coordinación con el Ministerio de Fomento y sus empresas públicas para abordar la operación comercial del nuevo sistema de transporte”, apunta el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Juan Luis Belizón, sin ofrecer posibles nuevas fechas.

En estas nuevas pruebas dinámicas, la asistencia técnica verificará que toda la infraestructura, sistemas e instalaciones y el propio material móvil tienen la puesta a punto necesaria para las pruebas de integración, que son aquellas donde la unidad circula en interacción con los sistemas de señalización y comunicaciones.

El contrato para esta asistencia técnica también incluye la supervisión de la explotación inicial de esta línea 1 del tranvía metropolitano. De esta forma, este contrato contempla la supervisión inicial de la operación comercial de la nueva línea tranviaria e incluye también la coordinación en temas de seguridad y salud general del tren tranvía y la supervisión de los contratos de mantenimiento, pilotaje de seguridad de las circulaciones de trenes y la regulación desde el Puesto de Control Central de todos los sistemas de la infraestructura.

Dicha asistencia técnica participará también en el desarrollo de las pruebas en blanco, proporcionando formación teórica y práctica a todo el personal vinculado a estos ensayos finales. Además deberá expedir los correspondientes certificados de seguridad integral del sistema de señalización ferroviaria, comunicaciones, material móvil y del resto de equipamientos del tren tranvía.

La asistencia técnica dará también apoyo durante esta fase de pruebas a la consejería de Fomento y Vivienda en el desarrollo de toda la documentación normativa y reglamentaria necesaria para la puesta en servicio comercial, así como para la elaboración de la documentación relativa a la organización del trabajo y a la organización del mantenimiento. La empresa proporcionará personal para la coordinación de estos trabajos, así como para la propia conducción de las unidades del tren tranvía, cuya flota está compuesta por siete vehículos.

En una primera fase de pruebas, realizada en noviembre de 2014, se contabilizaron un total de 500 kilómetros de recorrido entre la parada de La Ardila, en San Fernando, y el Pinar de los Franceses, en Chiclana. Con posterioridad, entre abril y junio de 2017, se desarrollaron pruebas ya entre el inicio del trazado en Chiclana (Pelagatos) y La Ardila, acumulando más de 1.200 kilómetros recorridos. La finalidad de estos ensayos era comprobar la correcta adecuación o integración de la infraestructura, tanto de la plataforma como del gálibo de la catenaria, andenes y sistemas energéticos, con el vehículo circulando con tracción eléctrica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.