DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Bahía de Cádiz entra en la fase 1 de la desescalada tras contabilizar 82 positivos en los últimos 14 días, y 872 desde el inicio de la crisis

La Bahía de Cádiz accede desde este 11 de mayo a la fase 1 de la llamada desescalada, en el contexto del estado de alarma ante la crisis del coronavirus. Tras casi dos meses de confinamiento, el comercio minorista y la hostelería pueden iniciar la recuperación de la actividad aunque con restricciones. Los siete municipios mancomunados acumulan actualmente el 60,4% de los casos confirmados de Covid-19 en toda la provincia: 872 positivos, y 76 fallecidos. En este paso hacia la ‘nueva normalidad’ se apela a la responsabilidad individual para mantener controlada la pandemia.

La Bahía de Cádiz, como toda la provincia gaditana (y el 51% de la población española), accede desde este lunes 11 de mayo a la fase 1 de lo que desde el Gobierno central se ha llamado la desescalada, en el contexto del estado de alarma ante la crisis del coronavirus. Un proceso planificado que, salvo un retroceso en la situación sanitaria, se alargará en tres fases hasta la segunda mitad de junio.

Tras casi dos meses de confinamiento, desde ya (con muchas restricciones todavía) se podrá visitar a los padres, familiares y amigos, comenzarán a abrir bares y restaurantes (al menos parte de las terrazas), estará permitido acudir a segundas residencias, a bibliotecas, a entierros, a diferentes comercios sin cita previa… parece que se entra poco a poco en esa nueva normalidad, aunque, se repite, no hay que bajar la guardia: el virus sigue ahí, y no hay vacuna. Eso significa que el distanciamiento social (nada de besos ni abrazos, evitar aglomeraciones…), la higiene (mascarillas, lavarse las manos, etc.) y sobre todo la responsabilidad individual siguen siendo fundamentales para mantener controlada la pandemia.

Con datos del 9 de mayo, la provincia de Cádiz ha sumado 1.444 personas contagiadas confirmadas (de las 15.403 de Andalucía y las 224.390 de España); han fallecido 142 (1.320 a nivel andaluz y 26.621 a nivel estatal) y se han curado hasta hoy 469 gaditanos (más de 136.000 en todo el país).

Repasando la situación en el global de la Bahía de Cádiz (sus siete municipios mancomunados), acumula el 60,4% de los casos registrados en toda la provincia: 872 positivos, y 76 fallecidos. En los últimos 14 días se han contabilizado en la comarca 82 contagios (de los 143 detectados a nivel provincial). La mayoría de los casos se siguen concentrando en Jerez, San Fernando y la capital, las tres principales poblaciones de la comarca.

En Jerez hasta la fecha se han confirmado 296 personas contagiadas por Covid-19 (39 en los últimos 14 días), y han muerto 39; en San Fernando, 202 positivos (10 en las últimas dos semanas) y ha habido que lamentar 13 fallecimientos; en Cádiz, 176 (14 positivos en los últimos 14 días) y 4 fallecidos; en El Puerto se han detectado 66 casos (5 en los últimos 14 días) y han muerto 6 personas; en Chiclana, 56 positivos (8 en las últimas dos semanas), y 8 fallecidos; en Puerto Real, 48 contagiados confirmados (4 en los 14 últimos días) y 3 muertos; y en Rota, 28 positivos (2 en los últimos 14 días) y 3 muertos relacionados con la enfermedad.

¿QUÉ SE PERMITE A PARTIR DE AHORA?

La orden del Ministerio de Sanidad publicada este fin de semana, detallando en qué consiste esta fase 1 de la desescalada, flexibiliza las medidas de carácter social para la contención de la enfermedad. Eso sí, se mantienen las franjas horarias (aunque la Junta de Andalucía podría modificarlas en dos horas) para los paseos, la práctica deportiva y las salidas con menores.

De este modo, en Cádiz se podrá circular ya por la provincia (ello implica además poder acudir a las segundas residencias dentro de este límite territorial), respetando siempre las medidas de seguridad e higiene, así como el mantenimiento de la distancia mínima de seguridad. Todas las playas de la Bahía están ya abiertas para pasear y hacer deporte, pero no para el baño recreativo (desde Subdelegación se aclara que solo se puede practicar surf en horario de mañana), aunque hay salvedades: en Chiclana sólo está permitido actualmente el uso para deportistas profesionales o federados.

Desde esta semana, según recoge DIARIO Bahía de Cádiz, los establecimientos comerciales minoristas podrán abrir si tienen una superficie de un máximo de 400 metros cuadrados. El límite máximo de aforo será del 30%, respetando la distancia mínima de dos metros entre clientes, y podrán establecer un horario de atención prioritaria para mayores de 65 años. En el caso de los concesionarios de automoción, las estaciones de inspección técnica de vehículos y los centros de jardinería y viveros, podrán abrir sea cual sea su superficie, aunque deberán hacerlo con cita previa.

También se permite a los ayuntamientos la reapertura de los mercadillos al aire libre. Deberán respetar la distancia de seguridad, limitar al 25% de los puestos autorizados (o ampliar su superficie, como estudia hacer San Fernando con ‘los gitanos’) y reducir su afluencia a menos de un tercio del aforo habitual. En el caso de la capital gaditana, de momento se considera inviable reabrir ‘el Piojito’ en su emplazamiento de la Barriada de la Paz y se busca una alternativa.

La orden establece una serie de medidas de higiene comunes para los locales que abran al público, como la limpieza y desinfección de las instalaciones al menos dos veces al día, mantener una ventilación adecuada y el lavado y desinfección diaria de la ropa de trabajo. También limita el uso del ascensor o montacargas y el uso de los aseos por parte de clientes, entre otros.

En el caso de servicios que no permiten el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal, como las peluquerías, centros de estética o fisioterapia, se deberá mantener la distancia de dos metros entre clientes y se deberá utilizar el equipo de protección adecuado al nivel de riesgo que asegure la protección del trabajador y del cliente.

Por otro lado, desde esta fase 1 se permite la reapertura de las terrazas de hostelería y restauración (parece lógico que se puede acudir a cualquier hora), limitando las mesas permitidas a la mitad de las habituales. Se deberá garantizar, además, la distancia mínima interpersonal de dos metros. En cada mesa o agrupación de mesas podrá haber como mucho 10 personas, si bien este límite no aplica en el caso de que todas ellas residan en un mismo domicilio. Entre las medidas de higiene se priorizará el uso de mantelerías de un solo uso, se eliminarán los productos de autoservicio y se evitará el uso de cartas de uso común, entre otros. Diferentes consistorios de la Bahía ya han mostrado su predisposición a permitir a los negocios ampliar sus terrazas (donde se pueda) y hasta a peatonalizar temporalmente calles para permitir su instalación.

En cuanto a los hoteles y establecimientos turísticos (que no le ven mucho sentido reabrir de momento si sólo pueden acudir clientes de la misma provincia), sus servicios de restauración serán para uso exclusivo de sus clientes. Se prohíbe el uso de spas, gimnasios, miniclubs, zonas infantiles, discotecas, salones de eventos etc. Para estos establecimientos, la orden también establece medidas de higiene específicas.

En los velatorios, podrán estar un máximo de 15 personas si son en espacios al aire libre o 10 en espacios cerrados, convivan o no en el mismo domicilio. A los entierros podrán asistir un máximo de 15 personas. Se deberán respetar siempre las medidas de seguridad e higiene.

También se permite la asistencia a lugares de culto siempre que no se supere un tercio de su aforo y se respeten las medidas de seguridad e higiene. Las personas deberán usar mascarilla y previamente se deberán desinfectar los espacios. Sigue prohibido el uso de agua bendecida y las abluciones rituales, entre otras medidas.

Respecto a los centros educativos y los centros universitarios, se abrirán para su desinfección, acondicionamiento y para la realización de funciones administrativas. Y otro de los espacios que podrán reabrir, son las bibliotecas públicas y privadas (las salas de estudio siguen cerradas), que se limitarán a las actividades de préstamo, devolución de obras (los libros quedarán 14 días en ‘cuarentena’) y sala de lectura, así como para información bibliográfica y bibliotecaria.

Por su parte, los museos podrán abrir reduciendo a un tercio el aforo previsto para cada una de sus salas y espacios públicos. Deberán adecuar sus instalaciones para garantizar la protección de sus trabajadores y de las personas que los visitan, alterando recorridos y ordenando entradas y salidas, por ejemplo. Las visitas serán individuales o de una unidad de convivencia, hasta 10 miembros.

En los espacios cerrados donde se desarrollen los actos y espectáculos culturales, podrán acceder un máximo de 30 personas. Si son al aire libre, el aforo será de un máximo de 200 personas. En todo caso, se deberá respetar la distancia interpersonal. Para ello, además de reducir el número de butacas y evitar el paso de personas entre filas, se facilitará el acceso y la salida escalonadas y no se prestarán servicios complementarios como el de cafetería, entre otras medidas.

Además, cualquier ciudadano podrá acceder a las instalaciones deportivas al aire libre (pistas de atletismo, de tenis, de pádel…), excepto a las piscinas y las zonas de agua. Se permitirá la práctica deportiva individual o aquellas que se puedan desarrollar por un máximo de dos personas, siempre que no mantengan contacto físico y cumplan la distancia interpersonal de dos metros. En los centros deportivos cerrados, la práctica deberá ser individual y con cita previa. Solo podrá haber una persona por entrenador y turno. No se reabrirán los vestuarios ni las zonas comunes.

La orden también recoge la actividad deportiva profesional y federada (no se aplicarán a la caza y pesca deportiva), autorizando el acceso a los Centros de Alto Rendimiento. Los entrenamientos se realizarán preferentemente de forma individual, estableciendo turnos y horarios de acceso, y las tareas a desarrollar siempre se harán sin contacto físico y respetando la distancia de seguridad; al respecto, el Cádiz CF ya ha reiniciado este fin de semana su singular pretemporada de cara a poder finalizar la liga en pleno verano.

En materia de higiene y prevención en el entorno laboral, la orden establece, entre otras medidas, que los turnos y puestos se modifiquen de forma que se asegure la distancia de seguridad interpersonal mínima de dos metros entre los trabajadores. También se aplicarán estas medidas de distancia en los vestuarios, taquillas y aseos, así como en cualquier otra zona común. También se deberá de proveer a los trabajadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes autorizados en el lugar de trabajo.

Las personas con síntomas de Covid-19, aquellas a las que se les haya diagnosticado la enfermedad o las que hayan estado en contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada, “deberán continuar aisladas”, se remarca.

A colación, el subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, José Pacheco, tras reunirse recientemente con responsables de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para continuar con la coordinación y colaboración necesarias para afrontar el reto de las próximas semanas, subrayaba que “estamos ante un momento crucial porque se van a poder hacer más salidas y se van a ir levantando las restricciones gradualmente, por lo que hay que mantener la responsabilidad y el respeto a las medidas de seguridad para poder superar esta crisis sanitaria y sus efectos económicos y sociales”. Para conseguirlo, “la ciudadanía debe seguir con el buen comportamiento de la fase 0”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.