DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

La Apdha conecta las “importantes carencias” en materia educativa de la Bahía con su elevada tasa de paro y su pobre desarrollo industrial

Aprovechando la inminente ‘vuelta al cole’, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha presentado un informe sobre la educación en la Bahía, concluyendo que precisamente es “uno de los problemas importantes para el desarrollo industrial local de la zona y una causa de la elevada tasa de paro”. El porcentaje de abandono escolar temprano y estudios secundarios sin finalizar en el área metropolitana superaría el 38%. En paralelo, denuncia la “política privatizadora” que ejerce la Junta, con los recortes en la pública.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha), a partir de un informe de elaboración propia sobre la educación en la Bahía de Cádiz (basado en datos obtenidos de distintas fuentes oficiales y sindicales, entre otros), llega a la conclusión de que precisamente es “uno de los problemas importantes para el desarrollo industrial local de la zona y una causa de la elevada tasa de paro”.

Ello lo relaciona con diferentes parámetros, según expone el preámbulo del estudio consultado por DIARIO Bahía de Cádiz: “existe un elevado fracaso escolar temprano, unos elevados porcentajes de la ciudadanía que no tienen los estudios primarios terminados, la mitad de la población no tienen la ESO terminada y quienes tienen estudios universitarios también son muy bajos”. Además, también se ha encontrado una desigualdad de género en los niveles de estudios, “aunque en los últimos años se ha encontrado una mejoría en este aspecto, si lo comparamos con el resto del Estado y sobre todo con Europa”.

Por otro lado, la Apdha ve “déficits importantes” en las infraestructuras educativas, sobre todo en educación Infantil (guarderías), Formación Profesional (FP; “muy escasa oferta de ciclos formativos y los existentes son poco competitivos para el empleo, con excesiva rigidez organizativa, lo que no favorece la formación para el empleo de la zona”) y atención al alumnado con necesidades educativas especiales. En los niveles de educación obligatoria son menores, “pero se encuentran infrautilizadas, ya que sólo se usan prácticamente para la educación reglada”.

Por último, el informe (AQUÍ, completo) desarrolla una propuesta de sistema educativo alternativo que “además de una mayor inversión humana y económica podría mejorar las enseñanzas de los conocimientos y la transmisión de la cultura a la juventud, y atender enseñanzas específicas que inviten al alumnado a comprometerse en la lucha por la eliminación de la discriminación en cualquiera de sus manifestaciones”.

“UN 38,5% DE ABANDONO ESCOLAR EN LA BAHÍA”

Uno de los puntos sobre los que llama la atención este estudio es que entre la población de las localidades de Bahía (se analizan Cádiz, San Fernando, El Puerto, Chiclana y Puerto Real) “existe un alto grado de abandono escolar temprano y estudios secundarios sin finalizar”, cuantificado en un 38,5%, “siendo este porcentaje superior a la media andaluza, estatal y europea”.

Según los últimos datos de 2018 de Eurostat, el Estado español se encuentra con un 17,9% a la cabeza de la Unión Europea en cuanto a este abandono escolar temprano (jóvenes entre 18 y 24 años que tiene como máximo el título de ESO). La media de la UE-28 es 10,6%, y en Andalucía ronda entre el 22 y 21%.

La delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Cádiz no ha dudado en salir al paso de ese alto porcentaje apostillando que “hablar de abandono escolar sólo debería atenderse a los datos de la enseñanza obligatoria, por lo que el dato, además de erróneo, desvirtúa la interpretación de la información”. Y añade que, “haciendo un estudio estadístico de los indicadores y parámetros facilitados por el sistema de gestión académica” de la propia consejería, “la tasa de abandono estaría en torno al 15%; porcentaje que ha disminuido en los dos últimos cursos”.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía sigue anotando que ese abandono temprano de la educación y la formación “puede acarrear diversos costes tanto privados y sociales, como económicos en la sociedad”. Y es que los beneficios de la educación “van desde la mejora de la situación laboral futura, mayor participación laboral, mejores salarios e ingresos tributarios más elevados hasta la conformación de individuos bien informados”, se subraya en el informe. Estos jóvenes que no estudian y sí trabajan, acceden a los empleos más precarios; de hecho, “si como parece” la generación de empleo cada vez va más ligada a niveles de formación más altos, “la falta de formación de la ciudadanía podría ser una de las razones del paro tan elevado en la zona”.

Añade la asociación que está detrás del informe que se niegan también oportunidades laborales “con la escasa oferta de plazas públicas de FP”, lo que “supondría una ventana de oportunidades en el resurgimiento industrial de la Bahía”.

Aproximadamente la mitad de la población de la comarca (sin contar Jerez y Rota, si la entendemos como Bahía mancomunada) sólo tiene estudios secundarios (hasta ESO, bachillerato o ciclos formativos, tanto de grado medio, como superior). Un dato muy inferior al porcentaje que se da en el global de Andalucía y de España (71,5% y 74,3% respectivamente). En el mismo sentido, el nivel de estudios universitarios en esta área metropolitana es bastante bajo (13,4%) si se compara con la media del Estado (30,6%), mientras en la comunidad autónoma alcanza el 25%.

Según datos de 2018, en el caso de la capital ni el 17% del total de su población tiene estudios más allá de los obligatorios (y más de un 13% estudios primarios incompletos); en San Fernando, el porcentaje de empadronados con estudios superiores no llega al 13%; en El Puerto se acerca al 14%; en Chiclana, supera por los pelos el 9% (y más del 22% no llega ni a estudios primarios finalizados); y en Puerto Real, ronda el 10,2%.

Presentando el informe en la sede de la Apdha / FOTO: Eulogio García

EL “ACOSO” A LA ESCUELA PÚBLICA

Por otro lado, se denuncia el “acoso” que la Junta de Andalucía, ahora con gobierno de derechas, realiza sobre la escuela pública de la Bahía “con una política salvaje de supresión de unidades, supresión a la que parece blindada la escuela privada y concertada”, lo que “favorece una formación diferente dependiendo de los estatus socioeconómicos de las familias, favoreciendo la desigualdad social”.

Ante esa afirmación, la delegación territorial de Educación replica que estos años “se han presentado los mayores presupuestos de la historia de Andalucía en educación”, algo que, con todo, se debe a las diferentes medidas obligadas frente a la pandemia del coronavirus (profesorado y limpieza extras), un dinero que además la Junta ha recibido de fondos Covid del Estado.

La entidad social subraya que “nunca en la historia de la democracia se ha dado un recorte tan importante en líneas escolares de la escuela pública”. Así, con la excusa del descenso de la natalidad, en los últimos cinco cursos la consejería de Educación ha eliminado en toda Andalucía unas 2.200 aulas: “2.050 eran de la escuela pública”. Y es que parece que este problema, como llevan denunciando años sindicatos y la Marea Verde, “no parece repercutir en la escuela privada-concertada que está totalmente blindada y con la que se siguen renovando y ampliando conciertos”.

Destacan que en el curso 2019/2020 se suprimieron 413 líneas en la comunidad autónoma, siendo Cádiz una de las provincias más afectadas y en concreto en la Bahía. En la capital gaditana, de cara al curso que ahora comienza, la consejería en manos de Ciudadanos tiene planificado suprimir líneas en los institutos Columela, San Severiano, Cornelio Balbo, Alberti y en los colegios Carlos III y Gadir.

En el informe se constata igualmente que España es el tercer país de la UE, por detrás de Bélgica y Malta con menos alumnado en la escuela pública. En Europa, el alumnado matriculado en la pública es mayoritario, el 87,5% del total; en nuestro país es del 69%. Volviendo a la ciudad de Cádiz, se calcula que más del 60% del alumnado de Primaria y Secundaria está matriculado en colegios privados-concertados.

Por el contrario, aproximadamente el 82% de niños y jóvenes con dificultades de aprendizaje y el alumnado migrante está matriculado en la escuela pública, “lo que demuestra la poca sensibilidad de la patronal de la escuela privada”, la que hace negocio con la educación.

En cuanto al impacto de la pandemia del Covid-19, los redactores del estudio concluyen que durante el confinamiento obligado la desigualdad social ha afectado a la educación de una gran parte del alumnado, ya que “la brecha digital, la pobreza y la precariedad en las condiciones de vida de las familias más desfavorecidas han hecho evidente que la educación digital no puede ser de ninguna manera igualitaria y el resultado ha sido que la segregación escolar ya existente se ha consolidado y ampliado.”

Y se resalta la necesidad de implementar políticas educativas compensatorias como profesorado de apoyo, grupos de alumnado reducido, personal especializado, dotar de comedores y equipamientos escolares “en aquellos contextos sociales donde se necesite”, y además se denuncia la necesidad de mantener los puestos de trabajo creados durante la pandemia.

Este informe ‘Panorama de la educación en la Bahía de Cádiz’, que se nutre de diferentes fuentes (Ministerio de Educación, Junta de Andalucía, INE, Observatorio Argos, Eurostat, OCDE, sindicatos, Marea Verde, medios de comunicación…), finaliza recordando que “la educación es un derecho básico del ser humano, no un negocio, por lo que hay que apostar firmemente por una escuela pública, igualitaria, participativa, plural, laica y de calidad”.

Los comentarios están cerrados.