DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El tranvía de la Bahía, más cerca: retomadas las pruebas dinámicas que se extenderán “gradualmente” por todo el trazado de la línea


El tranvía de la Bahía de Cádiz ha iniciado su segunda fase de pruebas dinámicas, tras aquellas primeras que realizara a finales de 2014. Proceso que ya no se detendrá hasta la puesta en servicio al fin de esta primera línea entre Chiclana y Cádiz, atravesando San Fernando, se calcula que en la segunda mitad de 2017. Los primeros ensayos se circunscriben a la playa de vías de los Talleres y Cocheras en Pelagatos hasta la parada anexa, pero gradualmente se irán extendiendo por el trazado tranviario y, cuando lo permita Fomento, por las vías del ferrocarril hasta la capital. La Junta está centrada ahora además en ultimar los convenios con Adif, para el uso de esas vías, y con Renfe, para que se asuma de la gestión de la línea.

El tranvía de la Bahía de Cádiz ha iniciado una segunda fase de pruebas dinámicas, tras aquellas primeras que realizara durante noviembre de 2014. Proceso que ya no se detendrá hasta la puesta en servicio de esta primera línea entre Chiclana y Cádiz, atravesando San Fernando, se calcula que en la segunda mitad de 2017. En concreto, este miércoles se han retomado estos ensayos –que se irán extendiendo, de forma gradual- con la primera circulación con un tren ligero de la flota del ferrocarril metropolitano, mediante un recorrido en el interior de Talleres y Cocheras, instalación ubicada en el Polígono Industrial de Pelagatos de Chiclana, y que discurre hasta la primera parada del trazado, anexa al mencionado edificio.

La delegada territorial de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía en Cádiz, Gemma Araujo, ha destacado en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que “el reinicio de las pruebas con trenes en el trazado tranviaria marca la recta final del proyecto, ya que los ensayos tendrán a partir de ahora una continuidad”.

“Todos los esfuerzos se centran ahora en el desarrollo de las diferentes fases de las pruebas dinámicas, la culminación de la homologación de las unidades para su circulación por vía ferroviaria, así como en formalizar el consenso alcanzado con el Ministerio de Fomento que posibilite rubricar los convenios para la conexión física de las vías del tranvía y el ferrocarril, así como la prestación del futuro servicio por parte de Renfe Operadora”, detalla Araujo, quien entiende además que las pruebas dinámicas “contribuirán también a una familiarización de la ciudadanía con el futuro sistema de transportes, que se irá convirtiendo en un elemento cotidiano, con el que tendrán que convivir peatones, vehículos privados y ciclistas”.

Estas primeras pruebas tienen por finalidad cotejar la correcta geometría de la plataforma al paso de la unidad y la compatibilidad del vehículo con la playa de vías de Talleres y Cocheras. Se circula, inicialmente, a una velocidad muy baja, denominada técnicamente paso de hombre, por todas las vías del edificio de Pelagatos, comprobando su adecuación al gálibo de la catenaria y su ajuste correcto a la plataforma de vía, hasta llegar a la parada denominada también Pelagatos, a unos 100 metros de distancia.

Una vez concluya esta fase en el interior de las Cocheras y hasta la parada anexa, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía abordará ya los trayectos en pruebas por el trazado comercial, entre Pelagatos y la parada término del trazado tranviario, es decir, en el Nudo de la Ardila, en San Fernando. La extensión de este recorrido superará al que se desarrolló durante noviembre de 2014, fecha en la que aún no estaba concluida la obra en el tramo urbano chiclanero, ni los Talleres y Cocheras y, en consecuencia, los ensayos se circunscribieron a los diez kilómetros que distan entre La Ardila y la parada interurbana en el Pinar de los Franceses. La actual fase amplía su recorrido hasta los 14 kilómetros de trazado tranviario.

En las primeras semana de circulaciones por el trazado comercial, la Junta, con el soporte técnico de la asistencia técnica para la pre-explotación, desarrollará estas pruebas de gálibo y adecuación a la plataforma por la traza urbana de Chiclana, de unos cuatro kilómetros de longitud, a velocidad de paso de hombre, ya que en este recorrido no hay bagaje previo de 2014, como sí sucede con el tramo entre Pinar de los Franceses, en la salida de Chiclana, y La Ardila, en el municipio isleño.

Posteriormente los ensayos se irán extendiendo, de forma gradual, desde el tramo urbano de Chiclana hasta La Ardila, y se abordará una segunda fase, consistente en pruebas sobre aceleración, frenado y chequeo general del funcionamiento, que serán especialmente intensas en el tramo interurbano, al presentar menos limitaciones que los tramos urbanos.

Finalizada esta fase, se acometerán las pruebas de integración con los sistemas e instalaciones (señalización y comunicaciones), que permiten ya cotejar la marcha de los trenes en interacción con la semaforización que regula el tráfico ferroviario y con los dispositivos de comunicación entre el tren, puesto de mando y las propias paradas. Estos ensayos de integración son también nuevos, ya que en noviembre de 2014, cuando se efectuaron los primeros recorridos, sólo estaba operativo el sistema energético (catenaria, subestaciones de tracción y acometida), pero no el de señalización y el de comunicaciones.

La última fase, que es la denominada pruebas en blanco, o simulación de marcha comercial sin pasajeros, será ya la que anteceda a la puesta en servicio comercial, y consiste en efectuar la misma dinámica de explotación comercial (cumplimiento de frecuencias, tiempos de viaje, de espera en paradas, etc…), pero sin usuarios, a modo de último chequeo. No se concretan fechas sobre cada uno de estos pasos en este proceso de pruebas dinámicas.

HOMOLOGACIÓN EN VÍA FERROVIARIA

En paralelo a las pruebas tranviarias, la consejería de Fomento y Vivienda última ya la fase final de la homologación de las unidades del tranvía para su circulación por vía ferroviaria entre La Isla y Cádiz, que está desarrollando de manera coordinada con Adif, Renfe y la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. La finalización de este procedimiento de homologación, especialmente complejo al tratarse de una unidad prototipo, híbrido de tranvía ligero y ferrocarril, “permitirá” la autorización del Ministerio de Fomento para incorporar estos ensayos el tramo ferroviario, entre La Ardila y la estación central de ferrocarriles de Cádiz, en Plaza de Sevilla, de diez kilómetros de longitud.

Esta primera línea, y de momento única, del tranvía de la Bahía de Cádiz consta de un trazado de 24 kilómetros de longitud, de los que 14 kilómetros corresponden a la plataforma tranviaria de nueva construcción entre Chiclana y San Fernando, y los diez kilómetros restantes a la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz, entre el Nudo de la Ardila y la estación de ferrocarriles central de la capital. En su recorrido se dispondrá de 21 paradas, que darán cobertura a una  población servida de 234.000 habitantes. La Junta calcula que la línea sumará unos seis millones de viajeros al año.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.