DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El segundo puente, sin terminar, cumple un año abierto al tráfico


La Bahía de Cádiz recordó este 24 de septiembre que hace un año, con elecciones generales en el horizonte, y todavía oliendo a alquitrán, el Ministerio de Fomento inauguraba el Puente de la Constitución de 1812, uno de sus proyectos emblemáticos: tras años de retraso y vicisitudes y un sobrecoste inexplicado, motivo de continuo autobombo, polémicas y rifirrafe político hasta el mismo día de su apertura a espaldas de la ciudadanía. Tras un año operativo, para el Gobierno central este megapuente, que todavía no está rematado, es “motivo de proyección turística”, además de haber agilizado el tráfico y de haber mejorado “notablemente” la seguridad de la circulación en el entorno.

La Bahía de Cádiz recordó este sábado 24 de septiembre que hace justamente un año, con las elecciones generales de diciembre de 2015 en el horizonte, y todavía oliendo a alquitrán, el Ministerio de Fomento ‘bendijo’ el Puente de la Constitución de 1812, más conocido como segundo puente (e inicialmente como Puente de La Pepa), uno de sus proyectos emblemáticos: tras años de retraso y vicisitudes y un sobrecoste inexplicado, motivo de continuo autobombo, polémicas y rifirrafe político hasta casi el último día.

E incluso ese acto inaugural estuvo teñido de polémica ya que se hizo a espaldas del pueblo: sólo políticos y allegados, representantes civiles y militares y prensa pudieron vivir este momento histórico, presidido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en mitad del viaducto. A unos kilómetros de distancia, en ambas orillas, en Cádiz y Puerto Real, ciudadanos curioseaban y colectivos protestaban al grito de “el puente es de la gente y no del PP”.

Un puente que ya cruzan diariamente miles de vehículos, menos de lo previsto, pero que a estas alturas sigue sin estar rematado. Se calcula que durante el primer trimestre del próximo año se dé por concluida la instalación de servicios y redes, y el paseo peatonal del barrio de Astilleros, que enlaza el Club Viento de Levante y el parque Celestino Mutis.

El imponente segundo puente sobre la Bahía de Cádiz es una de las actuaciones de mayor magnitud y complejidad que ha acometido Fomento en los últimos años; tras una inversión de más de 500 millones (pese a que se adjudicó por 272) y más de ocho años de trabajos (aunque deberían haber estado listo en menos de cuatro), y vicisitudes. El puente gaditano presume de ser uno de los de mayor luz de vano principal, el tercero en Europa. Además, es el segundo puente marítimo de mayor gálibo vertical del mundo.

En este primer aniversario del megapuente, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, ha vuelto a destacar su puesta en servicio, y “el emblema de modernidad, nuevas tecnologías y capacidad de iniciativa” que representa esta infraestructura “tanto en España como en el marco internacional”.

Con dos carriles por sentido para el tráfico viario y una plataforma dedicada al transporte colectivo (que de momento utiliza regularmente una única línea de autobús que une la capital con Puerto Real y su campus universitario; y que se planteó originalmente para la línea 2 del tranvía metropolitano), Sanz insiste en que esta infraestructura ha supuesto “un hito para la ingeniería española de la última década y un referente para la obra civil”.

Igualmente ha advertido quien además es presidente del PP provincial que en este primer año de funcionamiento se ha podido constatar que este puente es “motivo de proyección turística”, además de haber agilizado el tráfico y de haber mejorado “notablemente” las condiciones de seguridad de la circulación en el entorno.

“La infraestructura ha resuelto un problema histórico de la ciudad, que contaba con un único y obsoleto puente que dificultaba la evacuación en caso de emergencia y congestionaba la circulación diaria de los ciudadanos y trabajadores que se desplazan a Cádiz”, recuerda este político jerezano. No obstante, aún hoy pasan más coches por el viejo puente Carranza que por el inmenso segundo puente.

Finalmente, en su papel de vocero del Gobierno central del PP, ahora en funciones, ha manifestado sentirse “orgulloso” del “compromiso” adquirido por Rajoy con la ciudad”, que ha hecho posible “que se haya cumplido ya un año de la puesta en servicio de una infraestructura con la que Cádiz ha dado “un salto en modernidad a treinta años”.

Los trabajos de esta infraestructura, que todavía continúan, los ejecuta la UTE Puente de Cádiz (Dragados-Drace), que se adjudicó el proyecto por 272 millones de euros; sin embargo, datos de los presupuestos del Estado evidenciaron que la obra superará los 510 millones de inversión (se seguirá pagando hasta 2017), aunque Fomento haya rebajado esta inversión total, no se sabe cómo, a 454,5 millones. La misma empresa Dragados, presidida por Florentino Pérez, que no dudó en estar presente en el acto de apertura de hace un año, llegó a paralizar o ralentizar unilateralmente los trabajos en varias ocasiones exigiendo más dinero por cambios en el proyecto original.

FOTOS de la construcción del segundo puente, AQUÍ
FOTOS de la inauguración del segundo puente, AQUÍ


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.