DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El futuro tranvía de la Bahía ‘llega’ por primera vez hasta la capital

El futuro tranvía de la Bahía que algún día unirá Chiclana, San Fernando y Cádiz, ha cumplido un nuevo hito para esa demorada puesta en servicio. Las pruebas dinámicas que desde hace meses se vienen intensificando en la plataforma tranviaria han dado un paso más: los ensayos se han ampliado por primera vez a la vía férrea, entre los apeaderos de Río Arillo y el de Cortadura, llegando simbólicamente a la capital.

La capital gaditana ha recibido por primera vez al tranvía de la Bahía de Cádiz. El futuro nuevo medio de transporte metropolitano que algún día (se supone que antes de 2021) unirá Chiclana, San Fernando y Cádiz, ha cumplido un nuevo hito para esa demorada puesta en servicio.

Las pruebas dinámicas que desde hace meses se vienen llevado a cabo e intensificando en la plataforma tranviaria han dado un paso más: en la noche del miércoles al jueves estos ensayos se han ampliado por primera vez a la vía férrea, entre los apeaderos de Río Arillo y el de Cortadura.

Estas primeras pruebas se han realizado en colaboración con Adif como entidad encargada de la regulación y control de la circulación del tranvía a su paso por la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz. Las unidades del tranvía han circulado así por las mismas vías que emplean los trenes de Renfe (que, a su vez, explotará el tranvía metropolitano) a lo entre San Fernando y la capital. Para ello y de acuerdo con Adif (dependiente del antiguo Ministerio de Fomento) se ha escogido una banda horaria nocturna, sin servicio comercial.

Desde la Junta de Andalucía, promotora del proyecto, se trata de “un hito decisivo en el avance final del proyecto fruto de la colaboración entre las dos administraciones”. Este tranvía, se repite, “es pionero en territorio español, ya que es la primera vez que un tranvía circula por la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) del Estado”. Solamente con carácter previo, estas unidades del tranvía gaditano ya circularon por vías férreas en el norte de España, donde se desarrolló la fase de homologación del material móvil.

Estos ensayos, que lleva a cabo la consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, habían llegado antes del estado de alarma ante la crisis sanitaria del coronavirus, el pasado mes de marzo, hasta la zona mixta o de transición en Río Arillo. A partir de la pasada madrugada, el tranvía circula ya en pruebas por las vías del tren, añadiendo seis kilómetros a los casi 15 kilómetros de recorrido en pruebas ya existentes, desde el inicio del itinerario en Pelagatos (las cocheras, en Chiclana), hasta Río Arillo (la salida de La Isla).

Antes de la circulación por vía férrea, la Agencia de Obra Pública de la Junta ha debido ejecutar la modificación de la catenaria, sin la cual no hubiera sido posible pasar los trenes de la zona tranviaria a la zona ferroviaria. “Estas operaciones exigen una estrecha relación y colaboración entre la administración autonómica y del Estado”, se insiste en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

La homologación del material móvil es un proceso imprescindible para trenes nuevos como este tranvía, prototipo fabricado expresamente para la explotación de un sistema híbrido y pionero en el Estado español, que combina su circulación por vías tranviarias y ferroviarias.

Desde la parada mixta de Río Arillo (que servirá para trasbordos con Cercanías, ya que no todos los tranvías completarán el recorrido hasta la capital) hasta la parada término de la estación de Cádiz hay un recorrido de diez kilómetros por vía férrea, que compartirán el tranvía metropolitano y los servicios operados por Renfe (Cercanías, medias distancias, largas distancias…).

Además, en cuanto a avances cualitativos, la jornada en pruebas de los trenes por la zona tranviaria se ha ampliado a las 15 horas y se ha incorporado a las mismas personal seleccionado y contratado por Renfe para la operación, incluidos operadores, conductores e interventores de cara a la explotación comercial. En este sentido, se avanza en la fase de formación del personal de operación, a la que seguirán pruebas de robustez y la última fase o chequeo, que serán las denominadas marchas en blanco (simulación de marcha comercial sin pasajeros).

La consejería de Fomento, ahora en manos del PP (que tanto en Chiclana como en San Fernando siempre se ha mostrado reacio a este eternizado proyecto, sobre todo por atravesar el centro de ambas localidades), presume de que ha apostado porque la puesta en servicio comercial del tranvía “sea una realidad, dándole la continuidad a las pruebas dinámicas que antes no tenían; impulsando el proyecto, superando escollos y acelerando la tramitación pendiente para su puesta en marcha”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.