DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El Covid-19 y sus restricciones vuelven a afectar al catamarán de la Bahía: recorta enlaces de lunes a viernes y para en fin de semana

Los servicios del catamarán de la Bahía de Cádiz (que unen la capital con El Puerto y con Rota) vuelven a recortarse, en el contexto del vigente estado de alarma y las últimas restricciones para limitar la movilidad de la población. Se suprimen los enlaces durante el fin de semana, y se reducen entre semana para atender sólo las horas punta.

Los servicios del catamarán de la Bahía de Cádiz vuelven a recortarse, en el contexto del vigente estado de alarma frente a la pandemia del coronavirus y las últimas restricciones impuestas por la Junta de Andalucía para limitar la movilidad de la población (de hecho, está decretado el cierre perimetral de todos los municipios, y solo se puede salir o entrar con causa justificada; al menos hasta el 23 de noviembre).

De este modo, desde el día 14, el Consorcio de Transportes Bahía de Cádiz suprime durante los fines de semana las dos líneas por mar, entre la capital, y El Puerto y Rota.

Si se mantiene activo el servicio de lunes a viernes, aunque igualmente limitado a horarios que buscan atender básicamente a los trabajadores (en hora punta de mañana y mediodía), según se traslada en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

En la línea que conecta El Puerto de Santa María y Cádiz hay cinco rutas, dos menos que las vigentes (a las 7.20, 8.40, 13.30, 14.45 y 15.00 horas); y a la inversa, de Cádiz a El Puerto, los catamaranes saldrán a las 8.00, 9.15, 9.45, 14.20, 15.30 y 16.50 horas (dos menos también).

En cuanto al horario de Rota a Cádiz se reduce a las 7.05, 8.35 y 16.10 horas (dos servicios menos); mientras que de Cádiz a Rota habrá servicio únicamente a las 7.50 y a las 15.35 horas (dos menos que en los últimos meses).

El Consorcio de Transportes reanudó el pasado 6 de julio el servicio marítimo en la Bahía (que explota Secorbus), que ya estuvo suspendido desde el primer estado de alarma (desde el 24 de marzo) por las restricciones de movilidad y el confinamiento, y la consecuente caída drástica de viajeros.

La vuelta del servicio de transporte marítimo llegó con un refuerzo de las medidas de protección y seguridad y un protocolo de limpieza y desinfección diario de todas sus embarcaciones y terminales, así como la colocación de señales en el suelo y pasillos de las terminales para garantizar una distancia de dos metros entre los pasajeros, sobre todo en las pasarelas de embarque. Además, se recomienda que el pago del billete, tanto para salida inmediata como de forma anticipada, se realice con la tarjeta del Consorcio, o con tarjeta bancaria.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.