DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Continúa la huelga de trabajadores de la industria auxiliar de los astilleros gaditanos, y el “intento de criminalización” de su lucha

Tercera jornada de conflicto en los astilleros de Puerto Real y San Fernando, con la producción paralizada por trabajadores de la industria auxiliar. Se ha decidido continuar con la huelga indefinida promovida por la Coordinadora de Profesionales del Metal de la Bahía de Cádiz, y además, pedir la dimisión de la presidenta del comité de Navantia en Matagorda por sus palabras hacia estos compañeros. “No es solo faena lo que se reivindica, señoras y señores de los comités, sino dignidad en el trabajo para todos aquellos a los que no protegéis ni amparáis”, defiende por su lado la Confluencia Sindical de la Bahía. Mientras, la Femca, patronal del sector, habla de una industria naval “secuestrada” y de “situación insostenible”.

Tercera jornada de conflicto en los astilleros de Puerto Real y San Fernando, con la producción paralizada por los trabajadores de la industria auxiliar. Tras asambleas en la mañana del miércoles se ha decidido continuar con la huelga indefinida promovida por la Coordinadora de Profesionales del Metal de la Bahía de Cádiz, y además, pedir la dimisión de la presidenta del comité de Navantia Puerto Real, Margarita Forné, que estos días ha cuestionado y se ha desmarcado claramente de esta movilización que preocupa, y mucho, a la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz (Femca), que ya habla de que la industria naval “está secuestrada”.

La Coordinadora del Metal paralizaba el lunes la actividad en el astillero puertorrealeño y el de La Isla (en el primero se trabaja en varias plataformas de eólica offshore y en La Isla en las corbetas para Arabia Saudí) hasta que “se readmita a los trabajadores despedidos como represalia” tras las protestas de la pasada semana (el jueves se cortó durante un rato el paso al puente Carranza); varios de ellos han acampado en la entrada a Matagorda. De este modo, a la demanda de carga de trabajo “digna” y al cumplimiento del convenio colectivo, se suma ahora esta exigencia.

Y viendo la reacción de estos días (el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, se acercaba el martes a la misma protesta en Puerto Real para apoyar la “lucha”), la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz (que agrupa a CGT, SAT, Ustea, CNT El Puerto, CTA, CPM y Autonomía Obrera) ha denunciado el “intento de criminalización” de los compañeros de la Coordinadora por parte del comité de empresa de Navantia Puerto Real así como “las presiones y advertencias” que están recibiendo por parte de “encargados” de ambos astilleros los compañeros que están secundando el paro indefinido.

En el mismo sentido, estos sindicatos alternativos entienden en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que la “pretendida responsabilidad” de la “paralización de procesos de selección”, de “pérdidas de contratos” y cualquiera otros “males” supuestamente sobrevenidos al sector naval gaditano por presente “conflicto” con la industria auxiliar, “son meras argucias de la patronal y sus servidores para desmantelar la lucha y así convertir el sector en un cortijo”.

“EL COMITÉ DE EMPRESA HABLA CON VOZ DE PATRONAL”

Por otro lado, la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz denuncia enérgicamente la actitud y las palabras del comité de empresa de Navantia Puerto Real al respecto. La presidenta del mismo, Margarita Forné, en Radio Cádiz, ha realizado “una serie de acusaciones, además de lanzar inadmisibles insinuaciones”, contra estos operarios de contratas en paro indefinido.

Estos sindicatos ponen en cuestión que Forné “tacha de ‘actuaciones salvajes’ la lucha de unos trabajadores por mejorar unas condiciones laborales que sí son realmente ‘salvajes’, que ha conllevado decenas de accidentes (algunos mortales, como el de hace dos años) y que precarizan y empobrecen directa e indirectamente a toda la población gaditana”.

“El comité de empresa de una plantilla minoritaria respecto al conjunto de trabajadores que mayoritariamente conforman el sector de la naval de Puerto Real intenta, nuevamente, criminalizar la lucha y las reivindicaciones de los que deberían estar acogidos a las mismas condiciones laborales y contractuales que disfrutan sus compañeros de plantilla y el propio comité”, se añade.

Un comité que, para la Confluencia Sindical, “habla con voz de patronal, que aprovecha los medios para gastar minutos y páginas en realizar un alarde de autobombo de sus pretendidos logros mientras condena y desprestigia a los trabajadores que sufren precarización y represión laboral, amenazas con las famosas ‘listas negras’, arbitrariedad en las fórmulas y procesos de contratación…”.

Según la presidenta del comité de Puerto Real, estos trabajadores “engañan a la ciudadanía” y buscan “su propio interés en detrimento del bien general”. Para estos sindicatos alternativos, “de eso debe entender bastante un comité de empresa que ha permitido y continúa permitiendo la destrucción de puestos de trabajo de una empresa pública que ha perdido progresivamente a la inmensa mayoría de su plantilla favoreciendo así las diversas fórmulas de subcontratación y la precarización de todo el sector, que abandona a su suerte al conjunto de trabajadores subcontratados que realizan su labor dentro de sus propias dependencias y que mira para otro lado ante las tremendas injusticias que suceden ante sus ojos”.

“No es solo carga de trabajo lo que se reivindica, señoras y señores de los comités, sino dignidad en el trabajo para todos aquellos a los que no protegéis ni amparáis”, reitera la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz, que considera que los gaditanos “ya no se dejan engañar tan felizmente como presuponen los comités de empresa de los astilleros y ya conocen quiénes son los que constantemente lo pretenden. Quizás eso es lo que pone tan nerviosa a Margarita Forné (de CCOO) y le empuja a intentar desacreditar a la Coordinadora de Trabajadores del Metal, que está dando un ejemplo de dignidad luchando por acabar con los despidos arbitrarios, las listas negras y los incumplimientos del convenio del metal”.

“Hace tiempo que sufrimos la desgracia de actitudes más propias de un comité de la empresa. Y que, en ese sentido, utilizan igual que la empresa la precarización y la arbitrariedad en las contrataciones como armas para reprimir y controlar a la plantilla de la auxiliar”, sentencian CGT, SAT, Ustea, CNT El Puerto, CTA, CPM y Autonomía Obrera.

En este contexto, estos sindicatos alternativos terminan subrayando que los trabajadores del metal en lucha “nos tendrán siempre a su lado en la brega por conseguir carga de trabajo con dignidad. Y nadie que no tenga un mínimo de conciencia de clase, de la que esta Bahía conoce muchas páginas gloriosas, puede dejar de poner el acento precisamente en eso último: en la dignidad obrera”.

“LA INDUSTRIA NAVAL EN CÁDIZ ESTÁ SECUESTRADA”, SEGÚN LA PATRONAL

Otra versión muy distinta es la de la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz (Femca), que dibuja un escenario “insostenible” y se llega a poner en la piel de los operarios que no quieren hacer huelga. “Las empresas y los trabajadores reales de la industria auxiliar naval ya no pueden más”, remarca.

“La situación es insostenible y las empresas han acordado la suspensión del contrato de las plantillas ante una situación provocada por la Coordinadora, en la que Navantia no garantiza el acceso a los tajos y las fuerzas del orden no impiden que se lleven a cabo actos ilegales contra quien quieren trabajar”, se relata.

Así, la patronal del metal advierte: “no queremos despedir a nuestra gente pero estas acciones de la Coordinadora contra los trabajadores no nos están dejando otra opción; que al menos no nos cueste la supervivencia”.

“Los trabajadores que quieren ejercer su derecho al trabajo son insultados, amenazados y perseguidos habiéndose llegado incluso a la amenaza a sus familiares si mantenían la intención de trabajar. Eso es lo que realmente quieren, trabajar, acceder a su puesto de trabajo y que se les permita con todas las garantías”, se agrega en la nota difundida por la Femca.

Además, la patronal dice no entender cómo se ha permitido acampar en la zona de los tornos en Puerto Real, “en un aparcamiento que es privado de Navantia en el que tienen que ser ellos los que gestionen los accesos y las estancias”.

“No entendemos cómo se pide carga de trabajo usando argumentos y acciones que lo que hace es ahuyentar a los clientes”, sentencia la Femca, considerando que en este escenario “hay que añadir la imagen que vamos a dar en breve a los clientes que han de recibir los trabajos que se han de terminar a mediados de septiembre y que van a acumular un retraso que puede provocar que no quieran repetir en la Bahía”.

🤞 Apúntate al nuevo BOLETÍN semanal de DIARIO Bahía de Cádiz. Lo recibirás GRATIS en tu email.

No enviamos spam / Podrás darte de baja cuando desees
Lee nuestra política de privacidad para más información

Los comentarios están cerrados.