DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Un estudio sobre el terreno halla indicios de la existencia de una fosa común de víctimas del franquismo en la zona del Parque Scout

El Ayuntamiento de Jerez ha presentado los resultados del estudio por georradar llevado a cabo en la zona del Parque Scout y las calles Juan Antonio Romero y José Cádiz Salvatierra para la localización de víctimas de la represión franquista. A partir de este informe de la UCA, se llevarán a cabo sondeos arqueológicos para confirmar la existencia de la fosa. En paralelo, un grupo de memorialistas jerezanos, haciendo balance del presente mandato, ha cuestionado la “descarada politización de la memoria histórica por parte del PSOE”, que ha conllevado que se hayan llevado a cabo apenas algunos “gestos” en estos años.

El Ayuntamiento de Jerez ha presentado los resultados del estudio por georradar llevado a cabo en la zona del Parque Scout y las calles Juan Antonio Romero y José Cádiz Salvatierra para la localización de víctimas de la represión franquista.

Entre las conclusiones del informe, que ha elaborado un equipo de la Universidad de Cádiz, el concejal de Dinamización Cultural, Francisco Camas, ha destacado que “el estudio avala indicios importantes sobre la existencia de una localización determinada donde podrían encontrarse restos de las víctimas de la Guerra Civil”.

Al respecto, ha anunciado “una segunda fase, en la que estamos trabajando, para la que se va realizar un proyecto y de esta forma llevar a cabo una serie de sondeos para confirmar la información del georradar”.

Por su parte, Felipe Barbosa, técnico del servicio de Memoria Histórica y Democrática de la Diputación presente en esta convocatoria, ha agradecido el esfuerzo del Ayuntamiento, a través de la Oficina de Memoria Democrática, para llevar a cabo las prospecciones en el terreno que “se ha realizado con un equipo muy avanzado de la Universidad”.

Por su lado, el arqueólogo Jorge Juan Cepillo ha valorado la iniciativa “muy importante para el caso de Jerez porque es el primer paso para la recuperación no solo de la memoria de las víctimas del franquismo, sino la recuperación física de las víctimas que pudieran estar en las fosas”, al tiempo que ha detallado que el trabajo “extenso, muy bien elaborado y concienzudo, se ha desarrollado sobre una zona muy urbanizada en la que solo hay pequeños espacios donde se podría intervenir para conocer si siguen allí las fosas de los represaliados”.

De este modo, según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, los trabajos desarrollados contemplan como la zona que más posibilidad tenga para localizar los restos la que se conoce como fosa 4, o fosa común, ubicada en el cementerio civil o protestante, junto a la pista deportiva de la Constancia, en el Parque Scout. Tras estos primeros resultados, se procederá, en una segunda fase, que podría comenzar en un plazo de dos meses, el inicio de los sondeos arqueológicos en este espacio para localizar la fosa.

“Se plantearán una serie de espacios de excavación, se retirará el sedimento y se comprobará si esas fosas comunes continúan allí”, ha explicado Cepillo. Si finalmente se localiza la fosa, se realizaría un proyecto para delimitar y excavar en toda su extensión la fosa para definitivamente proceder a la exhumación de las víctimas.

Y el representante de la Asociación de Amigos y Familiares de Víctimas de la represión franquista de Jerez y la comarca, Amaro de la Calle, ha agradecido los apoyos de la Diputación, el Ayuntamiento y memorialistas, y ha señalado que “para la asociación hoy es un día feliz porque damos un paso gigante aunque hay que ser cautos porque no sabemos lo que vamos a encontrar”.

“EL PSOE DE JEREZ HA RALENTIZADO LA MEMORIA HISTÓRICA”

Camas ha aprovechado para incidir en que este estudio por georradar para localizar a las víctimas de la represión se enmarca en las medidas que se han llevado a cabo desde la constitución de la Oficina de Memoria Democrática en Jerez –en el presente mandato-, como la retirada de honores a personajes ligados a la Guerra Civil o la dictadura, la instalación de placas conmemorativas, la retirada de simbología franquista en cumplimiento de la Ley y la acciones de divulgación e investigación.

Estas palabras del edil socialista parecen rebatir las duras criticas lanzadas días atrás por parte del movimiento memorialistas local al hacer balance sobre lo que “ha hecho” el actual equipo de Gobierno del PSOE con la memoria histórica en estos casi cuatro años de mandato: “es incalificable”. “Se ha dedicado a dar un apoyo calculadamente frágil, nada decidido, incoherente, tutelador, con gestos de cara a la galería, sin convencimiento, con mucha desgana y con mucha tirria hacia un movimiento memorialista que no se ha dejado manipular fácilmente”.

Para los denunciantes, “este intento de descarada politización de la memoria histórica por parte del PSOE ha tenido como resultado una batería, corta, de gestos por su parte que apenas han cubierto cinco o seis noticias municipales de prensa a lo largo de unos años”. Además, se añade, “la derecha local ha reaccionado con extraordinaria virulencia e inteligencia, sabiendo en todo momento que no era el PSOE quien llevaba la voz cantante en las iniciativas memorialistas; es decir, en otras palabras, satisfecha de que el PSOE se haya dedicado a cortocircuitar y acordonar sanitariamente las reivindicaciones del movimiento memorialista”.

“En vez de respetar la autonomía del movimiento ciudadano, social y político en la forma que se ha desarrollado en Jerez la memoria histórica, a través de la Plataforma Por la Memoria Democrática, el Ayuntamiento gobernado por el PSOE ha intentado manipular y ningunear las actividades, propuestas e iniciativas del memorialismo jerezano, creyendo quizás que los familiares de víctimas y las víctimas del franquismo son tontos o manipulables y que basta, por ejemplo, con que una alcaldesa se fotografíe ante la prensa en una galería de retratos de alcaldes republicanos para protagonizar, desde la institución municipal, la memoria democrática local”.

Estos memorialistas sentencian que ese “obsesivo, inaceptable y ridículo intento de tutorizar cada respiración, movimiento y gesto reivindicativo que se produce en la ciudad ha dado como resultado un desencuentro entre el Ayuntamiento y memorialistas, más familiares de víctimas, cuya consecuencia ha sido la ralentización de la memoria histórica y democrática de la ciudad”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.