DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Policía Nacional moviliza a agentes de una de sus unidades de élite para reducir a un hombre en Jerez que amenazaba con suicidarse

La Policía Nacional ha evitado en Jerez que un hombre, con una enfermedad mental diagnosticada, se suicidara con dos cuchillos. Intervinieron en este operativo, en el mismo domicilio, agentes antidisturbios, del equipo territorial de negociación (que tras cuatro horas no lograron que desistiera), y del GOES, que acabaron desarmando al atrincherado.

La Policía Nacional ha evitado en Jerez que un hombre de 53 años de edad cumpliera con su propósito de quitarse la vida con dos cuchillos en el interior de su vivienda.

Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado 14 de mayo cuando los servicios médicos del 061 recibieron un aviso en el que comunicaban que había una persona en su domicilio que presentaba síntomas de ansiedad.

A la llegada del equipo sanitario, se comprobó que tenía un historial con intentos previos de suicidio y con episodios familiares de similar naturaleza. Los facultativos observaron además que ocultaba dos cuchillos y se encontraba muy alterado; por tal motivo y dado lo peligroso de la situación, decidieron salir de la casa y dar aviso a la Policía Nacional.

Hasta el lugar acudieron varios indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadana y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR, antidisturbios), cuyos agentes no pudieron calmar a este individuo, con una enfermedad mental diagnosticada, y que afirmaba oír voces que le ordenaban que se cortara el cuello.

De este modo, según detallan desde la Policía en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, se dispuso la activación del protocolo provincial de incidentes críticos y la movilización del Equipo Territorial de Negociación perteneciente a la Comisaría Provincial.

Los negociadores interactuaron “durante cuatro horas” con esta persona “con un perfil psicológico extremadamente complejo con claros indicios autodestructivos y escaso apego a terceras persona”. Todo ello acentuado por la circunstancia de que no seguía el tratamiento médico prescrito por los psiquiatras que le tratan.

No hubo manera: tras el estancamiento de las negociaciones y ante el inminente riesgo de que se terminara matando, se requirió la intervención de un equipo con sede en Sevilla del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES, una de las unidades de élite de la Policía, junto a los GEO), que procedió a desarmar y reducir al atrincherado “en una rápida intervención que finalizó sin ningún herido”.

El operativo acabó con el trasladado de esta persona al Hospital de Jerez, donde quedó ingresado para su valoración y tratamiento psiquiátrico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.