DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“La Junta utiliza el adoquín como arma arrojadiza”: el Ayuntamiento confía en que un juez decida sobre las obras de Corredera-Esteve

La Junta ha rechazado al recurso del Ayuntamiento de Jerez contra la orden de paralización de las obras del eje Corredera-Esteve. La administración andaluza entiende que el adoquinado que se está retirando es un bien inmueble y por lo tanto el Consistorio no tiene competencias sobre él, punto que rechaza el Gobierno local que anuncia una demanda ante el Contencioso Administrativo. El PSOE interpreta que el Gobierno andaluz de derechas busca “hundir” la ciudad, mientras el PP cuestiona que la alcaldesa antepone su “ego” al cumplimiento de la ley.

La Junta de Andalucía ha rechazado al recurso presentado por el Ayuntamiento de Jerez contra la orden de paralización de las obras del eje Corredera, Esteve, Santa María y Cedrón, en pleno centro. La administración andaluza entiende que el adoquinado que se está retirando es un bien inmueble y por lo tanto el Consistorio no tiene competencias sobre él.

El concejal de Urbanismo, José Antonio Díaz, lamenta esta decisión y entiende que la Junta, ahora con gobierno de derechas, “opta por la confrontación política, por judicializar y por generar retrasos y perjuicios en una actuación que es vital para el desarrollo sostenible del centro de Jerez, porque este proyecto, reduce la contaminación acústica, facilita la movilidad, mejora la accesibilidad, y respeta las señas de identidad aprovechando un elemento como es el adoquín que vamos a reutilizar en otras zonas del centro histórico”.

Ante esta situación, el Gobierno local del PSOE avanza que presentará una demanda ante el Contencioso Administrativo: “que sea un juez el que determine quién tiene las competencias en esta materia”.

“Ya está bien de castigo de la Junta a esta ciudad, lo único que pretenden es hundir el desarrollo económico y social de la ciudad por intereses partidistas, generando un perjuicio a comerciantes, al mercado, a los taxistas, a autobuses y a la ciudadanía en su conjunto. No han sido capaces de ponderar las consecuencias y los efectos de su resolución, habiendo tenido la posibilidad de suspender dicha paralización por el impacto económico y social que esto genera”, insiste este edil socialista en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Díaz reitera que “estamos ante un nuevo atropello de la Junta con respecto a las obras del eje Corredera-Esteve. Estamos convencidos de la solidez jurídica de nuestro argumento, y la Junta lo que pretende es usurpar la competencia que tiene delegada este Ayuntamiento. Vamos a defender nuestra autonomía local y un proyecto que cumple con todos los requisitos legales”.

“Nos habría gustado que el diálogo diera sus frutos porque de hecho el Ayuntamiento se ha mostrado flexible, dispuesto a modificar parcialmente el proyecto, pero –considera el concejal de Urbanismo- está claro que la Junta lo que quiere es usar el adoquín como arma arrojadiza. El debate no es el adoquín sí, o el adoquín no, el debate es si la Junta respeta la autonomía y las competencias municipales. Tenemos delegadas las competencias en la Comisión Local de Patrimonio, y este conflicto no tiene sentido alguno”.

Sentencia José Antonio Díaz que la Junta en Cádiz “no va a gobernar en Jerez, que deje de esconderse detrás de un adoquín. Pero debería respetar la autonomía local y la voluntad legítima de los ciudadanos, expresada en las urnas”.

La actuación promovida por el Ayuntamiento con fondos europeos, adjudicada a la empresa Manuel Alba por algo más de 500.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, comprende un nuevo diseño en plataforma única (que supone la retirada de gran parte del adoquinado y el asfaltado), carril bici, reforma y ampliación de acerados, la colocación de macetones, y en paralelo, la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento por parte de la concesionaria Aquajerez.

La delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico (en manos del PP) ordenaba en junio esta paralización al considerar que el pavimento del casco histórico como un bien inmueble y que su retirada requiere su autorización previa ya que excede las competencias transferidas al Ayuntamiento. Mientras, el Gobierno municipal liderado por Mamen Sánchez alega que no hay demolición del adoquinado y que por tanto el proyecto no está sujeto a autorización de la Comisión de Patrimonio Provincial, sino que su ejecución es competencia municipal.

“LA JUNTA SÍ ESTÁ VELANDO POR EL INTERÉS GENERAL DE JEREZ”, SEGÚN EL PP

Mientras, el PP local no duda en defender a ‘su’ Junta, y no duda en afirmar que el problema surgido en las obras del eje Corredera-Esteve “tiene una fácil solución: adaptar el proyecto a la ley”.

“Mamen Sánchez ha antepuesto su ego al cumplimiento de la ley; para la alcaldesa es más prioritario confrontar con la Junta que solventar un grave problema creado por ella o que plantear un modelo de ciudad a la altura de Jerez”, interpreta la edil conservadora Almudena Martínez.

Esta formación de derecha advierte que el empeño de la primera edil socialista de quitar el adoquín “sea como sea, no puede salirle más caro a los jerezanos, que ven cómo la obra de esta importante arteria está paralizada por culpa de Sánchez, incapaz de aceptar que tiene que cumplir la ley y cerrada en banda en la confrontación política en la que convierte permanentemente su mala gestión”.

“Al menos los jerezanos pueden estar tranquilos porque, aunque el PSOE de Mamen Sánchez no lo esté haciendo, la Junta sí está velando por el interés general de la ciudad”, sentencia el principal partido de la oposición.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.