DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“La corresponsabilidad de Pemán en el golpe de estado de 1936 y el genocidio franquista, un hecho probado que nadie puede negar”


El Ayuntamiento de Jerez, entonces ‘del PP’, colocaba en diciembre de 2014 en el vestíbulo del Villamarta un busto del escritor José María Pemán. No ha durado más de siete meses: con la llegada del nuevo Ejecutivo del PSOE, en el pleno de julio salía adelante una moción para que se retirara este controvertido busto, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. En esa sesión la concejala de IU, Ana Fernández, calificaba a este personaje como de “fascista, misógino y asesino”. Ahora, aferrándose a estas palabras, la familia del escritor quiere denunciarle por calumnias. La izquierdista está recibiendo numerosos apoyos, como los de la asociación Jerez Recuerda, los del PCA, Izquierda Abierta o Izquierda Unida. “La corresponsabilidad y complicidad de Pemán en el golpe de estado de julio de 1936, así como en el genocidio franquista, es un hecho probado que nadie puede negar”, se subraya.

El Ayuntamiento de Jerez, entonces gobernado por el PP, colocaba el pasado mes de diciembre de 2014 en el vestíbulo del Teatro Villamarta un busto del escritor José María Pemán. El acto de descubrimiento del mismo contó con familiares de este gaditano señalado por su apoyo a la dictadura franquista. Por eso mismo, semanas después la Plataforma por la Memoria Democrática local instaba a su retirada, algo que obvió la derecha. No obstante, con la llegada del nuevo Ejecutivo del PSOE, en el pleno de julio, logró salir adelante –con los votos de PSOE, Ganemos e IU- una moción para que se suprimiera este controvertido busto, en cumplimiento de la conocida como Ley de Memoria Histórica.

Durante dicha sesión plenaria, la concejala izquierdista Ana Fernández, en la defensa de la propuesta, llegó a calificar a Pemán de “fascista, misógino y asesino”. Y aferrándose a estas palabras, la familia del escritor ahora quiere denunciar por calumnias a la edil.

Los hijos del escritor aseguran con esta querella –que seguirá adelante si Fernández de Cosa no se retracta de esas manifestaciones- no querer entrar a discutir la legalidad de ninguno de los acuerdos del Ayuntamiento, ni la posición ideológica que las inspira, como tampoco percibir una reparación económica, “sino tan sólo, en ausencia de su padre ofendido, restaurar públicamente su honor y dignidad, tan gravemente mancillados”.

Al respecto, la Asociación para la Recuperación de la Justicia y la Memoria Histórica Jerez Recuerda ha mostrado su solidaridad con la concejala de IU y avanza que acudirá, si es necesario -y si es requerida- a testificar sobre la complicidad del escritor capitalino con el golpe de estado de 1936, “y por tanto, con todos los hechos acaecidos como consecuencia de la ‘limpieza’ genocida implícita en el programa de los golpistas”.

Jerez Recuerda expone en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que “a pesar de comprender a los descendientes directos de la familia de José María Pemán, e intentar empatizar humanamente con ellos, deben de entender que están obligados por partida doble a asumir cualquier decisión relacionada con la retirada de dicho nombre de cualquier espacio público”. “Por un lado –se agrega- porque la Ley obliga, y por el otro, porque si existe una obligación legal es debido a que la corresponsabilidad y complicidad de dicho personaje histórico y público en el golpe de estado de julio de 1936, así como en el genocidio franquista, es un hecho probado que nadie puede negar a estas alturas, más allá de cualquier consideración de tipo político o etimológico de las palabras empleadas por la concejala”.

Esta asociación entiende que “no existe ninguna excusa o mérito de tipo ‘culturalista’, o de cualquier otro, para defender a ningún personaje histórico involucrado en la propaganda de unos hechos históricos condenables y conocidos internacionalmente, cuya impunidad en el Estado español ha sido más que evidente gracias a la  Ley 46/1977, de 15 de octubre, de Amnistía, que exoneró de toda culpa a los responsables directos y a todos sus cómplices de los delitos de lesa humanidad que se llevaron a cabo en gran parte de la Península Ibérica tras el golpe de estado de julio de 1936, durante el período de conflicto bélico conocido como Guerra Civil y tras él, durante la dictadura de Francisco Franco Bahamonde”.

Del mismo modo, se alienta al Gobierno jerezano, a todos los grupos políticos, a todas las organizaciones sociales, a todas las víctimas, o familiares de víctimas de la Guerra Civil y del franquismo, “y a la ciudadanía consciente en general”, a que “realicen acciones de autoinculpación en caso de que prospere absurdamente cualquier demanda judicial encaminada paradójicamente a criminalizar, cuestionar o mancillar el honor y la dignidad de cualquier persona por denunciar públicamente los actos criminales de lesa humanidad cometidos por los golpistas, o por sus cómplices”. Y se invita a los abogados “a que ejerzan con honestidad la defensa de los derechos humanos y de la legalidad vigente, evitando la caída en la trampa mediática que supone el defender casos cuya trascendencia puede acabar relacionada con un posicionamiento ideológico más que legalista”.

“LOS JEREZANOS EMPIEZAN A DESCUBRIR QUIÉN FUE PEMÁN”

Entre los apoyos que está recibiendo esta concejala jerezana, también están los del Partido Comunista de Andalucía (PCA) en la localidad. “Las palabras pronunciadas por Ana Fernández, en referencia a José María Pemán, no pueden ser calificadas como calumnias, en tanto que basta con profundizar en la historia para comprobar que, más allá de sus discutibles méritos literarios, Pemán fue un personaje declaradamente misógino,  defensor de las prácticas fascistas, de las que hacía pública apología, y que participó de forma activa durante el golpe de estado militar y los años posteriores de represión franquista”, se sostiene.

El PCA local considera que, “para analizar debidamente” la polémica generada en torno a la colocación y la posterior retirada del busto de Pemán en el Villamarta, es necesario retrotrarse al pasado 6 de diciembre, día de en el que se conmemora la Constitución española, “pues fue esa la fecha elegida por el Gobierno Local, entonces del PP, para colocar de forma unilateral y obviando la Ley de Memoria Histórica el busto de un personaje que en modo alguno puede ser ejemplo de los valores que han de fomentarse en una sociedad democrática y cuya figura carecía, como ha quedado demostrado, del consenso necesario entre los jerezanos”. Es por ello que su retirada es “un ejercicio de higiene democrática y de respeto a la memoria de las víctimas de la represión y la barbarie franquista”.

A juicio de este partido, la apertura del debate público en torno a la figura de Pemán “es una buena noticia al permitir que muchos jerezanos sepan verdaderamente quién fue y qué hizo este personaje, lejos de la edulcorada versión alimentada y difundida por la derecha social, política y mediática, aunque evidencia las carencias de una democracia que, hasta la fecha, ha sido incapaz de juzgar y condenar debidamente los crímenes perpetrados durante la dictadura franquista y a sus responsables políticos”. En este sentido, el PCA sentencia que la demanda anunciada por los hijos del escritor contra la concejala izquierdista por llamar asesino a su padre “podría permitir que se juzgue lo que hizo José María Pemán, algo que hubiera sido deseable hacer mucho tiempo antes y que, por ironías del destino, podría llegar a hacerse gracias a la demanda interpuesta por sus hijos”.

“LOS FAMILIARES NO DEBERÍAN PERMITIR SER USADOS COMO ARIETE EN LA BATALLA DE LOS SECTORES ULTRACONSERVADORES”

Izquierda Abierta de Jerez también ha expresado su “más activo apoyo” a la compañera de IU “ante la campaña de descrédito que viene sufriendo por parte de la derecha más recalcitrante de la ciudad. Estos sectores no pueden aceptar que tienen que convivir democráticamente con opiniones distintas a las suyas y que las decisiones institucionales dependen de la voluntad de los jerezanos y no de ningún derecho que tengan otorgados grupos minoritarios y ultra conservadores”.

“El problema que sufren los familiares de José Maria Pemán no lo ha generado la libre expresión de una representante municipal sino el gesto de prepotencia de la anterior Corporación, que impuso, siendo consciente de su provocación, una conmemoración y un monumento, que no merece ocupar  ese sitio. Los familiares de Pemán no deberían permitir ser usados como ariete en la batalla de los sectores ultraconservadores para impedir la expresión política de la mayoría de los jerezanos”, opinan desde IA.

Y se agrega que “no podemos ni queremos olvidar que este régimen, con el que colaboró Pemán, para imponer su modelo social y religioso, asesinó a centenares de jerezanos y jerezanas y reprimió, aterrorizando, cualquier expresión cultural, social o política que no fuera una apología de su mediocridad fascista. Un de los pilares de este régimen fue el misógino ultra conservadurismo católico que con tanto ardor y tan baja calidad literaria defendió el autor”.

“ANA FERNÁNDEZ HABLÓ EN NOMBRE DE IU, NO A TÍTULO INDIVIDUAL”

Y como es lógico, Izquierda Unida en la ciudad también ha expresado su “apoyo más absoluto” a su concejala, así como la “total confianza” de la que goza por parte de toda la formación. “Queremos dejar claro que  durante su intervención en el pleno municipal del pasado mes de julio, Ana Fernández no hizo sino transmitir el pensamiento, el sentimiento y la opinión de la organización local referente al asunto en cuestión,  actuando como portavoz del Grupo Municipal y por ende, de IU Jerez, y no a título personal”.

Los izquierdistas reconocen sobre esa posible querella que “no ha llegado comunicación oficial, por lo que no disponemos de más información que la publicada en algunos medios de comunicación”. En este sentido, “seguiremos con nuestra actividad normal tanto en el grupo municipal como en la organización local, quedando a la espera de la notificación judicial. Una vez se produzca ésta, se procederá a estudiar el caso con el departamento jurídico del partido, para posteriormente adoptar las medidas que se estimen convenientes”.

“Si bien no es una situación agradable tener conocimiento por medio de la prensa que se ha interpuesto una querella contra un miembro de la organización, y que además entendemos que es totalmente injusto que dicha querella se dirija de manera personalizada contra Ana Fernández, quien, en el ejercicio de su función pública, actuaba como portavoz y representante de nuestro grupo municipal,  al menos ha servido para que los jerezanos conozcan la realidad histórica de la figura de José María Pemán y puedan así diferenciarla de esa visión edulcorada que, tanto de él, como de otras muchas figuras importantes del franquismo, se encargaron de proyectar los medios del régimen”, sentencian desde IU, que recuerda que en ese pleno de julio también presentó una batería de 18 medidas para luchar contra los desahucios, “pero por desgracia, no ha recibido la atención mediática que a nuestro juicio merece, habiéndose desplazado ésta casi exclusivamente hacia el asunto de la retirada del busto de Pemán”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.