DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

IU también denuncia “improvisación y manipulación” de la Junta para “tapar la situación catastrófica” del Hospital de Jerez frente al Covid

“La Junta está ocultando la verdadera tragedia a la que se está enfrentando el Hospital de Jerez por la falta de transparencia y de previsión por parte del actual gerente para afrontar la pandemia”. Lo afirman desde IU tras reunirse con CCOO. Se denuncia que “se está sometiendo a la plantilla a una improvisación continua: con plantas Covid que se abren a la una de la mañana, con profesionales contratados sin la formación completa, y sin medios ni recursos suficientes”.

“La Junta de Andalucía está ocultando la verdadera tragedia a la que se está enfrentando el Hospital de Jerez por la falta de transparencia y de previsión por parte del actual gerente para afrontar la pandemia del Covid-19”. Lo afirma el concejal de Adelante Jerez en el Ayuntamiento Raúl Ruiz-Berdejo tras reunirse con trabajadores sanitarios y representantes sindicales de CCOO, junto a la diputada provincial de IU, Carmen Álvarez.

El actual gerente del hospital jerezano, Miguel Ángel Ortiz Valdivieso, “ignora las peticiones de los trabajadores y manipula los datos ofrecidos a los medios de comunicación”. Representantes de CCOO llevan más de tres meses reclamando “veracidad, claridad e información” sobre el plan de contingencia, llegado hace apenas unos días, para asumir la segunda ola de contagios de la pandemia.

Además, en la actualidad (en el momento de la reunión) había 89 enfermos contagiados en planta y la ocupación de la Unidad de Cuidados Intensivos “está muy por encima del 40% anunciado por la Junta porque hay 15 camas UCI ocupadas de las 17 que existen”. Este edil izquierdista insiste en que “los datos ofrecidos por la Junta no se asemejan a la realidad. Los mismos trabajadores no saben de dónde los sacan porque el Hospital de Jerez a día de hoy sólo quedan dos camas libres en UCI de las 17”. Si bien es cierto se han ampliado, de forma excepcional por la pandemia, otras siete camas para UCI, “aunque sin garantizar los equipos completos y los recursos suficientes para que los profesionales puedan trabajar con seguridad y calidad sanitaria”.

Por otro lado, añaden desde IU, actualmente “son 193 los profesionales de todo el área sanitaria de Jerez que se encuentran en aislamiento, de los que 93 han resultado positivos, y que se están sustituyendo con contrataciones precarias, con personal menos cualificado para los puestos requeridos, con menos experiencia y, en algunos casos, sin haber concluido la formación académica”. Además, el personal, sobre todo los equipos de UCI, “presentan preocupantes cuadros de agotamiento”.

En este punto, se defiende que la plantilla debería ser sometida a pruebas PCR “de manera frecuente y constante para prevenir y evitar el aumento posibles contagios”. Así como se considera necesaria “la adecuación de un sitio donde los sanitarios puedan comer y descansar cumpliendo las restricciones sanitarias”.

Adelante Jerez también denuncia, en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, que los recursos materiales “lo reciben a cuentagotas”. En este sentido, las mascarillas FPP2 “se facilitan únicamente al personal específico de las plantas Covid y el resto del personal sólo recibe una mascarilla quirúrgica al día incumpliendo, incluso, las recomendaciones de prevención y de seguridad sanitaria -cambio de mascarilla cada cuatro horas-, poniendo en peligro la salud de los sanitarios”.

A todo ello se suma que el Gobierno andaluz de derechas, en lugar de destinar una mayor inversión para suplir los recortes de los últimos años, acaba de publicar un decreto “en el que priva de sus derechos a los sanitarios anulando vacaciones, permisos y la ley de conciliación, entre otros”.

Raúl Ruiz-Berdejo no duda en insistir en que la administración autonómica “está tapando la verdadera realidad del Hospital de Jerez como consecuencia de la pandemia y de la falta de reacción”. “Se está sometiendo a la plantilla a una improvisación continua: con plantas Covid que se están abriendo a la una de la mañana, con profesionales contratados, en algunos casos, sin llegar a completar la formación, o recién acabada ésta. Sin medios y recursos suficientes para garantizar su seguridad. En definitiva, la Junta está ocultando la tragedia a la que nos estamos enfrentando en el Hospital, un hospital comarcal que da servicio a miles de personas”.

Mientras, la diputada provincial de IU, Carmen Álvarez, subraya que “no estamos de acuerdo con la improvisación de la Junta en esta pandemia, reivindicamos, no sólo la protección necesaria de todos los trabajadores, sino que se cubran las bajas al 100% y que no se recorte más en sanidad, que se aumenten las partidas en los presupuestos para permitir la ampliación de recursos y de unidades UCI en toda la provincia, y especialmente en el Hospital de Jerez, puesto que se trata de un distrito que cubre a una población bastante importante”.

“GRAVE FALTA DE PERSONAL” EN LA RESIDENCIA DE LA GRANJA

Sin dejar Jerez ni el dichoso coronavirus, CSIF ha denunciado la situación que se está viviendo en centros socio-sanitarios en la provincia de Cádiz, en concreto en las residencias de mayores de Jerez y de Algeciras, de titularidad y gestión directa de la Junta. En ambos centros, “la grave falta de personal (ni se cubren las bajas y vacantes ni se cumple la Relación de Puestos de Trabajo) está provocando que la plantilla esté trabajando en un ambiente laboral de estrés máximo, en medio de un panorama excepcional ocasionado por la pandemia”.

Este sindicato asegura que la residencia de La Granja pasa por sus peores momentos, ante el foco de contagios por Covid-19 que sufren tanto usuarios como trabajadores “y que van en aumento día tras día, provocando una auténtica debacle”.

Para CSIF, el plan de choque para reforzar la plantilla que ha puesto en marcha la Junta “llega tarde y es absolutamente insuficiente para poder mantener una sectorización óptima en esta residencia y dar un servicio de calidad”. Además, no se entiende cómo teniendo la experiencia de otros geriátricos, “este centro no ha estado preparado para lo que se pudiera presentar y está funcionando a golpe de improvisación, lo que supone para los trabajadores, a parte del cansancio físico, un cansancio mental”.

Un ejemplo de improvisación, se asegura, es que estas instalaciones “están siendo desinfectadas por el personal de limpieza y alojamiento cuando tendría que hacerse por equipos profesionales especializados, tal y como se ha estado haciendo anteriormente en otros centros, por la Unidad Militar de Emergencias y personal de Bomberos”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.