DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

Instan a “proteger” las chimeneas de la extinta fábrica de botellas de Jerez “para evitar que sean pasto del afán especulativo”

Ganemos Jerez entiende que se debe salvaguardar el patrimonio industrial de la ciudad mediante su correspondiente protección en el Plan General o a través de su inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. En este sentido, pedirá en el pleno de marzo proteger las chimeneas de la extinta fábrica de botellas, ante el temor de que el fondo buitre propiedad de los terrenos acabe con estos “elementos imprescindibles del skyline”.

Ganemos Jerez entiende que se debe salvaguardar el patrimonio industrial de la ciudad mediante su correspondiente inclusión en el Catálogo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) o a través de su inscripción por parte de la Junta en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (como bienes de catalogación general).

En este sentido, esta formación eleva al pleno ordinario de marzo una moción instando a proteger las tres chimeneas de la extinta fábrica de botellas, “herencia y testigo de lo que fue una actividad floreciente pero que tristemente se perdió hace ya más de una década”.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, Ganemos reflexiona que el patrimonio industrial de Jerez “es clara prueba de la necesidad de reconexión, empezando por su debida protección para evitar que sea pasto del afán especulativo”.

E incide en que estas chimeneas “forman ya parte de la fisonomía de la ciudad, vertebran nuestro paisaje urbano y se han convertido en elementos imprescindibles del ‘skyline’ de Jerez. No se entendería una panorámica de Jerez sin la presencia de las chimeneas, pero la inactividad por el cierre y la posterior venta de la empresa propietaria a un fondo buitre nos da que pensar que, tarde o temprano, puedan pasar a engrosar la lista de ‘cosas jerezanas que se han perdido con el tiempo’”.

La historia de la extinta fábrica de botellas “es sinónimo de la notoriedad industrial que vivió Jerez en el siglo XIX al amparo de la entonces pujante industria del vino, y también fiel testigo del declive de esta misma actividad”. Empleó durante más de un siglo a cientos de jerezanos y lo que empezó siendo una industria implantada a las afueras del centro “hoy se presenta como una de las últimas áreas de oportunidad para dotar de equipamientos a esta zona de la ciudad”, entiende esta formación.

“Seguimos insistiendo en que la antigua fábrica de botellas continúa al servicio de intereses meramente especulativos. Es evidente la falta de iniciativa de la administración local para sacarla de su letargo. Hemos planteado la recuperación de los solares de la fábrica como un gran intercambiador que descongestione el centro, pero en el avance del plan de movilidad es que ni se nombra. Seguimos creyendo que en los terrenos de lo que fue la fábrica es compatible un uso residencial con otros usos de interés público y general, pero el Gobierno municipal hace caso omiso”, lamentan desde Ganemos Jerez.

Los comentarios están cerrados.