DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El sendero del Guadalete no será realidad con fondos ITI; la Junta alega que no llegaría a tiempo, aunque no quiere olvidar el proyecto

La última comisión de participación de la ITI de Cádiz ha confirmado la eliminación del proyecto de sendero peatonal y ciclista del río Guadalete a su paso por Jerez, tal y como denunciaba el Gobierno municipal en las horas previas. Como justificación, la Junta alega “problemas en la cesión de parte de los terrenos”, y por lo tanto, que no estaría lista la obra antes de 2023, fecha límite para gastar esta lluvia de fondos europeos.

La última comisión de participación de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de Cádiz ha confirmado la eliminación del proyecto de construcción de un itinerario peatonal y ciclista del río Guadalete a su paso por Jerez, tal y como denunciaba el Gobierno municipal jerezano en las horas previas. Como justificación, la Junta de Andalucía, ahora de derechas, alega “problemas en la cesión de parte de los terrenos” por parte del Consistorio.

Este proyecto, con un presupuesto de 3,7 millones, se trata de una actuación presentada en la comisión de participación de la ITI en octubre de 2016, aprobada en la comisión de participación y seguimiento en abril de 2017, y ratificada dando el visto bueno en la comisión de participación hace prácticamente un año. La idea era ejecutar un sendero peatonal, de bicicletas y ecuestre de 12 kilómetros que partiría de El Portal y alcanzaría La Cartuja serpenteando ambas orillas del río Guadalete.

Desde el Gobierno andaluz se argumenta en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que el pasado mes de marzo, “se recibió un correo electrónico informando, desde el Ayuntamiento de Jerez, en el que se indicaba la dificultad de que Adif le ceda los terrenos en la zona de El Portal, necesarios para desarrollar el proyecto y solicitando un cambio en el trazado, algo inviable a estas alturas de la ITI”.

Con ello, se incidía en la reunión del pasado viernes a los miembros de la comisión, que ante esta situación de “incertidumbre”, “si bien el trabajo ha sido intenso y los avances muy importantes”, aún no se han obtenido la totalidad de los suelos “ni hay un horizonte claro de obtención completa”. Además, “no se ha suscrito el convenio; el plan especial avanza pero requiere aún de meses de tramitación, siendo habitual el retraso en la tramitación de estos instrumentos como consecuencia de las alegaciones, los informes sectoriales y el trámite ambiental”.

Igualmente, se subrayaba que, dentro de estos trámites, la asesoría jurídica e intervención “exigen de forma previa a la licitación, la aprobación del plan especial como titulo legitimante de la actuación y la firma del convenio”. Un plan especial que la Junta calcula que no estará aprobado hasta julio de 2021 “y la firma del convenio no está garantizada por la situación que se ha explicado respecto de la falta de disponibilidad de los suelos”.

“El tiempo estimado de tramitación de la licitación es de seis meses y el tiempo estimado de obra se plantea en 12 meses, pudiendo definirse en el proyecto definitivo uno mayor”, se concreta.

Con todo ello, se defiende que la ejecución de las obras mediante licitación “excedería del marco de fondos europeos y mediante encomienda excedería de los plazos recomendados por fondos europeos para la fiscalización y certificación del gasto, es decir, diciembre de 2022”.

A pesar de todo, la delegada territorial de Fomento de la Junta en Cádiz, Mercedes Colombo, ha dejado caer la intención de su delegación de “no dejar caer el proyecto y seguir trabajando para buscar otras fórmulas posibles para su desarrollo”.

EL GOBIERNO JEREZANO REBATE A LA JUNTA

El concejal de Medio Ambiente, José Antonio Díaz, ya rechazaba el jueves las alegaciones de la Junta con las que se justifica la suspensión del proyecto, “una de ellas, por la falta de disposición de los suelos por parte del Ayuntamiento, algo que es totalmente falso, ya que el 2 de abril, se puso a disposición todos los terrenos necesarios para hacer el convenio y el proyecto”.

A los terrenos del Obispado, se le sumó los de Adif, los del Ayuntamiento y los de la finca de La Corta; y, desde esa fecha “no hemos parado de insistirle a la Junta que agilizaran los pasos, sin haber hecho nada ni tener respuestas”.

La segunda excusa, para este edil socialista, “es aún más grave”. Afirma la administración autonómica que es necesario el Plan Especial del Guadalete, “que lo tiene que realizar la propia Junta”. “Sobre este punto –apuntaba-, tengo que aclarar que este plan no es necesario puesto que la administración autonómica ya cuenta con la disponibilidad de los terrenos”.

Por tanto, para el equipo de Gobierno local del PSOE, “son excusas para cargarse el proyecto de senderos del Guadalete, castigando a los jerezanas por motivos políticos, sin aclarar tampoco el destino que darán a los 3,7 millones que le quitan a Jerez”.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, por su lado, ha insistido en las “graves consecuencias” de esta decisión de la Junta de PP y Cs en el momento actual: “que venga a quitar una actividad de desarrollo medioambiental y turístico, precisamente que es lo que nos está pidiendo Europa, y, sobre todo, que hace añicos las expectativas de empresas que ya han comprado alrededor del río para regenerar su actividad económica, o entidades como el Obispado que había planteado un complejo turístico alrededor de La Cartuja y que tiene mucho que ver y apoyar si se hace el sendero del Guadalete, lo mismo que con el yacimiento de La Corta; no tiene sentido si en su entorno no está este sendero, y lo mismo para todas las barriadas rurales de la zona cuya forma de desarrollarse es la generación de actividad económica y turística entorno al río”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.