DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Demandan, aprovechando la “oportunidad” de los fondos ITI, la “recuperación económica, social y ambiental” del río Guadalete


Asociaciones, partidos, sindicatos y empresas de Jerez han firmado un manifiesto –abierto a más adhesiones- que demanda a las administraciones públicas competentes “una acción decidida” en pro de la recuperación del río Guadalete y de su entorno. Se entiende que los fondos europeos de la ITI ofrecen una “oportunidad histórica” para una actuación integral que convierta al río, como lo ha sido durante siglos, en “recurso económico de primer orden”.

Asociaciones, partidos políticos, sindicatos y empresas de Jerez han coincidido en un manifiesto –abierto a más adhesiones- con el que exigen a las administraciones públicas competentes “una acción decidida” en pro de la recuperación del río Guadalete y de su entorno. “Nos encontramos con la oportunidad cierta de financiación”, se apostilla.

Para estos colectivos y entidades, cerca de una veintena, Jerez se encuentra ante una “oportunidad histórica” de recuperar el Guadalete, “para que se invierta en las barriadas rurales y para que se creen infraestructuras económicamente sostenibles en beneficio de los ciudadanos”.

Así, se señala a los fondos europeos englobados en la Inversión Territorial Integrada (ITI) de Cádiz. “Este dinero u otros que puedan llegar en un futuro harían realidad la recuperación económica, social y ambiental de la zona”, se insiste en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz por Ecologistas en Acción.

Se defiende que la recuperación de este río “debe ser a la par una obligación legal contemplada por la Directiva Marco de Aguas de la Unión Europea y el deseo de un acercamiento definitivo de la población de Jerez al Guadalete para su uso y disfrute”.

Desde Ecologistas se avanza que se tiene previsto la realización de un paseo ciudadano por las riberas del río, “para dar a conocer a todos los interesados la situación del rio y las demandas de actuación que se solicitan”.

De momento, el manifiesto lo firman: Grupo Scout Kenya; Asociación Profesional del Patrimonio Histórico-Arqueológico de Cádiz; Ateneo de Jerez; Federación de AAVV Solidaridad; Grupo Historia, Cultura y Patrimonio Rural; La Reverde – agricultura ecológica; Red Agroecológica de Cádiz; Sociedad Gaditana Historia Natural; Atlántida; Genatur; Ganemos Jerez; Podemos Jerez; IU, CCOO; UGT – comarca de Jerez; y Ecologistas en Acción en El Puerto y en Jerez.

En concreto, las organizaciones y personas que firman este documento reclaman a las administraciones que, “a la mayor brevedad posible”, adopten diferentes medidas: la creación de un comité de expertos, en las distintas disciplinas que afectan al Guadalete y a sus potencialidades; la constitución de un órgano de coordinación entre las distintas administraciones: la creación de un foro de participación donde estén representados los distintos agentes sociales, económicos y administrativos; la elaboración por parte de los expertos de un plan integral para la recuperación y puesta en valor del río y su entorno; la presentación del plan a administraciones y agentes sociales para que aporten sugerencias; la elaboración de proyectos parciales que desarrollen las distintas fases del plan integral; la búsqueda de financiación y asignación presupuestaria; y la declaración del Puente de Cartuja como Bien de Interés Cultural (BIC) dada su relevancia como patrimonio cultural en el entorno del río a su paso por Jerez.

“UN RECURSO ECONÓMICO DE PRIMER ORDEN”

En dicho manifiesto se recuerda que desde la época de los primeros pobladores hasta nuestros días el Guadalete y sus afluentes “han supuesto fuente de recursos y riqueza”. Así lo atestiguan los numerosos yacimientos arqueológicos hallados a lo largo de todo su cauce. Hasta bien entrado el siglo XX, era el medio de vida para muchas familias que surtían a la ciudad de diversos productos. Pescado, caza, madera, caña, fibras vegetales, arena y guijarros se extraían del río en abundancia. Las aguas del río regaban las huertas, daban de beber al ganado y suministraban la energía suficiente para que los molinos convirtieran el cereal en harina. Fue la vía de transporte por la que llegaban a Jerez, o partían, todo tipo de mercancías. “Representaba, en definitiva, un porcentaje importante de la economía local”, se anota.

Sin embargo, a lo largo del siglo pasado, el río sufrió un grave proceso de degradación debido a la regulación de su caudal, mediante la construcción de azudes y presas, la contaminación de sus aguas por vertidos urbanos, industriales y agrícolas y el deterioro de su entorno producido por la ocupación de sus riberas y la construcción de infraestructuras. Ello unido a cambios sociales y de modelos productivos, “tuvieron como resultado el distanciamiento de los jerezanos de su río”.

En el último cuarto del siglo XX surgía una demanda social en pos de la recuperación del Guadalete que tiene como resultado la adopción de medidas que, aunque insuficientes, han posibilitado la mejora del estado del río.

Actualmente el Guadalete a su paso por Jerez, se subraya, “sigue aunando valores ambientales, paisajísticos, culturales así como un rico patrimonio artístico, arqueológico, histórico y etnológico. Ello se une a un indiscutible potencial como lugar idóneo para la práctica de deportes, la educación, el turismo y como espacio de ocio, convirtiendo al río en recurso económico de primer orden”.


(puedes comentar esta información más abajo)



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.