DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

2,5 millones para la ampliación y bioclimatización del IES Lola Flores

La consejería de Educación de la Junta está tramitando dos actuaciones de ampliación y mejora de infraestructuras en el IES Lola Flores, de Jerez, que supondrán una inversión de casi 2,5 millones. Conllevarán, por un lado, la creación de nuevos espacios para dotar a este instituto público de los que por tipología le corresponden; y por otro, la bioclimatización del centro mediante refrigeración adiabática.

La Agencia Pública Andaluza de Educación, dependiente de la consejería de Educación y Deporte, está tramitando dos actuaciones de ampliación y mejora de infraestructuras en el IES Lola Flores, de Jerez, que supondrán una inversión de casi 2,5 millones de euros. Conllevarán, por un lado, la creación de nuevos espacios para dotar a este instituto público de los que por tipología le corresponden, y por otro, la bioclimatización del centro mediante un novedoso sistema de refrigeración adiabática.

En cuanto a la primera de las actuaciones, tiene un presupuesto programado de más de 2,3 millones. Ya se ha adjudicado el servicio de redacción de proyecto al arquitecto Julio Rodríguez Moguer por casi 144.000 euros.

Según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, el objetivo es proporcionar al centro las aulas y servicios comunes y complementarios que le faltan para la impartición de cuatro líneas completas de enseñanza secundaria obligatoria, dos líneas de bachillerato, formación profesional básica (FPB) de Cocina y Restauración y un ciclo formativo de grado medio (CFGM) de Técnico en Cocina y Gastronomía. Para ello se acometerá una reorganización de todo el centro, que se halla distribuido en tres edificaciones dentro de la misma parcela, en la que también se encuentran instalados cuatro módulos prefabricados para atender la demanda de escolarización, caracolas que se retirarán una vez que las obras finalicen.

En concreto, existe una construcción principal de tres plantas de altura, que conecta hacia el oeste con una segunda edificación de dos plantas, mientras en el sureste hay otra tercera construcción, de una planta, que alberga el gimnasio. La actuación concentrará en los dos aularios actuales todos los espacios educativos de secundaria y bachillerato más las zonas administrativas, mediante la redistribución de espacios.

Asimismo, se construirá un nuevo edificio que acogerá aulas y talleres de secundaria y bachillerato no existentes en la actualidad, además de los correspondientes a FP y CCFF. La nueva edificación albergará un aula taller de secundaria y nuevos espacios para bachillerato como un aula de desdoble, un laboratorio, un aula de dibujo, un aula de apoyo y refuerzo pedagógico y otra de tecnologías de la información y la comunicación. Igualmente, dispondrá de un aula polivalente y un taller para la FP de Cocina y Restauración, y un aula polivalente y dos talleres para el CFGM de Técnico en Cocina y Gastronomía. Se completará con módulos de aseos para docentes y no docentes, vestuarios y cuartos para instalaciones y limpieza y basura. Y en el exterior del recinto se realizarán trabajos de urbanización, que alcanzarán a las pistas polideportivas, y se asfaltará la zona de estacionamiento de vehículos.

OBRA DE BIOCLIMATIZACIÓN

Paralelamente, la Agencia Pública Andaluza de Educación ha contratado, también para este instituto jerezano, un proyecto para acometer obras de bioclimatización con instalación de energía fotovoltaica, consistentes en la colocación de placas solares para autoconsumo en combinación con sistemas de refrigeración adiabática. Esta segunda actuación cuenta con un presupuesto de hasta 133.000 euros, cofinanciados con fondos europeos.

La refrigeración adiabática es un sistema de climatización alternativo al aire acondicionado convencional que funciona bajando la temperatura del aire interior mediante la evaporación del agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico (hasta un 80% inferior al del aire acondicionado) y las menores emisiones de CO2. Además, funciona con las ventanas abiertas y utiliza siempre aire fresco, sin recirculación, mejorando así la calidad del aire interior.

En cuanto a la instalación de placas solares fotovoltaicas, ésta permite una reducción drástica del consumo de energía eléctrica en los centros educativos, estando previsto además que el excedente pueda volcarse a la red, generando así un retorno de la inversión.

Los comentarios están cerrados.