DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Un 10-N con ‘miedo’ a la abstención; 544.000 votantes en la Bahía

A votar, otra vez. Esto con Franco no pasaba… Este domingo 10 de noviembre, ni siete meses después del 28-A, se celebran nuevas elecciones generales en España. Y de nuevo, con el miedo en la izquierda (esa que no ha sabido o querido pactar un gobierno) ante el ascenso de la extrema derecha que vaticinan los sondeos. En la provincia de Cádiz están llamados a las urnas este 10-N más de un millón de electores, de ellos algo más de 544.000 en la Bahía; y podrán elegir entre una docena de papeletas para el Congreso y una decena para el Senado.

Toca votar, otra vez. Las cosas de la democracia (más o menos limitada y con taras). Esto con Franco no pasaba… Este domingo 10 de noviembre, ni siete meses después del 28-A (y poco más de tres años de aquel 26-J de 2016, que a su vez, fue una llamada a las urnas transcurridos sólo seis meses de los comicios del 20-D de 2015), se celebran nuevas elecciones generales en España ante la incapacidad de los políticos para hacer política; tras una rutinaria campaña recortada (y precampaña sin fin), Catalunya y las encuestas marcando el paso de ocurrencias y promesas y engordando las expectativas de voto de la ultraderecha rancia que hace temer a la izquierda (la de verdad y la impostada) que no sabe qué cara pondrá el lunes si gana la abstención y consecuentemente las derechas, las que pactan en un cuarto de hora.

‘Ahora sí’, ‘España en marcha’, ‘Un gobierno contigo’, ‘Por todo lo que nos une’, ‘España siempre’, o ‘Desbloquear, avanzar, más país’, son los eslóganes que han vendido los principales partidos políticos a nivel nacional, que pese a no poder (o querer) ponerse de acuerdo para formar gobierno tras las elecciones de abril (ninguno asume sus culpas y optan por señalar al otro, como si el votante no militante fuera bobo), repiten todos el mismo cabeza de cartel: Pedro Sánchez por el PSOE, Albert Rivera por Ciudadanos, Pablo Iglesias por Unidas Podemos, Pablo Casado por el PP, y Santiago Abascal por Vox. La única novedad es la del exmorado Ínigo Errejón al frente de su propia marca lanzada a prisa y corriendo (con el soporte principalmente de Equo, exaliado de Podemos), Más País, que logra presentar listas en varias provincias “estratégicas”.

El 28-A se registró una notable movilización (rondó un 76%) principalmente para frenar la irrupción del neofascismo castizo y sus mensajes xenófobos, machistas, homófobos y reaccionarios (que ciertos medios de masas insisten en blanquear). ¿Una alta abstención este domingo ayudará a que PP (que parece recuperarse en los sondeos, sin hacer mucho ruido), Cs (desnortado, y cayendo en picado), y Vox (igual de incalificable) lleguen a sumar mayoría? La expansión del flamante partido-marca de Errejón (¿acaso promete cosas muy distintas a Unidas Podemos?, salvo dejar gobernar al PSOE sin condiciones), casi sin militancia más allá de Madrid, ¿ayudará a mitigar el pasotismo del hastiado votante de izquierda?, ¿le ‘robará’ votos a la coalición de Podemos e IU, o más bien al PSOE?, o precisamente esa mayor fragmentación todavía del lado zurdo del tablero ¿terminará otorgando algún escaño de más a los partidos conservadores?

Estas cuestiones, y más, se resolverán este domingo, casi a la misma hora que el Cádiz esté jugando en el campo del Rayo Vallecano. Dicen que los votantes de derechas votan sí o sí, siempre. Habrá que ver si el español de izquierdas, o sencillamente el que se niega a una involución social, se acerca a su colegio a ejercer su derecho en masa, como en abril. Y que el lunes no haya que salir a la calle a manifestarse indignado por los resultados…

UNA “INTENSA” CAMPAÑA ELECTORAL

En la previa de la jornada de reflexión, los principales partidos han hecho balance en la provincia gaditana de sus campañas y han remarcado, por enésima vez, sus mensajes.

Desde el PSOE se ha incidido en que en estos días “la ciudadanía ha tomado conciencia de que solo hay dos caminos, hacia adelante o hacia atrás”, y se ha invitado a “una reflexión serena sobre lo que han significado los 15 meses de gobierno socialista para la provincia centrados en la recuperación de derechos y en revertir los recortes en políticas sociales”. Además, en su argumentario de partido destaca no asumir ninguna culpa y remarcar que hay que repetir elecciones “por la incoherencia del PP que no ha sido recíproco en la abstención que le proporcionó el PSOE al Gobierno de Rajoy, un partido como Ciudadanos que son los reyes del transformismo político, hoy pactan, mañana ni se sientan, y Unidas Podemos que ha negado hasta en cuatro ocasiones un Gobierno de izquierda en este país”.

“Salimos a ganar y a rematar el partido ya iniciado por Juanma Moreno en Andalucía; nuestra prioridad son las personas”. Y “la unidad de España” y la necesidad de que este país “coja fuerza e impulso para terminar con esa política de desgaste que nos empequeñece”, han repetido desde el PP gaditano para pedir a los suyos el voto.

Por su lado, desde Unidas Podemos se ha hecho un llamamiento a toda la clase trabajadora de la provincia a acudir a votar su candidatura porque “es la única opción que va a garantizar que la próxima crisis no la pague la gente trabajadora, sino los que más tienen”. “Se ha demostrado que nunca nos equivocamos de bando, que se acerca una recesión económica y es importante que no la paguen los de siempre, con los desahucios, con recibos de la luz más caros, con una sanidad en paulatina privatización, con una educación con menos inversión, para evitar todo eso, en Cádiz tenemos que estar fuertes en el Congreso, para reclamar que esta provincia salga del abandono institucional”.

Y para la franquicia naranja, “cuanta más fuerza tenga Ciudadanos más garantías hay de reformas desde el centro y la moderación”; “es el único partido –se dicen- que realmente pone en el centro de su política a las familias, a los emprendedores, a los pensionistas, a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado; no como Pedro Sánchez, que sólo piensa en sí mismo y en permanecer en su Moncloa a toda costa”. La formación de derechas considera que “ante la situación de desaceleración económica, Cádiz necesita un partido en el que el sentido común y los pactos de Estado sea el centro de su política”.

Mientras, Más País-Equo, que el jueves traía a su presidenciable, Íñigo Errejón, a un mitin a Jerez, repite que su novedosa opción “representa la oportunidad para apostar por otras políticas diferentes a las que durante décadas no han hecho sino empobrecer a la provincia, generar paro y miseria, políticas valientes que desde el acuerdo verde para España, generen empleo con nuestras fortalezas, la agricultura ecológica, ganadería extensiva, energías renovables, nuevo modelo de movilidad sostenible, carga de trabajo para Navantia construyendo aerogeneradores, y aprovechar los residuos como recursos. Y todo ello cuidando de las personas, animales y medio ambiente”. Para el ex de Podemos, “Pedro Sánchez y Pablo Iglesias nos llevan a terceras elecciones”.

544.000 GADITANOS DE LA BAHÍA, LLAMADOS A LAS URNAS

En la provincia de Cádiz están llamados a las urnas (desde las 9 y hasta las 20 horas) 1.002.293 electores (unos 2.200 más que en las últimas generales), de los cuales 973.236 constituyen el censo de residentes y 29.057 son los electores gaditanos residentes en el extranjero. Un total de 7.238 electores se estrenan, al haber cumplido los 18 años de edad. En los últimos comicios estatales participó el 71% del censo gaditano.

En cuanto a las cifras andaluzas, podrán participar más de 6,5 millones de personas (alrededor del 18% del censo electoral de todo el Estado), y en toda España poco más de 37 millones. Y concretando en los siete municipios mancomunados de la Bahía de Cádiz, los potenciales votantes (según datos de INE) son 544.020, alrededor de 1.000 más que hace siete meses: 102.606 en la capital (unos 200 menos, la única localidad de la comarca donde vuelve a descender el censo electoral), 170.610 en Jerez, 77.658 en San Fernando, 70.589 en El Puerto, 65.459 en Chiclana, 33.285 en Puerto Real y 23.813 en Rota.

Sin dejar la provincia gaditana, en sus 45 municipios habrá 582 ‘colegios’ electorales y se constituirán 1.520 mesas. Como datos curiosos, habrá disponibles para el proceso 3.040 urnas, cabinas “suficiente para garantizar la confidencialidad del voto”, 9,4 millones de papeletas, y se han distribuido 21 kits para votos braille para electores con discapacidad visual que les serán entregados en la mesa electoral que les corresponda. Un total de 639 representantes de la Administración del Estado trasladarán desde Cádiz al Centro de Totalización de Datos de Madrid los porcentajes de participación y el resultado del escrutinio.

Los gaditanos, como es habitual, han podido ejercer su derecho al voto por correo, previa solicitud ante la Oficina del Censo. El número de solicitudes ha sido de 27.892 (32.364 en las generales de abril), según la información trasladada a DIARIO Bahía de Cádiz.

CASI 3.000 AGENTES POLICIALES

A las 00.00 horas del domingo, la Subdelegación del Gobierno en Cádiz pondrá en marcha un dispositivo extraordinario de seguridad con motivo de este 10-N, en el que participan 2.999 agentes (dos más que el 28-A), sumando 1.290 efectivos de la Policía Nacional, 1.297 de la Guardia Civil y 412 de la Policía Local.

Policía Nacional y Guardia Civil refuerza, de manera coordinada con agentes de las Policías Locales, la vigilancia de mesas y colegios, la seguridad en centros de votación y recuento, así como en organismos oficiales, sedes de partidos políticos o en lugares susceptibles de acoger grandes concentraciones de personas (como los elegidos por los partidos para seguir el escrutinio y quizá celebrar los resultados).

El dispositivo se dará por finalizado a las 08.00 del lunes día 11, una vez concluidos los recuentos provisionales y los actos de las formaciones políticas.

¿A QUIÉN VOTAR?

En estas elecciones generales se eligen 350 diputados y 208 senadores (por la circunscripción de Cádiz son nueve diputados, y cuatro senadores).

Los gaditanos podrán escoger este domingo entre doce papeletas para el Congreso de los Diputados. A las consabidas de PSOE (con el cunero Fernando Grande-Marlaska, impuesto desde Ferraz, como cabeza de lista, PP (con la exalcaldesa jerezana María José García Pelayo, de número uno), Unidas Podemos (liderada de nuevo por la periodista portuense Noelia Vera), Ciudadanos (la lista la encabeza María del Carmen Martínez) y Vox (con un militar retirado, Agustín Rosety Fernández, como cabeza de cartel), también se unen: el Partido Animalista (Pacma), con Eduardo Jesús Rovira como número uno al Congreso por la provincia; el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), con David Pelayo Segura de cabecera (es la única formación que no presenta a su vez lista al Senado); Andalucía por sí (AxSí), con José Manuel Acosta como primer candidato; la coalición Recortes Cero-Grupo Verde, que tiene a Ana María Muñoz de número uno; el Partido Comunista del Pueblo Andaluz (PCPA), con Francisco José Ferrer como cabeza de cartel; Por Un Mundo Más Justo pone de número uno a Rosario María López; y María del Mar Polanco Teixeira, dirigente de CCOO, que se ha colocado como número uno de la candidatura de Más País. Apenas hay cambios entre los cabezas de lista, y escasas variaciones de nombres en los listados respecto a abril.

En un repaso rápido a las encuestas que se han ido publicando en las últimas fechas, casi todas apuestan por un escenario sin mayorías holgadas (entre bloques de izquierda y de derecha) en el que el PSOE no lograría mejorar mucho o nada sus actuales resultados, el PP subiría rondando los 100 escaños, Unidas Podemos lograría mantenerse prácticamente igual, Ciudadanos se hundiría por debajo de los 30 diputados, y Vox crecería, incluso situándose por encima de los naranja y hasta de los morados en algún sondeo. Más País no lograría, en los sondeos más generosos, ni 10 representantes.

Sin embargo, el macrosondeo del siempre discutido CIS que se conocía en la antesala de la campaña no coincide del todo, y sitúa a los socialistas con una horquilla de entre 133 y 150 escaños, mejorando bastante sus cifras de abril. El PP alcanzaría entre 74 y 81 escaños; Unidas Podemos obtendría entre 37 y 45; Cs pasaría a entre 27 y 35; la extrema derecha rondaría los 14 a 21 escaños; y Más País apenas tendría entre 3 y 4 escaños, por Madrid y por Valencia (donde se presenta junto a Compromís).

Respecto al resto de formaciones con presencia en el Congreso: Esquerra suma, según el CIS, entre 16 y 18; el PNV entre 6 y 7; Junts (la antigua Convergencia) entre 4 y 6; Bildu, 5; Coalición Canaria, entre 1 y 2; Navarra Suma 2; la CUP se estrenaría con entre 1 y 2; y el Partido Regionalista Cántabro, entre 0 y 1.

En cuanto a los datos provinciales de esta encuesta, el PSOE por Cádiz obtendría en las venideras elecciones entre 3 y 4 diputados; el PP entre 1 y 2; Unidas Podemos también entre 1 y 2; y tanto Ciudadanos como Vox se conformarían con 1 cada uno.

LOS RESULTADOS DEL 28-A

En los últimos comicios generales, el PSOE con Pedro Sánchez a la cabeza, se impuso pero lejos de esa mayoría absoluta de 176 diputados: obtuvo 123 escaños (tenía 85), ganando 38 (además, se hizo con la mayoría en el Senado). Y se descalabró el PP, tenía 137 escaños y se quedó con 66 (los peores resultados de la historia del partido que fundara Manuel Fraga, exministro franquista). Por su lado, Ciudadanos llegó a los 57 escaños (tenía 32); Unidas Podemos se conformó con 42 diputados (tenía 71 representantes); y como quinta fuerza, se estrenó Vox, con 24 diputados y el 10,2% de sufragios (tres años antes sumó apenas el 0,20% del total).

En cuanto al resto de partidos con representación, destacaron los catalanes y vascos: ERC-Sobiranistes sumó 15 escaños (6 más); JxCat-Junts obtuvo siete (1 menos que CDC); el PNV, seis diputados (1 más); y EH Bildu, cuatro (2 más). Además, los canarios de CCa-PNC alcanzaron dos sillones; los navarros de NA+ (UPN-PP-Cs), otros dos; los valencianos de Compromís, uno; y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), otro.

En el caso concreto de la provincia de Cádiz, donde se reparten nueve escaños a la Cámara Baja, el PSOE se imponía el 28-A ampliamente sumando tres diputados, los mismos que ya tenía. La franquicia naranja, por su lado, se convertía en segunda opción con dos diputados (1 más); Unidas Podemos mantenía sus dos escaños; y PP y Vox se pelearon por no quedar últimos: ambas fuerzas obtuvieron un único representante (los populares se dejaron unas 100.000 papeletas con respecto al resultado de 2016; y los de Abascal cosecharon curiosamente en la provincia casi 90.000 votos).

El PSOE, en Cádiz, arrasaba en el caso del Senado. Es más, el PP se quedaba sin ningún senador de los cuatro que se deciden en las urnas por la provincia. Los socialistas sumaron tres nombres, y Cs coló a uno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.