DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Ocho plantas que se suelen confundir con la Cannabis sativa

Algunas veces las apariencias engañan. Una afirmación obvia que, en el caso de la marihuana, se puede dar hasta con otras ochos especies de plantas distintas. Y es que no es raro ir caminando por algún espacio natural o recinto ajardinado y confundir alguna variedad de arbusto con uno de marihuana. Es más, hay numerosos casos documentados alrededor del mundo de equivocaciones policiales al respecto, al tomar por marihuana cultivos que no lo eran.

En primer lugar, para tener bien clara la apariencia de las distintas variedades de plantas de marihuana que hay, podemos realizar un recorrido por el catálogo de semillas de marihuana Eurogrow. En él, además de visualizar las imágenes de cada una de las modalidades, podréis encontrar bastante información y curiosidades que rodean a la especie Cannabis sativa.

Os queremos dejar una relación de las ocho especies vegetales que más frecuentemente son confundidas con la marihuana, algo que ocurre generalmente por una morfología similar en las hojas de las mismas o incluso, en algunos casos, por su floración.

Por otra parte, de cara a conocer los tipos de árboles y arbustos más comunes entre los existentes y confrontar su aspecto con el de la marihuana, existe un artículo de Florpedia.com que puede resultar muy útil para tal fin. En el resto de la página podréis encontrar también numerosos consejos para cultivar toda clase de plantas y árboles, tanto de interior como aquellas ideales para lucir en nuestros jardines.

Cáñamo industrial, la planta macho

Conocida como cáñamo, la planta más parecida a la Cannabis sativa (hembra) es la variedad macho de la misma. Lo que solemos conocer comúnmente como marihuana es, por el contrario, la hembra, con sus característicos cogollos en las flores y sus correspondientes altos niveles de THC, la sustancia que produce sus conocidos efectos psicoactivos. Las masculinas, con una cantidad baja de THC y una floración en estambres con anteras llenas de polen, son utilizadas en el mercado textil, en el de la alimentación, la cosmética e incluso en la automoción.

Hibiscus Cannabicus: mismo nombre, distinta especie

El término cannabicus y el hecho de ser también llamado “cáñamo de la India” pueden llevarnos a pensar que estamos ante un pariente de la marihuana, pero nada más lejos de la realidad: el Hibiscus Cannabicus, muy utilizado en la fabricación de papel, es una especie distinta. Lo que sí es más que evidente es el estrecho parecido entre las hojas de esta planta y las de la Cannabis sativa, ambas con un número impar de peciolos con bordes aserrados.

Arce Japonés Palmeado, un habitual en los jardines

El Acer Palmatum, como es denominado científicamente, posee también unas hojas casi idénticas a las de la marihuana a simple vista. Sobre todo en su tonalidad más verdosa porque, en ciertas épocas del año, esta suele tornarse más rojiza o violácea, haciendo que se distingan mejor.

Datisca Cannabica: el falso cáñamo

Otra variedad que comparte nombre científico y popular con la marihuana es la Datisca Cannabica o falso cáñamo, con unas hojas sorprendentemente parecidas a las que presentan las plantas de cannabis (fuente). La diferencia se puede apreciar en que son más largas y anchas, así como que el total de la planta es significativamente mayor que una de marihuana, llegando a medir dos metros de alto y uno de ancho.

La Falsa Aralia y su remota procedencia

Originaria del remoto archipiélago de Nueva Caledonia, aunque actualmente extendida por muchas partes del mundo, la Falsa Aralia (Dizygotheca Elegantissima) puede cultivarse en interiores o en zonas sombrías exteriores. Los peciolos de sus hojas, con filos aserrados, son los responsables de que esta planta pueda llegar a ser confundida con la marihuana.

Urtica Cannabica: ¡cuidado, no tocar!

Emparentada con la ortiga común, esta variedad (también urticante) es a veces tomada por una planta de marihuana ya no sólo por sus hojas, que no son tan parecidas como en los otros casos, sino también por la similitud de sus flores.

Potentilla Recta, el rosal engañoso

Al igual que las rosas, las fresas y los manzanos, la Potentilla Recta pertenece al orden de los rosales y, aunque el tamaño y forma de la planta no tienen nada que ver con los de la marihuana, el parecido entre las hojas de ambas es más que evidente.

Humulus Lupulus, un familiar cercano

Famoso por ser uno de los componentes indispensables en la fabricación de la cerveza, el lúpulo, que pertenece a la familia de la cannabáceas, presenta unas hojas bastante parecidas. Sin embargo, lo que puede acabar generando la confusión es el aspecto de sus flores, sobre todo en su fase inicial, en la que poseen una tonalidad blanquecina y una textura caracterizada por numerosos pelos que sobresalen. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.