DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Nuevas tarjetas del Consorcio de Transportes a partir de 2019

La red de Consorcios de Transportes Metropolitanos de Andalucía, en el que se engloba el de la Bahía de Cádiz, ha iniciado el proceso de mejora de la tecnología de sus tarjetas, que supondrá la renovación de todas las canceladoras, con un coste total que alcanzarán los 9 millones. A esta cantidad se suman los 1,73 millones que se invertirá en la compra de las nuevas tarjetas con más memoria, más seguras y adaptables mejor a los cambios, que se espera que estén operativas a lo largo de 2019.

La red de Consorcios de Transportes Metropolitanos de Andalucía, en el que se engloba el de la Bahía de Cádiz, ha iniciado el proceso de mejora de la tecnología de sus tarjetas, que supondrá la renovación de todas las canceladoras –ya sea en autobuses interurbanos, urbanos, metros y servicios marítimos-, con un coste total que alcanzarán los 9 millones de euros, a sufragar de forma conjunta por cada consorcio. A esta cantidad se suman los 1,73 millones que se invertirá en la compra de las nuevas tarjetas.

Como punto de partida de este proceso, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) acaba de publicar el acuerdo alcanzado el pasado mes de julio en los consejos de administración de todos los Consorcios de Transportes, mediante el cual se han comprometido a aportar en 2017 una parte del dinero total, que se irá completando en 2018, de forma que en 2019 se compren las nuevas tarjetas y puedan ser utilizadas a lo largo de ese ejercicio.

El Consorcio de Transportes Bahía de Cádiz debe poner este año más de 586.000 euros; es el ente que más dinero aporta en esta iniciativa, frente a los 511.500 euros del Consorcio de Granada, los 327.250 euros el de Sevilla, 305.250 euros el de Huelva, 275.000 euros el de Almería, 255.750 euros el de Córdoba, 242.000 euros el de Málaga, y 77.000 euros el Consorcio de Transportes del Campo de Gibraltar.

Las nuevas tarjetas coexistirán con las actuales y será durante el proceso de recarga presencial cuando se vaya produciendo la sustitución progresiva de las tarjetas al objeto de que no se produzca afección alguna a los usuarios.

La tarjeta sin contacto actualmente en funcionamiento ha demostrado su potencia a lo largo de los últimos diez años, alcanzando 1,6 millones de tarjetas operativas a día de hoy (unas 140.000 en la Bahía), un título basado en tecnología Mifare classic de 1 k de memoria.

Ahora bien, se afirma que “la atención a las necesidades de movilidad de los ciudadanos, la seguridad y la mejora de las funcionalidades de los medios tecnológicos” son prioridades de los Consorcios de Transporte de Andalucía, de ahí que ahora la tarjeta de transporte cambie para dar respuesta tanto al transporte público colectivo, como a otros aspectos de movilidad, ya sea bicicleta pública, parking disuasorio, reserva de plazas o carsharing.

Por ello, se ha acordado iniciar este proyecto de migración de la tarjeta actual a una más avanzada de tecnología Desfire EV2 con 4 k de capacidad de memoria.

Para llevar a cabo este proyecto será necesario comprar y adaptar todos los sistemas de cancelación de los modos metropolitanos: autobús interurbano-metropolitano, metro, servicio marítimo, autobús urbano, así como los sistemas de gestión asociados. Cada Consorcio se hará cargo de las actuaciones relativas a autobuses urbanos, metro y servicio marítimo, en su caso, mientras que la adaptación de los autobuses metropolitanos se va a acometer por razones de ahorro y eficacia de forma conjunta.

NUEVA TARJETA PARA ADAPTARSE AL FUTURO

En definitiva, la nueva tarjeta de viaje que se supone que empezará a estar operativa a lo largo de 2019 ofrece mayor capacidad de memoria para poder responder a las nuevas funcionalidades de movilidad global de los usuarios; más seguridad, en tanto en cuanto la evolución de la tecnología obliga a la incorporación de nuevos mecanismos de protección frente al fraude; mayor rapidez, debido a la necesidad de reducir los tiempos de embarque, críticos en un servicio público de transporte; y flexibilidad, para adaptarse a posibles nuevos retos o condiciones que pudieran ir surgiendo con el transcurso de los años.

La tarjeta única es el título más usado en algunos modos de transportes adheridos a la red de consorcios de Andalucía, donde en torno al 60% de los desplazamientos se realizan ya a través de este sistema. Este sistema de pago aplica descuentos de en torno a un 30% sobre el precio del billete sencillo y de aproximadamente un 40% en los transbordos. Este título también es válido como medio de pago, pero sin rebaja alguna, en los servicios de Cercanías de Renfe y en Media Distancia.

Estos Consorcios de Transportes -integrados por la Junta, las ocho diputaciones y 207 municipios de toda la región-, prestan servicio a 5,47 millones de habitantes potenciales, más del 65% del total de la comunidad. El primer ente que se creó fue el de Sevilla, en 2002; y posteriormente se le sumaron el de la Bahía de Cádiz y el de Granada, en 2003. El de Huelva fue el último en constituirse, en 2010, completándose ese año la red.

Al Consorcio de Transportes Bahía de Cádiz pertenecen siete municipios de pleno derecho que firmaron en 2002 el convenio de constitución para su creación: Cádiz, El Puerto, Puerto Real, San Fernando, Chiclana, Jerez y Rota. A estas localidades –integrantes a la vez de la Mancomunidad de la Bahía- se han unido en los últimos años mediante convenios de actuación preferente en entorno no metropolitano Medina Sidonia, Arcos, Sanlúcar, Conil y Chipiona, con lo que este Consorcio incluye en su ámbito hoy día a 12 municipios.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.