DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Los beneficios de la masturbación femenina

La masturbación es un acto placentero y saludable. Libera ríos de endorfinas y hace que despejemos cuerpo y mente para afrontar con otros ánimos las tareas diarias.

Específicamente, cuando hablamos de la estimulación del clítoris, es importante recordar que es en él donde se concentran la enorme mayoría de terminaciones nerviosas que proporcionan el placer sexual a la mujer.

A pesar de que aún hoy, existen culturas en las que tiene connotaciones negativas (normalmente por ignorancia), la masturbación femenina, y concretamente la estimulación clitoriana tiene numerosos beneficios físicos, hormonales y psicológicos.

Pero si sientes que tu experiencia en la estimulación del clítoris es limitada, o quieres aprender nuevos secretos, no hay de qué preocuparse, no nacemos educadas, y para eso estamos hoy aquí… Para guiarnos a través del proceso de la estimulación del clítoris tanto en solitario, como, ¿por qué no? En pareja

Cómo hay que estimular el clítoris

Ante todo, calma y relax, no es necesario correr, ni forzarnos. Hay que dejar atrás los nervios, abrir la mente y relajarse. La masturbación forma parte de la vida sexual del ser humano, y es una condición que se repite desde que salimos de las cuevas hace miles de años, así que debemos aprender a hacerlo adecuadamente para exprimir cada una de las increíbles sensaciones que esta puede proporcionarnos.

Puedes buscar la intimidad de tu hogar, aprovechar una ducha, o explorar la estimulación clitoriana en compañía de tu pareja. Hay quien prefiere empezar en un espacio confortable y más íntimo, y hay quien prefiere el juego y la picardía de hacerlo delante de su persona especial, sea cual sea tu estilo, serás tú quien tome las riendas.

Ponte cómoda desvístete, y empieza a tocarte con suavidad en la zona alrededor del clítoris. Si estás en la ducha, puedes combinar este masaje con el cálido contacto de un chorro de agua caliente… No es necesario que lo toques directamente, no al menos de momento. Si estás en pareja, busca el contacto visual y el juego, te aseguro que esto os volverá locos de pasión.

La intención de este previo, es lograr la excitación y estimulación necesaria, gracias a los preliminares el cuerpo entra en temperatura y se prepara para lo que sabe que llegará…Ya habrá tiempo de pasar a la acción.

También puedes usar tu tiempo de ducha para aprender a estimular tu clítoris, con la presión de agua adecuada. Esto es extremadamente placentero y combinado con un correcto masaje, te dará un momento memorable.

Es importante que saques de tu mente la meta de alcanzar el orgasmo de manera rápida, disfruta y déjate llevar, para eso estamos aquí ¿NO?. Tómate tu tiempo, no hay prisa.

Primeros pasos de la estimulación clitoriana manual

Casi todas, las primeras veces que nos masturbamos, ya sea de manera clitoriana, o vaginal, lo hacemos con nuestras propias manos.

El estimular nuestras zonas íntimas con las manos, nos facilita el autoconocimiento, el aprender cómo es nuestro órgano sexual, como reacciona a la estimulación, la lubricación natural que tenemos, y cuál es nuestro ritmo favorito… No olvides que el tacto es uno de los sentidos más desarrollados… Úsalo para aprender más en detalle cómo es tu zona íntima.

Ilustración de Araceli Madrid

Es importante hacer hincapié en esto, ya que es fundamental para luego pasar a niveles “superiores” como el uso de los estimuladores clitorianos, o los juguetes sexuales.

Primero conócete bien, aprende qué te gusta y qué no, y sobre todo, cuales son tus tiempos.

Realiza un masaje en la zona que rodea al clítoris, en movimientos circulares rítmicos. No aprietes demasiado, pero sé firme, y déjate llevar por las sensaciones. Si estás en compañía de tu pareja, invítala a formar parte del juego, acompaña su mano a tu sexo, que note tu humedad y haz que siga el ritmo que más te gusta… Si quieres aumentar el ritmo, o ralentizar el mismo, recuerda que tú controlas tu cuerpo y decides.

A medida que la excitación crezca, puedes adaptarte a tus sensaciones, e ir incrementando de manera acompasada al ritmo del masaje. Recuerda relajar la respiración y déjate llevar. Muchas de nosotras, precisamente por la tensión que acumulamos debido a la excitación hace que no respiramos de forma adecuada, y esto puede producir ahogo o malestar: respira de manera natural, y si es necesario, gime o exhala cuanto necesites. Tú mandas sobre tu cuerpo.

Cómo utilizar un estimulador de clitoris

Seguramente, si ya eres una experta en las técnicas de estimulación de clítoris manuales, quieras probar nuevas experiencias, y para ello, no solo existen los archifamosos lubricantes, si no que también existen otros productos sexuales especialmente creados para esa estimular esa zona: los estimuladores de clítoris.

Los estimuladores de clítoris son un tipo de juguete erótico que se caracterizan por explotar el placer de tu botón mágico mediante vibración o succión. Podemos emplear dicha vibración para estimular nuestro clítoris de una manera rápida y extremadamente placentera, pero… ¡cuidado! Un uso indebido puede causarnos una enorme sensación de rechazo, ya que en algunas mujeres, de no elegir bien el grado de vibración, puede ocasionar una percepción molesta.

Te sugerimos, que empieces con un nivel de vibración bajo, y empieza a explorar tu cuerpo de la misma manera que empezaste con tus manos. Empieza a masajear las zona colindantes: muslos, labios exteriores, interiores, y alrededor del clítoris. Aplicar una vibración sobre el clítoris, sin estar acostumbradas, puede resultar demasiado intenso.

Progresivamente a medida que estés más excitada, podrás realizar movimientos envolventes sobre el clítoris, hasta que alcances el clímax.

Con el tiempo, podrás usar mayores niveles de vibración, y encontrar el que más se adapta a ti. Si en el juego de la masturbación no estás sola, guía a tu acompañante, al fin y al cabo estamos aquí para pasarlo bien… Pero siempre recuerda, tu mandas y tu decides. incluso si deseas introducir estos juguetes en tus relaciones íntimas en pareja, la última palabra debe ser tuya, y eso tiene que quedar claro de antemano.

Si ya tienes cierta experiencia en el uso de estimuladores de clitoris, te recomendamos que te decantes por las “varitas mágicas”, estimuladores focales con múltiples velocidades y estilos de vibración, o los archiconocidos succionadores de clítoris, que te darán una nueva experiencia de uso totalmente diferentes.

Aprende a descubrir tu cuerpo

Te hemos enseñado los primeros pasos a una estimulación de clítoris eficiente, y ante todo, más segura. Esto nos permite conocernos mejor, ganar confianza y descargar hormonas beneficiosas que nos ayudarán en nuestro día a día. Es una actividad relajante que nos hace eliminar el estrés diario de la complicada ecuación de la rutina diaria.

Aprende a descubrir tu cuerpo, y toma las riendas de tu sexualidad, porque hoy decidimos nosotras.

/ ILUSTRACIONES DE: Araceli Madrid (@aracelimad)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.