DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Los ayuntamientos gaditanos han recibido a estas alturas del año más de 210 millones adelantados por el Servicio Provincial de Recaudación

El Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación de Cádiz ha transferido a los ayuntamientos con los que trabaja (la mayoría de la provincia) más de 210 millones de euros en los primeros siete meses de 2020. Se mantiene el calendario de anticipos diseñado en enero, pese a la irrupción de la pandemia y sus consecuencias en la liquidación de impuestos. En paralelo, los trámites administrativos realizados por los contribuyentes a través de la sede electrónica han crecido a estas alturas un 400% con respecto a 2018, y mucho ha tenido que ver el confinamiento.

El Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación de Cádiz ha transferido a ayuntamientos y entidades locales más de 210 millones de euros entre el 1 de enero y el 31 de julio del actual ejercicio.

Este importe corresponde a los anticipos a cuenta de la recaudación de los municipios que encomiendan a la Diputación la gestión de sus impuestos, tasas e ingresos de derecho público a través de convenios específicos (todos salvo la capital, Jerez y Rota). El importe ya transferido supera, en más de 2,2 millones, la cifra que se anticipó en el mismo periodo del año 2019.

En enero, el Servicio Provincial de Recaudación calcula el importe anual de los ingresos tributarios de cada localidad; el resultado de esa estimación se divide en 12 mensualidades que la institución provincial adelanta. Es decir, aporta liquidez a las arcas municipales antes de que los ciudadanos liquiden sus impuestos, conforme a los calendarios fiscales de sus respectivos consistorios.

Esos anticipos, mientras no se liquidan los diferentes tributos, se financian con fondos propios de la institución provincial más varias operaciones de crédito que concierta con bancos y cajas.

Al respecto, el diputado responsable del área de Servicios Económicos, Juan Carlos Ruiz Boix, subraya que “estamos afrontando un esfuerzo considerable al mantener las estimaciones de primeros de año, pese a los retrasos en los periodos de cobro de las principales figuras tributarias a tenor de la crisis sanitaria”. Tras la irrupción de la pandemia del coronavirus, el Servicio Provincial de Recaudación estableció medidas para facilitar las obligaciones de los contribuyentes, como es el caso de la ampliación de los periodos de pago.

El mantenimiento del calendario de anticipos que se estimó en enero sigue la tendencia que la Diputación gaditana ha cumplido desde mediados de marzo, cuando se declaró el estado de alarma: procurar liquidez a los ayuntamientos para atender las nuevas necesidades que se requieren, sin olvidar sus obligaciones económicas y la promoción de inversiones.

EL USO DE LA SEDE ELECTRÓNICA CRECE UN 400%

En paralelo, estos días se ha resaltado en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz la “consolidación” de la administración electrónica para este Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria. Tras el trabajo “de años” para la puesta en funcionamiento de herramientas digitales que faciliten a la ciudadanía cumplimentar sus trámites administrativos y hacer frente a sus obligatorias tributarias sin tener que desplazarse físicamente a las oficinas, los datos registrados en lo que va de 2020 “reflejan a las claras que los medios telemáticos son el método más generalizado para realizar las diferentes gestiones”.

La Diputación ya contaba esta sede electrónica habilitada cuando estalló la crisis sanitaria, que obligó a la telegestión del cobro de impuestos. Por ello, durante este período, la política de este servicio ha sido la de potenciar y dar publicidad a los recursos que ofrece dicha sede electrónica, implantar nuevas alternativas a la gestión presencial y flexibilizar el calendario de pagos para dar más facilidades al contribuyente.

Los datos que avalan el crecimiento exponencial de la administración a distancia son concluyentes. En apenas dos años se ha pasado de 43.455 a 218.724 trámites administrativos realizados a través de la sede electrónica, con aún más de cuatro meses por delante, lo que ya supone un incremento del 402% con respecto a 2018.

En el capítulo de pagos, las cifras también revelan un crecimiento muy significativo, ya que, bien a través de la propia sede electrónica, bien a través de la aplicación ‘Dipupay’, se ha pasado de 7.064 expedientes de cobro hace dos años, a 66.685 casos en el presente ejercicio, un aumento del 844% en los primeros ocho meses del año. De hecho, se han recaudado por esta vía unos 7,8 millones, mientras que en 2018 este importe fue de alrededor de 1,5 millones.

El auge de la telegestión también tiene reflejo en la comunicación con contribuyentes, con los avisos telemáticos de puesta al cobro de tributos y de los cargos en cuenta de recibos domiciliados en los tres últimos meses de 2020, ya que a través de SMS o de mail, se han realizado más de 225.000 notificaciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.