DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Las espadas por todo lo alto en el último grande del curso tenístico

El Abierto de EEUU cierra la temporada 2019 de Grand Slams en el mundo del tenis. En la que será su quincuagésimo-primera edición, el US Open repartirá la bolsa de premios más grande en la historia del deporte de raqueta por antonomasia. Alcanzando la cifra récord de 57 millones de dólares en total, entregará casi 4 millones tanto al vencedor de la categoría masculina como a la fémina que se alce con la victoria.

La épica en los Grandes Torneos de 2019 se ha ido acrecentando a medida que  la temporada tenística avanzaba en el calendario. Si el año empezaba con un Open de Australia en el que Novak Djokovic arrasaba a Rafael Nadal necesitando tan sólo tres sets en la final, en Roland Garros el de Manacor se imponía a Dominic Thiem en una disputada final… hasta el tercer y cuarto sets, que Nadal se llevó de calle para situar el marcador definitivo en 3-1 a su favor.

Pero sin duda el punto álgido de la temporada tuvo lugar en la central del All England Tennis Club de Wimbledon, en una final entre Federer y Djokovic que pasará a los anales de la historia del tenis por ser uno de los mejores partidos jamás disputados. El encuentro acabó con un resultado de tres sets a dos a favor del serbio, que salvó dos bolas de partido por el camino, tras cinco horas de contienda y un marcador en el último set de 13 a 12; siendo la primera final individual de Grand Slam en la que se introdujo la nueva regla del tie break para dirimir quintos sets.

El de Belgrado se presenta en Nueva York como defensor del título -en 2018 se alzó con la victoria tras doblegar a Del Potro en la final-  y principal hombre a batir, acudiendo a la cita cómodamente instalado en la primera posición del ránking mundial. Tantas veces se ha proclamado Djoko vencedor del US Open como lo ha conseguido nuestro representante nacional, Nadal – con tres títulos para ambos, que se presentan como primer y segundo favoritos entre las casas de apuestas.

El mallorquín, segundo del ránking mundial, llega no obstante con mejores sensaciones a la superfice rápida de Flushing Meadows tras haber conquistado hace dos semanas el Másters 1000 de Canadá, también sobre pista dura. Por su parte, Dkojovik caía la semana siguiente en la semifinal del Másters de Cincinnatti ante el ruso Medvedev. El de Moscú está siendo la sensación del circuito en las últimas semanas, porque acabó ganando ese torneo y también por haber conseguido avanzar hasta la final en Canadá. Llega a Nueva York situado en quinto lugar de la clasificación mundial.

Dudas sobre el estado de forma de Federer

Roger Federer, en tercera posición del ránking, acumula muy poco rodaje tras su derrota en la final de Wimbledon. No participó en Canadá y cayó en tercera ronda de Cincinnati contra Rublev por un contundente 2-0 en sets. Nunca hay que descartar al de Basilea, que ha ganado cinco veces el US Open, pero tampoco hay que olvidar que su último triunfo data de 2008. Si a eso le sumamos su veteranía, que estamos en la fase final de la temporada y que los años pesan… salta a la claras que saltará a las canchas con menos galones de favorito que Djokovic y Nadal.

El siguiente nombre que merece atención es el de Thiem, que en la edición del año pasado cayó ante Rafa en cuartos de final tras un épico partido a cinco sets que se prolongó cerca de cinco horas. A pesar de la derrota, el austríaco se convirtió en el tenista más joven en alcanzar la ronda de cuartos en Nueva York. Este año ha conseguido ya tres títulos y ha alcanzado la final de Roland Garros, aupándose al cuarto puesto de la clasificación mundial.

Otros candidatos con opciones de triunfo son Zverev, Nishikori, Tsisipas o Cilic, así como Roberto Bautista Agut, que está cuajando una excelente temporada que le ha conducido a meterse en el Top 10 del ránking. El castellonense ocupa la décima posición por delante del italiano Fognini, al que tampoco hay que descartar a pesar de su imprevisibilidad sobre una pista de tenis.

El último Grande del año verá cómo tres de los mejores jugadores en la historia del tenis se baten por acrecentar su leyenda sobre la dura superficie de las pistas de Nueva York. Entre los tres acumulan 54 Grandes: 20 para el helvético, 18 para el español y 16 para el balcánico… y con un antecedente realmente sorprendente: a pesar de su ya legendaria rivalidad, Federer y Nadal jamás se han enfrentado en el US Open. Con todos estos ingredientes, la emoción está servida para los amantes del deporte y para los aficionados a apostar al tenis.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.