DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La provincia de Cádiz despidió el año 2019 con 137.900 parados y 420.400 ocupados, el 78% en el sector servicios, según la EPA

Según la última EPA, la provincia gaditana cerró el cuarto trimestre de 2019 con 1.200 parados más (respecto al trimestre anterior), que sitúa la tasa de paro en el 24,7%. El pasado año acabó con 137.900 parados y 420.400 ocupados, en ambos casos mejorando las estadísticas de finales de 2018. Con todo, se sigue evidenciando una alta estacionalidad y precariedad y una fuerte vinculación al sector servicios, que contrasta con una debilidad en relación con otros sectores como el industrial y el agrícola. PSOE y Adelante Andalucía reclaman por enésima vez un plan de empleo específico para Cádiz.

La provincia de Cádiz cerró el último trimestre de 2019, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), con 1.200 parados más (respecto al trimestre anterior), que sitúa la tasa de paro en el 24,70% (vuelve a ser la más alta del Estado español, después de Ceuta y Melilla), casi 11 puntos por encima de la media nacional y unos 4 puntos sobre la andaluza.

Ello supone que en total, en Cádiz habría 137.900 personas sin trabajo, 80.700 mujeres y 57.200 hombres (que no es lo mismo que demandantes de empleo, que es lo que registra cada mes el Servicio Andaluz de Empleo); el grupo más relevante lo representan los mayores de 45 años de edad. Son 14.300 menos que hace un año. Y también hay 420.400 personas ocupadas (el 78% en el sector servicios), 17.900 menos que hace un trimestre pero 16.000 más que hace doce meses.

En el global de España, según esta última EPA, el paro bajó en 112.400 personas en 2019 respecto a 2018, situándose el número total de desempleados en 3,191.900 personas (un 13,78% de la población activa). Además, en el último año el empleo creció en 402.300 personas, hasta los 19.966.000 ocupados.

Andalucía, por su parte, cerró 2019 con una reducción del desempleo anual de 10.400 personas (el número total se sitúa en 823.900 parados -en niveles similares a los de 2008, en los albores de la crisis-estafa-, y la tasa de paro en el 20,8%). Asimismo, se han registrado 45.700 ocupados más (la cifra llega a los 3.136.000 andaluces con trabajo).

CCOO REPITE QUE “LA POLÍTICA DE EMPLEO NO PUEDE SER LA MISMA PARA TODO EL TERRITORIO”

Los datos analizados por CCOO, centrados en la provincia gaditana, siguen reflejando las dificultades en el mercado de trabajo para generar empleo, caracterizado por una alta estacionalidad y precariedad y una fuerte vinculación al sector servicios, que contrasta con una debilidad en relación con otros sectores como el industrial y el agrícola.

En Cádiz, las personas con una duración de desempleo superior a dos años supone más del 30%, porcentaje que se ve agravado cuando se atiende al paro de muy larga duración (paro crónico, de más de 4 años) que alcanza cifras por encima del 15% del total de las personas desempleadas.

Otra realidad que se destaca son los datos de tasa de actividad que supone 54,14%, dos puntos inferior que la tasa andaluza y cuatro menos que la tasa de media del país.

En relación a los datos de contratación, en esta EPA se refleja que del total de contratos firmados durante el año en la provincia, 645.409 (el 75,2%) se realizaron en el sector servicio, solo un 6,5% en la industria, la construcción realiza el 8,8% de las contrataciones, y la agricultura el 9,5% del total. Pero todavía más relevante es que apenas 28.364 de estas contrataciones han sido indefinidas.

Este sindicato vuelve a denunciar, como desde hace años, que el paro “es la causa principal de exclusión de nuestro mercado de trabajo”, y que la ocupación centrada en empleos precarios, temporales y con bajos salarios, “tampoco garantiza ya una calidad de vida aceptable, y además provoca un bucle en la economía de un territorio, empobreciendo y actuando como un mal endémico”. Además, en diciembre, sólo algo más del 40% de parados gaditanos recibían algún tipo de prestación.

Por otro lado, CCOO repite que está convencido de las potencialidades y factores endógenos de la provincia “que son fuentes para la activación productiva y la generación de empleo”. A colación, “se hace necesario un cambio drástico de las prioridades desde la gobernanza, es imprescindible que desde el Gobierno central y autonómico se concentre su actuación en el desarrollo económico local, con acciones concretas en relación a inversiones públicas y privadas, que sirvan de catalizadores para de una parte, el mantenimiento y crecimiento del empleo industrial y transformador, de otra parte generar más valor cualitativo que afiance el empleo a lo largo del año en el sector turístico y comercial”. Del mismo modo, “el impulso y apuesta por una agricultura y ganadería autóctona, desde la modernización del sector hasta la apuesta por nuevos nichos de mercado”.

La política de empleo, se insiste, “no puede ser la misma para todo el territorio, porque las necesidades no son las mismas, y porque la desigualdad se combate con actuaciones específicas que tengan por objetivo: la cohesión. planes de desarrollo que tengan como base el aprovechamiento de recursos naturales y turísticos, la ubicación estratégica comercial y el desarrollo tecnológico de nuestra industria”.

Otro aspecto “imprescindible” para Comisiones, en el informe remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, es la tutela de las personas en situación de desempleo, mejorar la capacidad de empleabilidad de la población mediante formación adecuada, planes específicos de formación para el empleo, así como la del diseño de una oferta educativa profesional de alta cualificación, vinculada a sectores estratégicos.

LA DIPUTACIÓN VUELVE A PEDIR UN UN PLAN ESPECÍFICO DE EMPLEO

Por su lado, la presidenta de la Diputación y secretaria general del PSOE en la provincia, Irene García, a colación de los datos de la última EPA, afirma que “la lucha contra el paro en Cádiz no puede seguir descansando únicamente sobre la Diputación”. A su juicio, esta última estadística “incide en un mal estructural de esta provincia, como es nuestro tradicional y triste liderazgo de los registros de paro, en este repitiendo como la tierra con una mayor tasa de desempleo del país, con un 24,70%”.

García ha recordado que “esta situación, absolutamente excepcional, obliga a poner en marcha instrumentos y políticas igualmente extraordinarias, que sin duda deben pasar por la participación de otros agentes, como el Gobierno de la Nación y la Junta de Andalucía”. En este sentido, ha recordado su petición de “una implicación institucional desde los ejecutivos nacional y autonómico, con vistas a dar respuesta a una situación que se prolonga demasiado en el tiempo, que hipoteca nuestras posibilidades de desarrollo, que condena a miles de familias a la incertidumbre cuando no al riesgo de la exclusión, y que supone una losa desde el punto de vista psicológico para el conjunto de la sociedad gaditana”.

Con todo, destaca que “el descenso del paro a lo largo de 2019, cifrado en 14.300 personas, es una razón para la esperanza, máxime cuando supera el acumulado registrado en el conjunto de Andalucía”. Pero, al tiempo, “supone una llamada de atención sobre la evidente efectividad que podría tener una actuación institucional coordinada y responsable en forma de un plan específico de empleo liderado por Junta y Gobierno, con la participación activa de la propia Diputación, que hasta el momento viene manteniendo en solitario actuaciones en este sentido”.

“Algo similar sucede con el aumento de personas ocupadas, que en 2019 subió en 16.000 nuevos trabajadores, logrando convertirnos en la provincia andaluza que creó un mayor número de empleos. Ambos indicadores demuestran la receptividad de tejido productivo gaditano a cualquier estímulo para generar puestos de trabajo y exigen un esfuerzo institucional encabezado por las administraciones competentes en la materia y con el acompañamiento de otras que sí venimos sintiendo este problema y respondiendo a esa realidad desde hace ya años”, ha añadido.

Igualmente considera como “esperanza moderada, que dependerá de la voluntad de otros niveles políticos”, la evolución del desempleo gaditano desde el peor momento de la crisis-estada: desde que se alcanzó el pico máximo de paro (segundo trimestre de 2014, con 251.000 parados), el número de personas sin empleo en la provincia se ha reducido en 131.100, según el INE.

ADELANTE SE PREGUNTA “DÓNDE ESTÁN LOS 80.000 PUESTOS DE TRABAJO QUE PROMETIÓ EL PP”

Y desde Adelante Andalucía se han manifestado dos de sus parlamentarios por Cádiz: José Ignacio García, ha acusado al Gobierno de la Junta de “dejar en la estacada” a la provincia en materia de empleo: “parece que no tenemos más futuro que el paro, la precariedad o la emigración”.

“Todavía estamos esperando los 80.000 empleos y su plan de empleo que el PP prometió en boca de José Ortiz, que ya desde Madrid ha olvidado”, apunta este representante morado. Para García, las soluciones se vuelven más urgentes “cuando estamos a días para que entre en vigor el Brexit y tenemos a 13.000 trabajadores que cruzan la Verja sin saber qué va a pasar con su futuro laboral, mientras que el Gobierno del trifachito sigue dando declaraciones vacías sin poner en marcha medidas reales que transformen la realidad de esa comarca, limitándose a presupuestar 4 míseros millones de euros frente a un proceso que tiene un impacto de 1.200 millones”.

“Una vez más, comprobamos que las políticas de las derechas no sirven para generar empleo y están reforzando y ampliando la brecha entre nuestra tierra y el resto del país”, añade García, que por otro lado también al Gobierno central de PSOE y Unidas Podemos la “derogación de las dos reformas laborales” que “siguen siendo el marco que condena a nuestra provincia a ser la líder del desempleo, el farolillo rojo en nuestro país y a un modelo de empleo precario, inestable y basado en la precariedad”.

Por su parte, para Inmaculada Nieto, los datos que arroja la última EPA “son una pésima noticia que vuelve recordarnos de un mazazo la debilidad de la economía gaditana y la falta de arrojo del Gobierno andaluz para poner sobre la mesa medidas decididas que cambien de una vez el modelo productivo gaditano y la posibilidad de impulsar el empleo”.

Nieto afirma que “la provincia de Cádiz necesita de manera urgente políticas que saquen partido al tremendo potencial que tenemos, no es de recibo que tengamos materia prima excelente que se exporta fuera de nuestra provincia, incluso del país, para ser manufacturada, como tampoco es de recibo el abandono al que nos han sometido los sucesivos gobiernos en materia de infraestructuras”.

Esta parlamentaria gaditana de IU se ha mostrado convencida de que el nuevo Gobierno de España “será sensible a esta realidad andaluza y de la provincia de Cádiz de manera especial, y a la necesidad de poner sobre la mesa un plan de empleo que logre activar nuestra economía y generar empleo de calidad”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.