DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La pandemia del paro: 35.358 desempleados más en 2020 en Cádiz

El último mes del nefasto 2020 deja en la provincia de Cádiz 2.217 demandantes de empleo más (pese a la campaña navideña), con lo que el total de personas que hoy día forman la larga cola de sin trabajos se queda en los 183.396, niveles superiores a los contabilizados en primavera durante el confinamiento. Son casi 35.400 más que hace un año (y de ese total, más de 22.000 del sector servicios), y del total, 18.300 residen en la Bahía. Los cotizantes también caen desde diciembre de 2019 en unos 10.500 gaditanos. “La crudeza de la crisis ha puesto de manifiesto nuevamente las debilidades de nuestro sistema productivo”, evidencia CCOO.

Diciembre se olvida este 2020 marcado por la pandemia del coronavirus de dar un respiro en las estadísticas del paro en España, Andalucía y Cádiz, pese a que se ha abierto la mano durante semanas en las restricciones de movilidad y comerciales para permitir en cierto modo la campaña navideña y el tradicional consumismo-social compulsivo. Al menos en la provincia gaditana donde aumenta más el paro es en el sector de la construcción y en el industrial.

De este modo, en el último mes del año el desempleo registrado por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en Cádiz ha crecido en 2.217 demandantes (un 1,2%), con lo que el total de personas que hoy día forman la larga cola de sin trabajos se queda en los 183.396, niveles superiores a los contabilizados en primavera durante el confinamiento decretado durante el primer estado de alarma (76.989 son hombres y 106.410 son mujeres); son 35.358 más que hace un año (y de ese total, más de 22.000 proceden del sector servicios).

En cuanto a la afiliación, hay 366.292 cotizantes a la Seguridad Social de media en la provincia en este diciembre: casi 2.500 menos que hace un mes, y 10.482 menos que en diciembre de 2019. Además, un total de 12.030 trabajadores gaditanos siguen incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En el caso de Andalucía, el desempleo ha aumentado en 2.933 personas (hoy día hay 969.437 sin trabajo registrados, 191.503 más que hace un año); y a nivel estatal en 36.825 desempleados (3.888.137 personas sin empleo, 724.532 más en la comparación interanual). Además, en este último mes de 2020 se ha sumado en todo el Estado 26.432 cotizantes a la Seguridad Social, y se cierra el ejercicio con poco más de 19 millones de afiliados. A todo ello hay que añadir que unos 755.000 trabajadores continúan en ERTE.

Volviendo a la provincia gaditana, el paro mensual baja en 579 personas en el precario sector servicios (debido a la campaña navideña, que ha generado menos contratos que el año 2019, un 20% menos), a diferencia del resto de actividades económicas, en las que aumenta. Lo hace, especialmente, en la construcción, con 1.804 demandantes más que en noviembre; y casi 700 en la industria, y eso sí que es preocupante (ya que aquí el empleo suele ser de mayor calidad).

Por grupos de población, el desempleo baja en diciembre entre las mujeres gaditanas (402 menos) y, por el contrario, hay 2.619 hombres parados más. Por franjas de edad, aunque sube en todas, el aumento es más significativo para las personas mayores de 44 años, que cierran diciembre con 1.769 inscritos más.

En la comparativa interanual, hay 35.358 personas más inscritas en el SAS en la provincia de Cádiz, un 23,8% más. Concretamente, los servicios aportan 22.362 nuevos demandantes sobre el crecimiento total del paro: ello significa prácticamente dos de cada tres nuevas personas desempleadas a lo largo de 2020, lastrado por los efectos socio-económicos del Covid-19 desde marzo. Le siguen, por volumen de nuevos demandantes, el colectivo de personas sin empleo anterior (6.390 más); la construcción (2.637); la industria (2.524) y la agricultura (1.445).

Por grupos de población, el desempleo gaditano sube en todos durante el último año. Lo hace con menor intensidad porcentualmente entre las mujeres (que ven aumentar su paro un 21,6%, mientras que el de los hombres crece un 27%), y entre las personas -incluyendo ambos géneros- mayores de 44 años. Este último colectivo sube su paro un 16,5% en el año 2020; las personas de entre 25-44 años lo hacen en un 27,3%; y los menores de 25 años, en un 51,2%, según la información trasladada por la delegación territorial de Empleo a DIARIO Bahía de Cádiz.

18.300 PARADOS EN UN AÑO EN LA BAHÍA

Respecto al comportamiento de las siete ciudades mancomunadas de la Bahía de Cádiz, en este último mes del nefasto 2020 se registran subidas (sobre todo en Jerez) y discretas bajadas en San Fernando y la capital.

Así, en Jerez hay 635 desempleados más (el SAE local registra ahora 32.821 inscritos); en Chiclana, 139 personas han entrado en la ‘cola’ (13.160 hay en total); Puerto Real registra 137 más (6.219); El Puerto, 70 más (12.222); y en Rota crecen los registros en 24 demandantes (3.780). En el otro lado de la balanza, en San Fernando existen estadísticamente 31 parados menos que hace un mes (13.173 en total); y en el caso de Cádiz hay 17 anotados menos en el SAE (15.010 en total ahora).

En el conjunto del área metropolitana, el paro vuelve a subir en diciembre en 957 personas, y el total se queda en 96.385 demandantes (casi 18.300 más que hace un año), alrededor del 52,5% del paro provincial.

VALORACIONES

LA JUNTA SÓLO VE ALGO “POSITIVO” EN EL AUMENTO DE AUTÓNOMOS

El delegado territorial de Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, Alberto Cremades, evidencia en su valoración que la evolución del paro registrado refleja la evolución de un año “atípico”, marcado por la pérdida de empleo ocasionada por factores como el estado de alarma y las posteriores restricciones con motivo de la pandemia, “sobre todo, durante sus olas más fuertes”.

En el lado positivo de la balanza, si lo hay, este político de Ciudadanos resalta que la provincia ha terminado 2020 con 1.267 trabajadores autónomos más de los que había en el año 2019. Aprovecha este dato para presumir del “apoyo” que, entiende, la administración autonómica está ofreciendo a quienes ante la falta de demanda laboral por cuenta ajena prueban con hacerse autónomos.

Por último, este delegado territorial remarca que en los próximos meses será “determinante” tanto la eventual prórroga de los ERTE por fuerza mayor, como otras medidas que desde el Gobierno central tengan que aplicarse para atenuar la caída de las actividades económicas.

LA DIPUTACIÓN RECLAMA POR ENÉSIMA VEZ UN PLAN DE EMPLEO A LA JUNTA

Desde la Diputación, se muestra preocupación tras analizar estas estadísticas (suponen un retroceso de cinco años, con registros de desempleo similares a los de 2015): el paro sube en todas las comarcas, un dato que tiene especial significación cuando tradicionalmente el último mes del año suele ofrecer buenas cifras, con bajadas del desempleo cimentadas en el sector terciario y la campaña navideña. Por ello, la diputada provincia de Empleo, Ana Carrera, ha defendido la necesidad de articular desde las administraciones medidas con carácter “urgente y extraordinario” para combatir el paro en la provincia.

Ante este contexto, esta diputada socialista ha vuelto a exponer una demanda que viene elevando desde el inicio de la pandemia a la Junta, la administración competente en las políticas activas de empleo, para que diseñe planes especiales para la provincia, con “cifras realmente dramáticas”, y para que no se dilate en su puesta en marcha.

En este punto, Carrera se pone como “ejemplo”, resaltando el “compromiso” de la Diputación “no solo poniendo en marcha durante los últimos años planes de cooperación local y otros de inversiones, como el Plan Invierte, sino en este ultimo año con un plan extraordinario de empleo”. También aplaude el “esfuerzo” del Gobierno central de PSOE y Unidas Podemos con los ERTEs, que “están suponiendo un balón de oxígeno para que muchas de nuestras empresas puedan aguantar”.

“LA PANDEMIA HA DEJADO AL DESCUBIERTO NUESTRAS DEBILIDADES”, PARA CCOO

En cuanto a la valoración sindical, CCOO no duda de que los datos que se acaban de conocer ponen de manifiesto las “enormes debilidades” del mercado laboral gaditano, y que los ERTEs “han paliado la destrucción de empleo pero no se muestran suficientes para afrontar la precariedad y la estacionalidad”.

“El desempleo ha cerrado el ejercicio con un incremento de 35.358 parados, poniendo de manifiesto el enorme impacto que ha tenido sobre el mercado de trabajo de nuestra provincia las consecuencias económicas de la crisis sanitaria”, remarcan desde CCOO, incidiendo en que “en nuestro mercado laboral, con enormes tasas de precariedad y estacionalidad, las consecuencias económicas de la pandemia ha tenido resultados demoledores. Los ERTEs han supuesto un importante colchón para evitar una mayor destrucción de empleo, pero la crudeza de la crisis ha puesto de manifiesto nuevamente las debilidades de nuestro sistema productivo”.

En este sentido, este sindicato vuelve a poner el acento en la necesidad de reorientar las políticas públicas en la superación de los actuales déficits del modelo productivo gaditano y de sus consecuencias en el mercado laboral: “la creación de empleo estable y de calidad debe ser el eje central de los proyectos que se pongan en marcha con los fondos extraordinarios procedentes de la Unión Europea”.

“Los responsables políticos de nuestra provincia deben situar el desempleo en el eje central de su prioridades, abriendo canales de de concertación social que permitan aunar esfuerzos con los agentes sociales y económicos en el diseño y ejecución de proyectos que permitan a Cádiz salir de la actual situación y apostar por un modelo económico que permitan incluir en el mercado laboral al conjunto de las personas trabajadoras de nuestra provincia”, concluyen desde Unión Provincial de CCOO de Cádiz.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.