DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Diputación gaditana diseña para 2020 un presupuesto “expansivo y comprometido con nuestra realidad socioeconómica” de 279 millones

El presupuesto consolidado de la Diputación de Cádiz para 2020 asciende a 278,7 millones de euros. Sin contar con los organismos autónomos y empresas públicas, las cuentas rondan los 266,4 millones, frente a los 251 plasmados en 2019. Unos presupuestos que saldrán adelante en el pleno de diciembre y que, según el gobierno provincial, insisten en la creación de empleo, la asistencia a municipios y la mejora de la calidad de vida.

El presupuesto consolidado de la Diputación de Cádiz para 2020 asciende a 278,7 millones de euros. Sin contar con los organismos autónomos y empresas públicas, las cuentas rondan los 266,4 millones, frente a los 251 plasmados en el mismo documento para el presente ejercicio.

La presidenta de la Diputación, Irene García, junto al diputado de Servicios Económicos, Hacienda y Recaudación, Juan Carlos Ruiz Boix, ha presentado este proyecto de presupuestos que se aprobará sin problemas en el pleno ordinario de diciembre, ya que el Gobierno de PSOE y La Línea 100×100 suman mayoría.

García ha valorado las tres premisas básicas que sustentan estas nuevas y que, en rigor, son las mismas claves en las que han insistido los gobiernos provinciales que ha presidido desde el año 2015: especial dedicación al empleo y desarrollo económico más allá de las competencias formales; fortalecer la asistencia técnica y económica a los municipios con programas que modernicen sus infraestructuras y servicios públicos; e implicarse en la mejora de la calidad de vida de la sociedad “blindando políticas sociales”.

En relación a las cifras, la presidenta socialista habla de proyecto “expansivo, fruto de una gestión saneada y solvente, comprometido con esta provincia y su realidad socioeconómica”. Las partidas crecen con respecto al presupuesto de 2019 aún en vigor: el incremento en las cifras consolidadas es de unos 18,5 millones de euros.

EMPLEO, LA PRIORIDAD

Según García, el actual gobierno provincial conserva el área de Empleo como uno de los elementos esenciales de su política. Desde este ámbito “se redoblará la atención a programas de formación, dirigidos a mejorar las condiciones de empleabilidad de aquellas personas que encuentran dificultades para acceder al mercado de trabajo”. Además, 2020 llegará con una nueva edición del Plan de Cooperación Local y del Plan de Internacionalización para pequeñas y medianas empresas que se promueve en coordinación con las Cámaras de Comercio.

En esta tesitura de “estimular el desarrollo económico de la provincia”, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, se estrena la nueva área de Coordinación y Desarrollo Estratégico, Productivo y Social. Desde dicha área, donde se emprenden actuaciones capitales como las dedicadas a la promoción turística, se va a liderar un plan estratégico en alianza con los agentes económicos y sociales conforme a un presupuesto que superará los 2 millones de euros.

Las reservas presupuestarias para las áreas citadas (Empleo y Coordinación y Desarrollo Estratégico) suman más de 34 millones de euros. Un saldo que permitirá afrontar actuaciones relevantes como la renovación del alumbrado público de todos los municipios con menos de 20.000 habitantes, ninguno de ellos en la Bahía; a esta operación se dedicarán más de 9 millones.

ASISTENCIA A MUNICIPIOS, LA ESENCIA DE LA INSTITUCIÓN

Por otro lado, Irene García ha reafirmado la vocación de la Diputación como una entidad “prestadora de servicios y transformadora de la realidad de nuestros pueblos”. Esa tendencia ha tenido su reflejo en el organigrama del ejecutivo provincial, donde convergen un área de Desarrollo Local y otra de Cooperación Local y Asistencia a Municipios.

El área de Desarrollo Local, de reciente creación, dispondrá de un presupuesto cercano a los 12 millones. Una partida netamente inversora y traducida en programas dedicados a los municipios.

Mientras que en Cooperación Local y Asistencia a Municipios destaca la incorporación de un plan plurianual de carreteras cifrado en 15 millones y que, en palabras de la presidenta, “se trata de la actuación más ambiciosa en materia de mantenimiento y mejora” de una red provincial que comprende un trazado de 800 kilómetros.

POLÍTICAS SOCIALES, “BLINDADAS”

En el actual gobierno provincial bipartito también se incluyó un área de Desarrollo de la Ciudadanía donde convergen las políticas de bienestar social. Los créditos consignados para gastos corrientes y transferencias desde este ámbito superan los 42 millones de euros. Unas partidas al alza, gracias a compromisos cumplidos como el de reconocer una subida salarial para las trabajadoras adscritas al desarrollo de la ley de dependencia. Los fondos para el cumplimiento de dicha norma crecen en 5,5 millones, de los que casi 2 son asumidos por la Diputación como única entidad que asume la revisión de las retribuciones mencionadas.

Mientras, al área de Igualdad se destina en 2020 una aportación que supera los 3 millones de euros; de esta reserva casi un tercio financiará “políticas concretas de igualdad”.

POR CAPÍTULOS

En esta rueda de prensa se han esbozado las políticas esenciales que quiere sostener el presupuesto provincial, así como la propia arquitectura del mismo. Sobre el capítulo 1, dedicado al personal (el que absorbe la principal cuantía, 91,5 millones, cerca del 35% del total), aporta una novedad: su incremento en 7 millones de euros (un 9% más en relación a las estimaciones de 2019) y que permiten romper la tendencia de los últimos años caracterizada por la congelación.

La presidenta ha explicado que la legislación estatal impuso restricciones a la contratación que, junto a las jubilaciones, han deparado una merma de efectivos. Ahora “llega el momento de revertir ese proceso” para las que la intervención pública de la Diputación –mediante sus diferentes programas- se pueda resolver de manera ágil y diligente. García concibe la recuperación de las ofertas de empleo público (aún por concretar) no como un gasto sino como una inversión.

El capítulo 2, de bienes corrientes, se cifra en 40,6 millones de euros (3,5 más que el presupuesto aún en vigor). En este incremento repercute la subida dedicada a la aplicación de la ley de dependencia. También sube el capítulo 4 de transferencias corrientes (con casi 60 millones en sus créditos iniciales) en más de 1,5 millones.

Las inversiones productivas, concretadas en los capítulos 6 y 7 (de inversiones reales y transferencias de capital), comportan más de 60 millones de euros y “confirman la vocación de Diputación como organización abocada a la transformación de los pueblos y ciudades de la provincia”, se sentencia.

CS CUESTIONA LA “FALTA DE PARTICIPACIÓN”

A raíz de la presentación de las cuentas, la única diputada provincial de Ciudadanos, Estefanía Brazo, ha criticado la falta de participación del resto de fuerzas políticas en la elaboración de las mismas.

Brazo ha calificado como “decepcionante” la actitud del equipo de Gobierno, “que no ha mantenido reuniones ni ha contado con el resto de las formaciones” a la hora de elaborar los presupuestos. Además de esta falta de participación, la oposición ha contado con tan sólo dos días hábiles para estudiar toda la documentación, “una premura que no sería necesaria si las cuentas se hubiesen entregado a la oposición con mayor previsión”. En este sentido, tampoco ve prácticamente margen de maniobra “a la hora de presentar enmiendas”.

“La Diputación provincial debe ser un organismo más participativo, y aunque el PSOE sólo necesite a La Línea 100×100 para sacar hacia adelante las cuentas, debe mostrar una mayor lealtad con todos los gaditanos y favorecer la participación de todos los grupos políticos en las cuentas anuales”, interpreta la franquicia naranja.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.