DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Diputación gaditana ‘despide’ el mandato abonando sus facturas a proveedores en unos 20 días de media

El periodo medio de pago a proveedores de la Diputación de Cádiz se sitúa en menos de 21 días. Se cumple con la ley, que dicta que las instituciones públicas deben abonar sus facturas en un plazo no superior al mes. En números, abonó a sus diferentes proveedores de bienes y servicios a lo largo de mayo cerca de 7 millones de euros. Para Jesús Solís, el diputado saliente responsable de Servicios Económicos, estos números avalan lo “saneada, rigurosa y solvente” que es hoy día esta institución provincial

El periodo medio de pago a proveedores de la Diputación de Cádiz, durante el mes de mayo, se sitúa en 20,74 días según el informe resuelto por la Tesorería de la institución provincial. Se cumple con la ley, que dicta que las instituciones públicas deben abonar sus facturas en un plazo no superior a los 30 días. En números, abonó a sus diferentes proveedores de bienes y servicios a lo largo de mayo cerca de 7 millones de euros.

Para el responsable en funciones del área de Servicios Económicos, Jesús Solís, este índice avala la trayectoria de una entidad “saneada, rigurosa y solvente”.

El citado dato es el promedio entre los periodos de pago alcanzados por la Diputación gaditana como entidad matriz junto a sus organismos autónomos y empresas públicas. Se trata del mejor registro del presente 2019. En abril el plazo se situaba en 27,05 días, que ya mejoraba sensiblemente los promedios de la administración central (35,61), comunidades autónomas (34,88) y entidades locales (69,46), según información divulgada por el Ministerio de Hacienda.

El mandato corporativo 2015-2019 se cierra acreditando periodos medios de pago “óptimos” en casi todos los meses, salvo de septiembre de 2017 a marzo de 2018. En septiembre de 2017, la institución tuvo que reconocer unas 350 facturas por servicios prestados desde hacía más de dos años (en tiempos del gobierno del PP), que elevaron sensiblemente el promedio de pago. El saldo agrupado de esas facturas era de 1,5 millones de euros. Tras salvar ese escollo se normalizaron los registros mensuales, con referencias destacadas como la alcanzada en diciembre de 2018 (cuando se acreditaron 16,92 días) o el último dato del pasado mayo de 20,74 días.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, Solís (que a partir de este jueves, dejará de ser diputado provincial al constituirse la nueva Corporación) recuerda que el presupuesto de 2018 se liquidó con un superávit de 41 millones de euros. Con esos recursos, y con la confirmación de una estabilidad en el pago a proveedores, “la Diputación está en disposición de afrontar nuevos programas de inversiones financieramente sostenibles”, como ha sido el caso del denominado Plan Invierte. Esta iniciativa se ha aplicado en tres ediciones con un montante global de 35 millones y con incidencia en todos los municipios gaditanos.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.