DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La ‘desescalada’ de mayo saca del paro a cerca de 3.000 gaditanos

Dos meses y medio de impacto del coronavirus ha situado a la provincia gaditana en niveles de paro similares a los de mayo de 2016. Pese a la “discreta” bajada de demandantes de empleo a raíz del comienzo de la desescalada, Cádiz ‘despide’ mayo con 177.987 desempleados (casi 95.000 en la Bahía), después de que 2.911 hayan abandonado las listas del SAE, procedentes sobre todo del sector de la construcción, y la gran mayoría hombres. En paralelo, hay unos 7.800 cotizantes más. La Junta evidencia que la evolución de los datos se ha tornado “volátil y poco fiable” en las actuales circunstancias; y sindicatos reclaman medidas de reactivación económica. Hoy hay cerca de 36.000 desempleados gaditanos más que hace un año.

El impacto de la crisis del coronavirus, que estallaba a mediados del pasado marzo, ha situado a la provincia de Cádiz en niveles de paro similares a los de mayo de 2016. Pese a la “discreta” bajada de demandantes de empleo a raíz del comienzo de la desescalada, el reinicio de obras y la apertura progresiva de comercios y hostelería con limitaciones, Cádiz ‘despide’ mayo con 177.987 desempleados (más del 55% ya sin prestación), después de que 2.911 hayan abandonado las listas del SAE (un descenso del 1,6% con respecto a abril), procedentes sobre todo del sector de la construcción, y la gran mayoría hombres.

En la comparación interanual, en la provincia gaditana se anotan 35.779 parados más que en mayo de 2019 (cuatro de cada cinco proceden del sector servicios). Mientras, el número de afiliados a la Seguridad Social ha crecido de media en el último mes en 7.847, quedándose el total en unos 355.291 cotizantes (27.784 menos que hace un año). De ese total, 60.363 son autónomos, y unos 33.000 han podido acceder a la prestación extraordinaria por verse afectados por la pandemia y las restricciones del estado de alarma.

El número de trabajadores en Cádiz afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) se queda actualmente en 54.557, lo que supone casi 15.000 menos que los registrados en abril. Más de 11.700 empresas en la provincia continúan con su ERTE en vigor, asociados casi todos al coronavirus, por fuerza mayor.

A nivel andaluz, el desempleo también baja durante el pasado mes en 9.210 personas, hasta los 969.087 sin trabajo en total. Sin embargo, en el conjunto de España, sí sube el paro, en 26.573 personas, quedándose el total en 3.857.776 demandantes de empleo. Y la Seguridad Social gana una media de 97.462 afiliados, y sitúa el número de adscritos al sistema en algo más de 18,5 millones de ocupados (885.000 menos que hace un año).

Volviendo a los datos de la provincia gaditana, por sectores de la actividad económica, el paro de mayo se reduce especialmente en la construcción, donde se registran 2.330 menos que el mes anterior. También bajan los registros en el resto de los sectores (564 menos en servicios; 478 menos en industria; ó 39 menos en agricultura), con la excepción del colectivo de personas sin empleo anterior a su inscripción en el paro, que se anota 500 personas más.

Por perfil de las personas demandantes, el paro crece entre las mujeres, que cierran este mayo con 655 inscritas más en el SAE. Dicho en otros términos, toda la bajada del desempleo beneficia a hombres, género en el que el paro retrocede en 3.566 personas a lo largo del último mes, remarcan desde la delegación territorial de Empleo en la información trasladada a DIARIO Bahía de Cádiz.

Por tramos de edad, se dan bajadas en todos ellos, si bien lo hace con mayor intensidad para las personas que tienen entre 25-44 años, donde 1.781 abandonan las listas del SAE.

EN LA BAHÍA, 1.200 PARADOS MENOS

Respecto al comportamiento de las siete ciudades mancomunadas de la Bahía de Cádiz, en este mayo en estado de alarma pero ya con la desescalada en marcha, se registran leves subidas y bajadas, destacando el caso de Jerez.

Así, en Jerez hay 689 desempleados menos (el SAE local registra ahora 32.313 inscritos); en Chiclana, 259 personas ha dejado la ‘cola’ (12.855 hay en total); Puerto Real registra 176 menos (5.879); El Puerto, 115 menos (11.872); y en Rota bajan los registros en 75 demandantes (3.603). Por el otro lado, en la capital existen estadísticamente 92 parados más que hace un mes (15.137); y en el caso de San Fernando, hay 10 anotados más en el SAE (13.067 en total ahora).

En el conjunto del área metropolitana, el paro cae en este quinto mes de 2020 en 1.212 personas, y el total se queda en 94.726 demandantes (17.125 más que hace un año), casi el 53,2% del paro provincial.

VALORACIONES

UNA EVOLUCIÓN “VOLÁTIL Y POCO FIABLE”, PARA LA JUNTA

Desde la consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, el descenso que experimenta el paro en Cádiz este mayo se considera “discreto”. Es el menor descenso en un mes de mayo de los últimos cinco años, tanto a nivel andaluz como gaditano.

El delegado territorial responsable, Alberto Cremades, eso sí, sobresale que Cádiz es la segunda provincia española en la que más baja el desempleo en términos absolutos en este mayo respecto al mes anterior, sólo por detrás de Sevilla.

Para la consejería (en manos de Cs) la evolución de los datos se ha tornado “volátil y poco fiable” en las actuales circunstancias, debido al obligado cierre de actividades y posterior reapertura con muchas limitaciones, y la aplicación de los ERTE derivados de la actual crisis sanitaria.

En este contexto, mayo se ha convertido en el primer mes tras el estado de alarma en el que desciende el paro, y refleja los primeros síntomas de la “lenta vuelta a la normalidad y el retorno a la actividad”. Con todo, se trata de un “modesto” descenso que revela que “aún queda mucho camino por recorrer”.

“LOS DATOS SIGUEN SIENDO INSOSTENIBLES”, PARA LA DIPUTACIÓN

Para la Diputación, en estos momentos, la “esperanza” para la economía provincial está en la recuperación del sector turístico, que previsiblemente llegará en junio y julio, aun siendo complicado que este verano se alcancen las elevadas cifras de descenso del paro que ha tenido la provincia en los últimos ejercicios.

Pese a la bajada en mayo, la diputada de Empleo, Ana Carrera, no duda en afirmar que los datos siguen siendo “insostenibles”. Estos números, “indudablemente lastrados” por los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19, están muy lejos de la mejor cifra vista en la provincia en la última década, concretamente la del mes de agosto de 2019, cuando se contabilizaban 133.822 desempleados.

En este contexto, Carrera no duda en poner en valor la labor de la Diputación, con gobierno de PSOE y La Línea 100×100: “está haciendo un importante esfuerzo por poner en marcha diversos programas destinados, por un lado, a salvaguardar los derechos de la ciudadanía mediante el diseño de un sistema de ayudas de emergencia con las que sostener a la población más vulnerable, apoyando a todos los ayuntamientos de la provincia; y, por otro, no sólo se mantienen, sino que se refuerzan los distintos programas para el fomento del empleo y la reactivación de los sectores productivos de la provincia”.

No obstante, la presidenta Irene García ha vuelto a reivindicar la necesidad de que el resto de administraciones (Estado y Junta de Andalucía) respondan del mismo modo a la ciudadanía gaditana, que no sólo se enfrenta a las dificultades del momento actual, sino que arrastra desde hace años el lastre que suponen las elevadas cifras de desempleo.

PARA IU, “ESTA CRISIS TIENE QUE SERVIR PARA QUE TODA LA PROVINCIA CAMBIE DE DINÁMICA”

En el mismo sentido, la dirección provincial de IU en Cádiz ve “imprescindible” que tanto Junta de Andalucía como Gobierno central se comprometan con la provincia “para revertir de manera urgente el paro estructural”. El coordinador provincial de IU Cádiz, Fernando Macías, considera que, aunque los datos de mayo son “positivos”, en la comparación interanual, la cifra es “nada asumible”.

“Tenemos que ser optimistas porque la gente se está partiendo la cara por encontrar trabajo y por crearlo”, aunque, para Macías, “esta crisis tiene que servir para que toda la provincia cambie de dinámica y se comprometa a luchar contra la que es sin duda nuestra primera lacra, desde las administraciones, a los empresarios y sindicatos”.

Esta formación izquierdista aboga por un “obligado” cambio de modelo productivo para la provincia de Cádiz que la haga abandonar los primeros lugares del ranking estatal y europeo del desempleo, y que aproveche su enorme potencial, entre ellos, el del campo. “Este nuevo modelo –apunta el coordinador-, debe centrarse en los productos de proximidad, en la pequeña y mediana empresa, en los pequeños comercios, en el turismo sostenible ecológica y culturalmente, en una industria que mantenga y dignifique los salarios de la clase trabajadora y en un necesario impulso estatal, autonómico y local desde las administraciones, es decir, desde el Estado”.

CCOO RECLAMA “POLÍTICAS DE REACTIVACIÓN ECONÓMICA”

Del mismo modo, CCOO evidencia que los últimos datos de paro vienen a indicar que se produce en la provincia una “leve recuperación” del empleo en todos los sectores, con especial relevancia en la construcción.

Y se resalta que, de una parte, muestran que las medidas pactadas para contener la pérdida de empleo durante la pandemia “han evitado que la destrucción del empleo haya sido mayor”, y de otra pone de manifiesto “la capacidad de la gobernanza para dar cobertura a un parón en seco de la actividad”. “Pero también nos están indicando que la recuperación va a depender de la capacidad que muestre nuestro tejido productivo para reactivarse. Con este fin se hace imprescindible poner en marcha recursos para el desarrollo sectorial e industrial”, se apostilla.

Este sindicato, incidiendo en que ahora hay casi 36.000 desempleados más que hace un año, subraya que “de la capacidad y el esfuerzo en impulsar políticas públicas de reactivación mediante planes sectoriales para nuestra provincia dependerá que cuanto antes se recupere el empleo perdido”.

Especial importancia tiene, a criterio de Comisiones, el crecimiento de la afiliación media en mayo, que se incrementa en 7.847 personas, así como la contratación que se eleva en un 17,9%, alcanzando el número de 26.760 contratos. “A pesar de lo positivo del dato en comparativa con la contratación del mes de abril, el camino para alcanzar el pulso previo a la pandemia está aún lejos si partimos de los datos de contratación del mes de mayo del año anterior en los que se realizaron más de 66.000 contrataciones”, anota.

Con todo ello, se reitera la necesidad de dar cobertura a las personas con especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo “y que produce una extensión de la pobreza sobre la que es imprescindible actuar mediante políticas públicas eficaces, tanto activas para promover la empleabilidad, como mediante rentas básicas”. Y al respecto se aplaude el Ingreso Mínimo Vital que el Gobierno central de PSOE y Unidas Podemos acaba de aprobar: “un paso esencial frente a la pobreza, y para el fortalecimiento del modelo social que emana de la Constitución. En nuestra provincia un 55,5% de las personas paradas no tienen prestación, uno de los datos más altos del país en cuanto a falta de cobertura social, de ahí la importancia y el valor del acuerdo alcanzado por los agentes sociales y el gobierno para la extensión de un nuevo derecho subjetivo y su importancia para nuestra provincia”.

Por último, CCOO ha insistido en la necesidad de que el Consejo Económico y Social de la provincia de Cádiz juegue “un papel decisivo” en el diseño de medidas de reactivación económica, que permita una actuación coordinada de conjunto de las administraciones y que cuente con los agentes sociales y económicos.

CSIF INSTA A BUSCAR “OTRAS FORMAS DE CREACIÓN DE RIQUEZA”

Y el presidente de CSIF Cádiz, Enrique Estévez, valora los datos del paro registrado en la Cádiz, pues supone “cierto alivio” para muchas personas que se habían quedado sin empleo durante la crisis sanitaria. Sin embargo, insiste en que esta bajada “es una cifra coyuntural”, debido a los efectos de la desescalada y que, en ningún caso, supone “la solución a la grave crisis económica a la que se enfrenta la provincia en estos tiempos”.

Con esta situación, Estévez considera fundamental que los agentes políticos, sociales y económicos aúnen esfuerzos en la búsqueda de nuevas estrategias y fórmulas que permitan otras formas de creación de riqueza, sin centrar todas las energías en salvar el turismo; un sector que, salvo en contadas excepciones, está marcado por la precariedad y la temporalidad de las contrataciones. “Los recursos que ofrece esta provincia son enormes y hay que ponerlos en valor”, reiteran desde este sindicato.

Además, CSIF sigue defendiendo que las administraciones refuercen y potencien el empleo público, como motor de la economía y como sustento de los servicios esenciales para la sociedad: “hay que mejorar los servicios sanitarios, educativos, de seguridad ciudadana, la justicia y otros tantos sectores públicos, que han sido mermados en la última década y que, con esta crisis, hemos comprobado su importancia en defensa de los valores del estado del bienestar democrático”.

SE DEMANDA MÁS VIGILANTES PARA LAS OFICINAS DEL SAE

Por cierto, sin dejar a este sindicato, ha solicitado en los últimos días un refuerzo en las medidas de seguridad y vigilancia en las oficinas de empleo (del SAE) ante la próxima reincorporación presencial de sus trabajadores, tras semanas teletrabajando durante el confinamiento.

De los 36 centros y oficinas del paro en la provincia de Cádiz, sólo 16 disponen de servicio de vigilancia y seguridad. Su presencia en todas las oficinas, que ha sido una reclamación en los últimos años del sector de Administración de la Junta de Andalucía de CSIF Cádiz, “es en estos momentos más importante que nunca”.

Su labor, se agrega, “es esencial para la aplicación de las medidas de protección de salud laboral y seguridad personal en la reapertura de los centros”. Y se requieren “para disminuir el riesgo de episodios de hostilidad hacia el personal, que pueden verse incrementados por la tensión y crispación que generan las incidencias y retrasos en el pago de prestaciones y sobre todo de las prestaciones vinculadas a los ERTE”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.