DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Guardiamarinas de Elcano se instruyen para ‘observar’ los mares

El Juan Sebastián de Elcano partía a principios de noviembre desde Cádiz en el inicio de su nuevo crucero de instrucción. Un periplo que, como el previsto para 2020, incluye por primera vez la realización de actividades de investigación por los diferentes océanos y mares del mundo. Los guardiamarinas han sido adiestrados al respecto en estos días por personal de la UCA y del Instituto Hidrográfico.

El buque escuela de la Armada española, Juan Sebastián de Elcano, partía a principios de noviembre desde su ‘casa’, Cádiz, en el inicio de su nueva expedición alrededor del mundo para realizar la instrucción de sus nuevos guardiamarinas. Un periplo que (como el previsto para 2020) incluye por primera vez la realización de actividades de investigación por los diferentes océanos y mares del mundo.

En la primera fase de este XCII crucero de instrucción, la travesía hasta Las Palmas de Gran Canaria, se ha embarcado personal científico de la Universidad de Cádiz y del Instituto Hidrográfico de la Marina para realizar el adiestramiento de los guardiamarinas que llevarán a cabo el programa de observaciones oceanográficas previsto.

Esta actividad forma parte del proyecto piloto que permitirá probar las metodologías de observación para contribuir al seguimiento de los efectos del cambio climático y la identificación de zonas de acumulación de basuras marinas.

Así, durante dos cruceros de instrucción (el ya en marcha y el que partirá en agosto de 2020), a bordo del buque escuela se realizará una serie de actividades científicas dentro del contexto, además, de la celebración del V centenario de la primera vuelta al mundo.

De esta manera, investigadores de la UCA con el apoyo de marinos de la Armada estudiarán los océanos desde una primera experiencia, que pretenden se convierta en observación permanente, a través de los viajes por el mundo que realiza Elcano.

En los próximos seis meses Elcano seguirá la siguiente ruta: Río de Janeiro, Buenos Aires, Mar del Plata, Montevideo, Recife, Curazao, Santo Domingo, Miami, y vuelta a ‘casa’, a donde prevé arribar el 18 de abril tras 29 días de mar cruzando el Atlántico. Tres meses después, volverá a la mar, en su siguiente crucero de instrucción: el 8 de agosto comenzará un periplo de 12 meses (que además, será su undécima vuelta al mundo): hará escala en Santa Cruz de Tenerife, Río de Janeiro, Buenos Aires, San Julián, Punta Arenas, Valparaíso, El Callao, Guayaquil, Acapulco, Honolulu, Guam, Manila, Hong Kong, Ternate, Yakarta, Bombay, Masqat, Alejandría, La Valetta y Palma de Mallorca, antes del nuevo regreso a su base en la Bahía de Cádiz.

DATOS “DE GRAN VALOR PARA LA COMUNIDAD CIENTÍFICA”

En estas actividades científicas de carácter expedicionario se encuentran involucrados la propia Armada española, con la colaboración del Instituto Hidrográfico de la Marina, la Universidad de Cádiz y el Explorers Club de Nueva York. El Hidrográfico de la Marina (con sede en la capital gaditana) y la UCA mantienen una permanente colaboración y desde este proyecto tienen como objetivo avanzar en el estudio de los océanos, relacionado con la crisis climática y su monitorización como reguladores del clima, lo que permitiría obtener “una información más profunda y de gran valor para la comunidad científica”, se anota en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Las actividades científicas a realizar a bordo de Elcano, consisten en primer lugar en la obtención de perfiles de temperatura mediante lanzamiento de sondas desechables de temperatura (XBTs) a lo largo de la derrota del buque, que incluye un transecto que cruza el océano Atlántico desde Cádiz al continente americano, atravesando el Ecuador. Con los datos obtenidos de perfiles en la columna de agua es posible construir secciones verticales de temperatura.

Como objetivo científico se podría plantear la comparación de la variabilidad de la distribución de temperaturas en esas secciones entre las dos travesías realizadas en los cruceros previstos. También se podrían utilizar los datos obtenidos para la validación de los modelos oceánicos disponibles (NCOM, HYCOM, MYOCEAN), comparando los perfiles obtenidos con los simulados por los modelos. Además, estos perfiles de temperatura se integrarán en bases de datos oceanográficos existentes.

Como complemento, se implementará una rutina automatizada de observación de basura marina que permita obtener conclusiones objetivas científicas en este campo.

Para el análisis e interpretación de los datos, la UCA dispone de la base de conocimiento necesaria que permitirá obtener conclusiones a partir de los mismos, así como mejorar y validar los modelos oceánicos globales. Su relación con el Campus de Excelencia Internacional Global del Mar (CEI.Mar), permiten contar con la experiencia de grupos de investigación de las diferentes universidades y centros que forman parte de este campus liderado desde Cádiz.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.