DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

García ya es la primera presidenta de la Diputación: “no me oirán ni un ‘y tú más’. Quien me ofrezca su mano siempre hallará la mía”

La ‘nueva’ Diputación de Cádiz, tras cuatro años de mayoría absoluta del PP en el Gobierno, ha comenzado a rodar con la constitución de otra Corporación y la elección del presidente, la primera mujer de la historia de esta institución. La socialista Irene García ha recibido 17 votos para ser investida, uno más de lo previsto en el guión: el de Por Cádiz sí se puede. El PSOE cogobernará sin sobresaltos con sus 15 diputados y la única diputada del PA, tras el pacto ya rubricado. En su discurso, se ha mostrado convencida de que “esta provincia tiene futuro”, ha hablado de austeridad y transparencia, de hacer “política con mayúsculas”, y ha avanzado la puesta en marcha de un plan de empleo –que ha exigido una y otra vez desde la oposición- y de un Consejo de Alcaldías orientado a dar protagonismo a los municipios de menos de 20.000 habitantes

La ‘nueva’ Diputación de Cádiz, tras cuatro años de mayoría absoluta del PP en el Gobierno, ha comenzado a rodar este viernes 26 con la constitución de una Corporación muy distinta y la elección del presidente, en este caso presidenta, la primera de la historia de esta institución.

La socialista Irene García Macías ha recibido 17 votos favorables para ser investida presidenta por mayoría absoluta, un voto más de lo previsto por todos, ya que solo se esperaban los 15 del PSOE y uno del PA, el partido con el que se ha pactado cogobernar sin sobresaltos los próximos cuatro años. Y con esos 16 bastaban. Pero el diputado de Por Cádiz sí se puede, el también alcalde de la capital José María González, como devolviendo el ‘favor’ a los socialistas –que permitieron hace unas semanas que accediera a la Alcaldía- también ha apoyado a una sorprendida García.

La nueva Corporación provincial queda constituida con 31 miembros, y tras los resultados de las elecciones municipales del 24-M son: 15 diputados del PSOE, 12 del PP, uno de IU, uno del PA, uno de Por Cádiz sí se puede, y otro de Ganemos Jerez. Solo seis diputados repiten con respecto al mandato precedente.

La sesión constitutiva de la nueva Corporación de la Diputación de Cádiz se celebraba a partir de las 11 horas en el Salón Regio del Palacio Provincial lleno, con presencia, entre otros, del presidente del Parlamento Andaluz, Juan Pablo Durán; el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios; de alcaldes de toda la provincia; y de anteriores presidentes de la institución. Tras la jura o promesa del cargo por parte de los diputados y la elección –secreta- de la presidenta, hubo un turno de intervención para cada uno de los portavoces, antes de las fotos de familia en el patio.

“ALCALDES DE CÁDIZ, SED REIVINDICATIVOS CON ESTA PRESIDENTA”

García inició su perorata mostrando su orgullo “por merecer hoy encarnar la representación de una tierra a la que quiero, en la que creo y con la que estoy comprometida” y su honor “al saberme sucesora de tantas personas que me han precedido en esta tribuna. Y sobre todo el privilegio de ser la primera mujer en presidir esta casa. No quiero pasar por alto este hecho histórico”. Y es que hace 36 años, “cuando se constituyó la primera Corporación provincial en 1979, ninguna mujer ocupaba un escaño de diputada. Hoy somos 16, y es una mujer la que preside esta corporación”, remarcaba, añadiendo que “os pido que trabajemos para que esta provincia no desprecie el talento, el trabajo y la inteligencia de la mitad de su población”: las mujeres.

De la misma forma, sus primeras palabras fueron para “los 245.700 gaditanos y gaditanas que, según la Encuesta de Población Activa, continúan viviendo diariamente la angustia del desempleo. Esas 245.700 personas y sus familias van a ser la principal preocupación de esta Diputación. No queremos escondernos. No vamos a buscar excusas. Serán la principal preocupación de esta presidenta”. El dato equivale al 42% de la población activa y supone 62.000 desempleados más que hace cuatro años. En dicho contexto, ha anunciado que una de las primeras medidas del nuevo Ejecutivo provincial –que se dará a conocer este sábado, y del que solo se sabe que tendrá siete áreas y dos vicepresidencias, una para el PA-, será la adopción de un plan de empleo “de la mano de los pequeños ayuntamientos a través de un sistema que aúne la corresponsabilidad con la transparencia”.

“Y vamos a hacerlo –ha apostillado quien durante los últimos años ha sido líder del principal partido de la oposición en la Diputación- por convicción y por necesidad social, pero también por coherencia con la decena de ocasiones en las que lo reclamamos sin éxito durante el anterior mandato corporativo”.

Por otro lado, en su discurso Irene García ha querido reivindicar “el papel de la política con mayúsculas como el mecanismo para conseguir un rearme de valores y para evitar cualquier riesgo de adormecimiento: no solo para construir una sociedad mejor, sino también y especialmente para que la sociedad se construya mejor a sí misma. Frente a la ausencia de compromisos, la firmeza de la convicción y la defensa a ultranza de los principios”. Por ello, ha añadido, “nos volcaremos en aquello que constituye la auténtica razón de ser de esta Diputación, como es la asistencia a los pequeños y medianos municipios. Y lo haremos a través de la palanca más fuerte para la transformación social: la política. Empobrecer la política no enriquece la democracia. La política es la última garantía que le queda a miles de ciudadanos”. Así, “la garantía de los servicios públicos esenciales en nuestros pueblos será una de las señas de identidad de este Gobierno”, ha subrayado. Y ha lanzado un reto: “les anuncio que no oirán de esta presidenta ni un ‘y tú más’. Y que aquellos que me ofrezcan su mano siempre hallarán la mía tendida”.

De este modo, ha apelado a la necesaria concertación de esfuerzos con los ayuntamientos –sobre todo los pequeños- y a un nuevo marco de relaciones con la sociedad desde los principios de la cercanía y la transparencia. Y en este contexto, la flamante presidenta ha anunciado la convocatoria de un nuevo órgano, el llamado Consejo de Alcaldías, con representación de todos los municipios de menos de 20.000 habitantes. Incluso la primera reunión ya tiene fecha, el próximo 3 de julio. Y ha avanzado una transformación del Servicio de Asistencia a Municipios.

“Desde aquí os digo, alcaldes y alcaldesas de la provincia, que encontraréis siempre abiertas las puertas de esta Diputación para escucharos, para atender vuestras peticiones y vuestras inquietudes, para, entre todos, buscar soluciones efectivas a vuestras demandas. Apelo a vuestra cercanía y vuestra complicidad para hacer posible que esta provincia sea más próspera, más solidaria y más justa con todos y todas”, ha dicho, añadiendo “sed reivindicativos, haced sentir a esta presidenta, a estos diputados, que transmitís cuanto de verdad ocurre en vuestras calles, en vuestras plazas, en vuestros pueblos”. La cercanía con la sociedad, ha dejado caer, se ejercerá desde el propio pleno que volverá a celebrar sesiones “en las diferentes comarcas de la provincia”.

Además, este nuevo periodo, ha anotado la socialista, estará determinado por “dos exigencias irrenunciables: la austeridad y la transparencia”. Una austeridad entendida como preferencia de políticas esenciales y sin que sirva de coartada para recortes de derechos o pérdida de calidad en los servicios. Y una transparencia que propicie “una Diputación sin secretos, sin opacidad y sin cajones en los que esconder aquello que no se sepa. El acceso a unas cuentas claras y a una gestión sin zonas de sombra debe ser comprendido como un derecho de ciudadanía”.

Largo abrazo entre García y González Cabaña, el último presidente socialista de la Diputación / FOTO: Eulogio García
Largo abrazo entre García y González Cabaña, el último presidente socialista de la Diputación / FOTO: Eulogio García

“UNOS AÑOS CLAVES PARA EL DESARROLLO DE LA PROVINCIA”

La Diputación gaditana, ha continuado su intervención, tendrá un papel decisivo –como punto de información y asesoramiento- en la nueva Iniciativa Territorial Integrada (ITI), en la que confluyen fondos europeos –“la movilización de una desconocida suma económica”, ha dicho literalmente- así como recursos del Estado y de la Junta. Esa intervención ha sido valorada por Irene García, quien estima que “esta provincia abre unos años claves para su desarrollo”. Un porvenir que debe ligarse a conceptos como la “innovación, sostenibilidad, eficiencia, internacionalización y diversificación”.

Considera que el desarrollo económico de la provincia debe pivotar sobre los sectores productivos tradicionales –agricultura y pesca, petroquímica, construcción naval o aeronáutica- unidos a las oportunidades de la sociedad del conocimiento, la logística, la energía más la investigación, desarrollo e innovación. Y concretó, como objetivo específico, la consecución de las denominaciones de calidad para los quesos de la Sierra de Cádiz, el retinto de La Janda y la Piel de Ubrique.

Y también ha defendido la alianza público-privada como método para dinamizar la economía, “el impulso a los pequeños emprendedores” y la incorporación a líneas estratégicas como la denominada Economía Azul.

El turismo, y la diversidad de bazas que conjuga el territorio provincial, es otro de los vectores económicos destacados en el discurso que requiere “el esfuerzo conjunto, la cooperación y lealtad de agentes sociales e instituciones públicas”.

En este punto de desarrollo económico, ha apelado a la “inestimable complicidad de la Universidad”, y refiriéndose directamente al rector de la UCA, Eduardo González Mazo, presente, ha afirmado que “trabajaremos para aumentar la presencia de facultades y de nuevos universitarios en la capital de Cádiz como elemento de dinamización de la economía y el conocimiento. Y lo haremos de la mano de la institución universitaria y de la Junta”. O sea, hace suyo lo prometido por el PSOE en la ciudad durante las recientes elecciones municipales.

Igualmente se ha comprometido a “una mayor implicación de todos para conseguir acabar con las infraestructuras que vertebren esta provincia”. Y citó exponentes concretos como la mejora de las infraestructuras de los Puertos de Cádiz y Algeciras con las conexiones ferroviarias del Corredor Mediterráneo y de La Cabezuela, la nueva Terminal de Contenedores del Puerto de Cádiz o el desarrollo de nuevos suelos productivos como Las Aletas. Y defendió los beneficios de la vecindad con Gibraltar, considerando los réditos culturales y laborales de esta relación y desechando la confrontación, “teniendo en cuenta los miles de gaditanos que diariamente cruzan la Verja para ganarse su sustento”.

“UN NUEVO TIEMPO EN LA DIPUTACIÓN”

Ya en la recta final de su perorata, la presidenta socialista quiso dejar claro que “sabemos qué queremos que sea esta Diputación. También sabemos en qué no queremos que se convierta. No queremos verla reducida a un foro de estéril confrontación política, no queremos que se limite a ser un campo de batalla con otras instituciones: una cámara de doble vuelta donde se discuta lo que no tiene aceptación en otros foros estatales, autonómicos o locales en vez de los auténticos problemas de esta provincia”. A su juicio debe prevalecer “el interés de la provincia, que es una militancia que todos deberíamos compartir siempre”. “Los ciudadanos –agregaba- merecen y esperan de nosotros capacidad para actuar unidos ante los grandes asuntos de esta provincia, más allá de intereses partidistas o de grupo. Esa exigencia que estamos obligados a atender solo se puede alcanzar sirviéndonos del diálogo como método y buscando el consenso como objetivo”.

Además, para que la Diputación sea útil y efectiva, Irene García también ha defendido la cooperación entre instituciones. Al respecto se dirigió al vicepresidente de la Junta y compañero de partido, presente, en demanda de colaboración para aplicar los proyectos que necesita Cádiz: “soy consciente de que tenemos en usted a un gran aliado para esta provincia, porque comparte nuestros sueños y conoce nuestra realidad”.

Al tiempo que incidía en que “qué se hace tiene que ser igual de importante que cómo se hace. Por eso, este compromiso inexcusable debe venir acompañado de una absoluta transparencia. Y va por delante mi palabra de que voy a ser la presidenta de una Diputación de cristal”.

García no dejó de trasladar unas palabras también a la oposición para pedirle “que desempeñen su tarea con la dureza e intensidad que estimen conveniente, pero con rigor y seriedad. Que dediquen tanta energía a criticar legítimamente lo que estimen incorrecto como a proponer alternativas y soluciones a los problemas de Cádiz. Existen amplios territorios en los que podemos y debemos encontrarnos. No ‘por encima de ideologías’, sino desde nuestras propias ideología”.

Precisamente desde la oposición, en sus discursos previos, la diputada de Ganemos Jerez, Ángeles González, reclamó a la nueva presidenta “que trabaje con sentido de justicia” para que “todas las comarcas salgan adelante dignamente”; en el caso de José María González ‘Kichi’ por parte de Por Cádiz sí se puede, consideró que es tiempo “de gente que cuide de la gente” y ha demandado humanizar la acción política, “no me resigno a encerrarme en un despacho”; por parte del PA, Maribel Peinado, ha pedido “mirar unidos hacia el futuro, porque lo merece la provincia”, además de “unidad y sensatez”;  por parte de IU, Antonio Alba, ha hablado de “democracia participativa”; y el representante del PP y presidente saliente de la Diputación, José Loaiza, ha apostillado que deja el sillón “con el honor del deber cumplido” y a su entender, ahora es una institución “más transparente que nunca”.

“Estoy convencida de que esta provincia tiene futuro. Y este Gobierno está dispuesto a liderar lo que queremos ser, de la mano de los gaditanos y gaditanas, de nuestros pueblos y ciudades, y del resto de las formaciones políticas que conforman este pleno”, manifestaba en sus últimas parrafadas Irene García, antes de escucharse los himnos de Andalucía y de España y de levantarse la sesión.

Foto de familia de la nueva Corporación, sin Kichi, que se fue a ejercer de alcalde / FOTO: Eulogio García
Foto de familia de la nueva Corporación, sin Kichi, que se fue a ejercer de alcalde / FOTO: Eulogio García

LOS ROSTROS DE LA CORPORACIÓN PROVINCIAL

— Los 15 diputados del PSOE: Irene García Macías (concejala de Sanlúcar); Juan Carlos Ruiz-Boix (alcalde de San Roque); José María Román Guerrero (alcalde de Chiclana); Isabel María Moreno Fernández (alcaldesa de El Gastor); Elena Amaya León (concejala de Puerto Real); Francisco González Pérez (concejal de Cádiz); Encarnación Niño Rico (concejala de Rota); Ana Belén Carrera Armario (concejala de Arcos); Salvador Puerto Aguilar (concejal de Los Barrios); Isabel Moya Bermúdez (concejala de San José del Valle); Isabel Armario Correa (concejala de Jerez); María Dolores Varo Malia (concejala de Barbate); Jaime Armario Limón (concejal de San Fernando); Jesús Solís Trujillo (concejal de Jimena. San Martín del Tesorillo); Javier Pizarro Ruiz (alcalde de Alcalá de los Gazules)

— Los 12 diputados del PSOE PP: José Loaiza García (concejal de San Fernando); Mercedes Colombo Roquette (concejala de Cádiz); Inmaculada Olivero Corral (concejala de Tarifa); Diego González de la Torre (concejal de Algeciras); Carlos Mescua Vellido (concejal de San Roque); Pilar Pintor Alonso (concejala de Algeciras); Germán Beardo Caro (concejal de El Puerto); Javier Durá de Pinedo (concejal de Jerez); Silvia Muñoz Moreno (concejala de El Gastor); Lidia Menacho Romero (concejala de Jerez); Davinia Valdés del Moral (concejala de Chipiona); Ernesto Marín Andrade (concejal de Chiclana)

— el diputado de IU: Antonio Alba Ramírez (concejal de Conil)

— la diputada del PA: Maribel Peinado Pérez (concejala de Puerto Real)

— la diputada de Ganemos Jerez: Ángeles González Eslava (concejala de Jerez)

— el diputado de Por Cádiz sí se puede: José María González Santos (alcalde de Cádiz) DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.