DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Estudio de mercado: análisis necesario para minimizar riesgos

La función principal de un estudio de mercado es conocer y analizar las posibles respuestas de los clientes y el comportamiento de la competencia antes de lanzar un producto o servicio. También realizar un buen estudio ayuda a mejorar los aspectos del proceso de ventas.

Muchos son los fracasos de algunas empresas debido a la falta de una investigación y posterior medición, antes de emprender el mundo de las ventas.

Otra de las razones sería, que muchas de las personas se basan en suposiciones o en sus gustos propios y proyectan su producto con total desconocimiento del mercado.

¿Cómo empezar y qué hacer para que el estudio de mercado sea exitoso?

Para que un estudio a realizar sea válido y sus resultados puedan ser fiables no basta con conocer la opinión de amigos cercanos o de mirar en los buscadores de Internet para obtener una aproximación del comportamiento de la competencia. Es indispensable realizar una investigación apropiada.

Los resultados más cercanos a la realidad, y por tanto, válidos para conocer el entorno de mercado se obtienen cuando el interesado crea tu estudio de mercado con We are testers, empresa que ayuda a través de sencillas herramientas para que el estudio sea un éxito. Un estudio de mercado ayuda a tomar importantes decisiones, por lo que requiere que se investigue con soportes, siguiendo un conjunto de métodos que proporcionan resultados confiables.

Lo primero es definir un objetivo de lo que se quiere investigar, tener claro para qué se va a desarrollar y cuál será la utilidad. Una vez definida la meta se aplica una metodología, aunque debe considerarse también cuales serían los elementos positivos y negativos del producto o servicio que desea lanzar al mercado.

Luego, en función del objetivo, se eligen las herramientas de investigación a emplear. Unas dan resultados cuantitativos como datos y otras, cualitativos como la intención de compra. Puede que al empezar se necesite la combinación de los dos, ya que el principal interés es conocer el tamaño del mercado potencial para el producto que se va a proyectar.

Cada una de las herramientas a emplear tiene un objetivo específico, así que si la intención es probar un producto nuevo, se puede realizar un test de producto, si es para conocer el porqué de la compra, la encuesta es la herramienta ideal. En cambio, si se requiere conocer los motivos de la caída de un producto que ya está en el mercado, se realiza un panel de compra.

Por último, se debe determinar el universo de consumidores que serán involucrados en la exploración. Esta elección va a depender del tipo de negocio que se va a iniciar.

Herramientas a emplear para realizar un estudio de mercado

Al utilizar herramientas se puede tener una visión global del mercado y conocer el impacto que tendrá ese producto en sus futuros clientes. Así, al diseñar y ejecutar buenas estrategias de marketing, es que se podrá lanzar con éxito un producto o servicio.

Es necesario emplear diferentes herramientas, tanto para analizar el comportamiento de los diferentes usuarios en la web, como la tendencia que tengan dentro de las redes sociales. Mientras más información y datos se tengan, mayor será el éxito del producto en el mercado, porque se adaptará a las necesidades del consumidor. A continuación, se señalan tres de las alternativas de mayor aplicación:

  • Encuestas online. Esta técnica es una de las más utilizadas. Es una forma de conocer los intereses y necesidades de los clientes o probables consumidores. Hay herramientas que proporcionan ayuda para diseñar estas encuestas, ya sean personalizadas o a través de plantillas. También permiten enviarlas por medio de enlaces en la web o en alguna red social y por correo electrónico.
  • Observación directa. Es la forma de recolectar datos, más fiable, ya que se podrá obtener información de primera mano en el proceso de compra, lo que no sería factible a través de un instrumento estructurado de preguntas y respuestas. Observar también el impacto que causan los precios en ellos, sin tener contacto directo para conseguir resultados espontáneos y no sesgados.
  • Redes Sociales. Su naturaleza de interacción con los usuarios, hace posible medir la aceptación o no de un producto. Estas ayudan a analizar las tendencias de consumo por las publicaciones de los usuarios a través de sus comentarios. Aparte, permiten investigar a la competencia, ya sea que se haga un monitoreo del contenido que publican, las ofertas y promociones que realiza, y de esta manera poder detectar el riesgo que pueda tener el producto o servicio que se va a lanzar. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.