DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

En marcha una mini-campaña electoral: ¿votar o no votar el 10-N?

Los partidos ya pueden pedir el voto, otra vez. En la tarde-noche del 31 de octubre, coincidiendo con Halloween, se activaba una nueva campaña electoral, de cara a los comicios del 10-N (ni siete meses después de las generales del 28-A). ‘Ahora sí’, ‘España en marcha’, ‘Un gobierno contigo’, ‘Por todo lo que nos une’, ‘España siempre’, o ‘Desbloquear, avanzar, más país’, en los eslóganes facilones de PSOE, Cs, Unidas Podemos, PP, Vox o Más País, las principales marcas en disputa. Jerez y Cádiz centraron los actos de ‘pegada de carteles’ de estas formaciones que llaman a la participación, algunas con más ímpetu que otras.

Los partidos ya pueden pedir el voto abiertamente, otra vez (aunque ¿dejan de hacerlo alguna vez?). En la tarde-noche del jueves 31 de octubre, coincidiendo con las cada vez más presentes fiestas y celebraciones importadas de Halloween, se activaba una nueva campaña electoral, de cara a los comicios del 10-N (ni siete meses después de las generales del 28-A). Una campaña recortada, a una sola semana (y con menos gasto en cartelería, dicen), aunque desde hace semanas se sucede la eterna precampaña, con Catalunya y Franco casi acaparando todo el debate; las encuestas y sondeos marcando el paso de promesas que vienen y van; y el temor de la izquierda (y alegría para la derecha) ante una importante abstención en las urnas (ya se ha constatado una bajada notable en la petición de voto por correo) como muestra del hastío hacia unos políticos incapaces de hacer política.

‘Ahora sí’, ‘España en marcha’, ‘Un gobierno contigo’, ‘Por todo lo que nos une’, ‘España siempre’, o ‘Desbloquear, avanzar, más país’, son los lemas con los que se venden ahora los principales partidos políticos a nivel nacional, que pese a no poder (o querer) ponerse de acuerdo para formar gobierno tras las elecciones de abril (ninguno asume sus culpas y optan por señalar al otro, como si el votante no militante fuera bobo), repiten todos el mismo cabeza de cartel: Pedro Sánchez por el PSOE, Albert Rivera por Ciudadanos, Pablo Iglesias por Unidas Podemos, Pablo Casado por el PP, y Santiago Abascal por Vox. La única novedad es la del exmorado Ínigo Errejón al frente de su propia marca lanzada a prisa y corriendo (con el soporte principalmente de Equo, exaliado de Podemos), Más País, que logra presentar listas en varias provincias “estratégicas”.

El 28-A se registró una gran movilización (rondó un 76%) principalmente por el miedo a la irrupción de la ultraderecha y sus mensajes xenófobos, machistas, homófobos y reaccionarios (que ciertos medios de masas insisten en blanquear). ¿Una alta abstención en noviembre ayudará a que PP (que parece recuperarse en los sondeos, sin hacer mucho ruido), Cs (desnortado, y ya sin tanta simpatía mediática, se desinfla), y Vox (igual de incalificable) lleguen a sumar mayoría? La expansión del flamante partido-marca de Errejón (¿acaso promete cosas muy distintas a Unidas Podemos?, salvo dejar gobernar al PSOE sin condiciones), casi sin militancia más allá de Madrid, ¿ayudará a mitigar el pasotismo del hastiado votante de izquierda?, ¿le ‘robará’ votos a la coalición de Podemos e IU, o más bien al PSOE?, o precisamente esa mayor fragmentación todavía del lado zurdo del tablero ¿terminará otorgando algún escaño más a los partidos conservadores?

EL INICIO DE CAMPAÑA

Tras una precampaña en la que han pisado la provincia gaditana casi todos los líderes de las principales opciones (Pedro Sánchez ofreció un mitin en una sala de la Punta San Felipe en Cádiz; Pablo Iglesias celebró uno de sus ‘encuentros con la gente’ en Jerez; y también en Jerez Santiago Abascal llenó de patriotas la Real Escuela de Arte Ecuestre; y además, Albert Rivera ha apostado por un bar de la capital gaditana para iniciar la campaña), en la tarde-noche del jueves se llevaban a cabo los rutinarios actos en el marco de la denominada ‘pegada de carteles’.

PSOE y PP eligieron por trasladar sus principales convocatorias de la jornada a Jerez. Los más tempraneros, los populares, que fijaron la suya a la hora de la merienda, se entiende que para escapar después al mitin que tenía organizado Pablo Casado en Sevilla.

“España y Cádiz necesitan un gobierno fuerte y firme que sea capaz de ofrecer soluciones y generar empleo”, es el mensaje repetido por los conservadores en su acto partidista en el Hotel Sherry Park. Entre otros, intervinieron la cabeza de lista al Congreso, María José García-Pelayo, el número uno al Senado, José Ignacio Landaluce, y la presidenta provincial del partido, Ana Mestre. “Cuando las cosas se ponen complicadas, es el momento de votar al PP”, se escuchó también en este mitin, donde tampoco faltaron las amenazas a los independentistas catalanes.

Los socialistas, por su lado, se concentraron a partir de las ocho de la tarde en el Museo de la Atalaya, con presencia de su cabecera por la provincia, Fernando Grande-Marlaska, la secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, y la alcaldesa jerezana, Mamen Sánchez. Un acto donde se ha buscado llamar a la movilización del electorado “frente a aquellos que quieren debilitar la democracia, buscando solo la abstención”. Así, se ha pedido “una marea humana que inunde los colegios electorales y paralice a esa ultraderecha que ya está aquí”.

Para Grande-Marlaska, “el 10-N no es una frustración sino una oportunidad para afianzar las políticas sociales” y ha puesto el énfasis en que “no se nos critica la gestión, se nos critica única y exclusivamente por no haber podido formar gobierno y tampoco es así, es que no nos han dejado”. “Nunca me olvido de Cádiz ni de los gaditanos, porque la vida es cuestión de piel, de emociones. Porque hasta en los momentos más difíciles pienso en vosotros y eso me da mucha más fuerza para seguir adelante”, apuntaba durante su perorata además, excusándose por no dejarse ver tanto por la provincia, debido a sus tareas en el Ministerio del Interior.

También en Jerez, ya por la noche en la céntrica plaza de Las Angustias, se estrenaba en la pegada de carteles la candidatura de Más País-Equo, con su número uno por Cádiz presente, María del Mar Polanco Teixeira. Entre los mensajes que repite esta marca, su insistencia en que “llevamos cinco años de repetición electoral y bloqueo institucional. El 10-N damos paso a la política útil. Nacemos para desbloquear y avanzar”. La coalición destaca en su programa la ecología política como eje transversal “sin la que no serían posibles los cambios que la humanidad y este planeta que habitamos necesita”.

Ya en la capital gaditana se desarrollaron las pegadas principales en la provincia de Unidas Podemos y de Ciudadanos.

La coalición de Podemos e IU volvió a decantarse por el paseo de La Caleta, con la presencia de sus primeros puestos de la candidatura al Congreso, Noelia Vera, Juan Antonio Delgado y José Luis Bueno; arropados por el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, el coordinador provincial de IU, Fernando Macías, y la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. Entre sus consignas, que a partir del 10-N “no puedan dormir aquellos que no nos dejan dormir con sus políticas”. “Hay mucha gente mosqueá, que dice yo no voy a votar, ya estoy harto, pero ver el mitin que dio ayer (por el miércoles) Vox en Jerez es una razón de peso” para no quedarse en casa, se incidía entre los mensajes. Y es que la confluencia alerta de que “hay que evitar que el trifachito gobierne también en España”, y lamenta que PSOE “le ha dado una segunda oportunidad a la extrema derecha”.

Y en el caso de la franquicia naranja, no solo llevó a cabo en Cádiz su acto principal de inicio de campaña a nivel provincial, sino también a nivel estatal, tomando El Pelícano MúsiCafé con la presencia de su presidenciable, Albert Rivera, junto al presidente de Cs en Andalucía, Juan Marín, y la cabeza de lista al Congreso por Cádiz, María del Carmen Martínez.

“Vamos a dar la campanada”, arengaba a los suyos el líder de esta formación de derechas, ante los malos augurios de las encuestas. Entre sus consignas de consumo rápido, y más allá a las referencias a Catalunya: “España está bloqueada y me comprometo a poner en marcha este país en un mes si gano las elecciones”; “este no es el partido de los cenizos, es el partido de los valientes, de la libertad y de los currantes”, “cuanto más fuertes seamos menos chorizos habrá en la Junta, en el Gobierno de Madrid o en el de España”. Rivera ha llamado a “votar con el corazón y no con la calculadora”.

Grande-Marlaska pegando uno de los carteles / FOTO: PSOE-Cádiz
Mitin interno del PP para iniciar la campaña / FOTO: PP-Cádiz
Miembros de Más País -Equo, en la pegada de Jerez / FOTO: Equo
Unidas Podemos abría campaña en La Caleta / FOTO: Eulogio García
Rivera, idolatrado por los suyos en El Pelícano / FOTO: Eulogio García
La ultraderecha se concentraba en Jerez un día antes de la ‘pegada’ / FOTO: Vox

DOCE CANDIDATURAS POR CÁDIZ

De cara al 10-N, por la provincia de Cádiz se presentan 12 candidaturas (al Congreso), dos más que el 28-A: se incorporan las papeletas de Más País y la de Por Un Mundo Más Justo (esta marca también lo intentó en abril). Apenas hay cambios entre los cabezas de lista, y escasas variaciones de nombres en los listados.

De este modo, los gaditanos podrán elegir, más allá de las formaciones presentes todos los días en los medios, por: el Partido Animalista (Pacma), con Eduardo Jesús Rovira como número uno al Congreso por la provincia; el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), con David Pelayo Segura de cabecera (es la única formación que no presenta a su vez lista al Senado); Andalucía por sí (AxSí), con José Manuel Acosta como primer candidato; la coalición Recortes Cero-Grupo Verde, que tiene a Ana María Muñoz de número uno; el Partido Comunista del Pueblo Andaluz (PCPA), con Francisco José Ferrer como cabeza de cartel; y Por Un Mundo Más Justo pone de número uno a Rosario María López.

Respecto a los partidos con presencia mediática: el actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, vuelve a encabezar la lista del PSOE (como cunero): María del Carmen Martínez, repite por Ciudadanos; Noelia Vera, en Unidas Podemos; María José García-Pelayo, en el PP; y el militar en la reserva Agustín Rosety, en la extrema derecha. La única novedad es el nombre de María del Mar Polanco Teixeira, dirigente de CCOO, que se ha colocado como número uno de la candidatura de Más País.

LOS RESULTADOS DEL 28-A

En los últimos comicios generales, el PSOE con Pedro Sánchez a la cabeza, se impuso pero lejos de esa mayoría absoluta de 176 diputados: obtuvo 123 escaños (tenía 85), ganando 38 (además, se hizo con la mayoría en el Senado). Y se descalabró el PP, tenía 137 escaños y se quedó con 66 (los peores resultados de la historia del partido que fundara Manuel Fraga, exministro franquista). Por su lado, Ciudadanos llegó a los 57 escaños (tenía 32); Unidas Podemos se conformó con 42 diputados (tenía 71 representantes); y como quinta fuerza, se estrenó Vox, con 24 diputados y el 10,2% de sufragios (tres años antes sumó apenas el 0,20% del total).

En cuanto al resto de partidos con representación, destacaron los catalanes y vascos: ERC-Sobiranistes sumó 15 escaños (6 más); JxCat-Junts obtuvo siete (1 menos que CDC); el PNV, seis diputados (1 más); y EH Bildu, cuatro (2 más). Además, los canarios de CCa-PNC alcanzaron dos sillones; los navarros de NA+ (UPN-PP-Cs), otros dos; los valencianos de Compromís, uno; y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), otro.

En el caso concreto de la provincia de Cádiz, donde se reparten nueve escaños a la Cámara Baja, el PSOE se imponía el 28-A ampliamente sumando tres diputados, los mismos que ya tenía. La franquicia naranja, por su lado, se convertía en segunda opción con dos diputados (1 más); Unidas Podemos mantenía sus dos escaños; y PP y Vox se pelearon por no quedar últimos: ambas fuerzas obtuvieron un único representante (los populares se dejaron unas 100.000 papeletas con respecto al resultado de 2016; y los de Abascal cosecharon curiosamente en la provincia casi 90.000 votos).

El PSOE, en Cádiz, arrasaba en el caso del Senado. Es más, el PP se quedaba sin ningún senador de los cuatro que se deciden en las urnas por la provincia. Los socialistas sumaron tres nombres, y Cs coló a uno.

Y LAS ENCUESTAS DE CARA AL 10-N

Finalmente, en un repaso rápido a las encuestas que se han ido publicando en las últimas fechas, casi todas apuestan por un escenario sin mayorías holgadas (entre bloques de izquierda y de derecha) en el que el PSOE no lograría mejorar mucho o nada sus actuales resultadas, el PP subiría rondando los 100 escaños, Unidas Podemos lograría mantenerse prácticamente igual, Ciudadanos se hundiría por debajo de los 30 diputados, y Vox crecería algo, incluso situándose por encima de los naranja y hasta de los morados en algún sondeo. Más País no lograría más de 8 ó 9 representantes.

Sin embargo, el macrosondeo del siempre discutido CIS que acaba de conocerse no coincide del todo, y sitúa a los socialistas con una horquilla de entre 133 y 150 escaños, mejorando bastante sus cifras de abril. El PP alcanzaría entre 74 y 81 escaños; Unidas Podemos obtendría entre 37 y 45; Cs pasaría a entre 27 y 35; la extrema derecha rondaría los 14 a 21 escaños; y Más País apenas tendría entre 3 y 4 escaños, por Madrid y por Valencia (donde se presenta junto a Compromís).

Respecto al resto de formaciones con presencia en el Congreso: Esquerra suma, según el CIS, entre 16 y 18; el PNV entre 6 y 7; Junts (la antigua Convergencia) entre 4 y 6; Bildu, 5; Coalición Canaria, entre 1 y 2; Navarra Suma 2; la CUP se estrenaría con entre 1 y 2; y el Partido Regionalista Cántabro, entre 0 y 1.

En cuanto a los datos provinciales de esta encuesta, el PSOE por Cádiz obtendría en las venideras elecciones entre 3 y 4 diputados; el PP entre 1 y 2; Unidas Podemos también entre 1 y 2; y tanto Ciudadanos como Vox se conformarian con 1 cada uno. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.