DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Elcano será ‘guardián de la naturaleza’ durante su próxima singladura

La organización SEO/BirdLife ha hecho entrega a la Armada española de una simbólica bandera del artículo 45 de la Constitución, que aboga por un medio ambiente sano, para que forme parte de la próxima singladura del Juan Sebastián de Elcano. El buque escuela se convierte así en ‘guardián de la naturaleza’ por los mares del mundo en el marco de la campaña de sensibilización de dicha ONG.

Bajo la campaña de información y sensibilización que la ONG SEO/BirdLife tiene en marcha sobre el artículo 45 de la Constitución vigente, este miércoles se ha hecho entrega de una bandera al comandante del buque escuela de la Armada española Juan Sebastián Elcano, que ondeará durante el próximo crucero de instrucción, que prevé iniciar el próximo 12 de febrero desde el muelle de Cádiz.

Esta enseña, que simboliza “el derecho y el deber de todas las personas a tener y disfrutar de un medio ambiente sano”, tal como recoge la Carta Magna de 1979, recorrerá en uno de los mástiles del bergantín-goleta español aguas del Mediterráneo y el océano Atlántico “llevando el mensaje en favor de la conservación del planeta” a varios países.

La campaña que SEO/BirdLife tiene en marcha se ha creado en el marco del proyecto europeo LIFE Guardianes de la Naturaleza para concienciar sobre el derecho al medio ambiente, el impacto de las agresiones ambientales y para velar por la defensa del entorno poniendo en valor la propia Constitución “como mejor herramienta”. Ahora ese artículo 45 formará parte de la siguiente expedición de Elcano, “para reflejar el papel que juegan todos los guardianes de la naturaleza, entre los que se encuentra la Armada española”.

“TODO MARINO AMA Y RESPETA EL MAR”

Durante el acto celebrado sobre la cubierta del buque escuela, atracado en su base en La Carraca, en San Fernando, y con la asistencia entre otros de la propia alcaldesa isleña, Patricia Cavada, y del delegado territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Cádiz, Daniel Sánchez; el capitán de navío Manuel García, comandante de Elcano, ha aseverado que la Armada siempre ha considerado como exigencia el respeto al medio ambiente con una gestión eficiente de todos sus medios, cumpliendo con el protocolo internacional de prevención de contaminación del medio marino y en la protección de reservas marinas como la isla de Alborán con su presencia permanente, añadiendo además el mismo buque escuela “es un barco sensible al medio ambiente, reduciendo su huella en su respeto a la mar navegando a vela”, además de incidir en que “todo marino ama y respeta el mar”.

Para este militar, es “todo un orgullo” convertirse en un nuevo “guardián de la naturaleza” exhibiendo la bandera durante su próximo crucero de instrucción como parte de la misión del buque como embajador flotante.

Por su lado, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha subrayado que el derecho a un medio ambiente sano, recogido en la Constitución española, “es la base para asegurar una calidad de vida óptima al conjunto de la ciudadanía”. “En estos momentos, en los que nos enfrentamos a desafíos que comprometen a las generaciones futuras, como son el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, el artículo 45 acentúa su relevancia como eje sobre el que debe vertebrarse cualquier política social y económica desarrollada por las administraciones públicas”, ha anotado.

Además, la representante de la ONG ha reconocido el papel de la Armada para llevar este mensaje alrededor del mundo a bordo del Juan Sebastián de Elcano: “los mares necesitan de ‘guardianes de la naturaleza’ como la Armada para que extiendan los principios ambientales de nuestra Constitución”.

Según apostilla SEO/BirdLife en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, “las aves marinas como indicadores del estado de conservación de los mares nos están dando mensajes de alarma, se trata del grupo de aves más amenazado del planeta”.

EL VALOR DEL MEDIO MARINO Y EL IMPACTO DE LAS ACCIONES ILEGALES

Los océanos son esenciales para la vida en la tierra, brindando numerosos beneficios ecosistémicos. Entre ellos, absorben alrededor de 1.000 veces más calor que la atmósfera, o el 90% del exceso del calor de la Tierra; son un importante sumidero de CO2, absorbiendo en torno al 30% del que emitimos los humanos; y albergan la mayor biodiversidad del planeta. Además, son una importante fuente de alimentación, ya que más del 20% de la proteína animal que consumimos proviene de los océanos, generando más de 150 millones de trabajos directos tan sólo en la pesca y acuicultura.

A pesar de su importante labor, según el último informe del IPBES, solo el 3% de los océanos era descrito como libre de presión humana en 2014. Por tanto, el océano se ve sometido constantemente a numerosas presiones que están provocando numerosos impactos (algunos irreversibles) que alteran las funciones que nos protegen y permiten el desarrollo de la vida tal y como la concebimos.

De forma general, añaden desde SEO/BirdLife, algunos de los problemas más destacados a los que se enfrentan los océanos son: el cambio climático (con un ascenso del nivel medio del mar, pérdida de oxígenos o disminución de la producción primaria neta de los océanos), la contaminación (se estima que cada año llegan al mar más de 8 millones de toneladas de plástico), la sobrepesca y la pesca ilegal (un tercio de las capturas mundiales), minería (la explotación minera de los fondos marinos, se ha ampliado desde 1981 a 6.500 instalaciones de extracción de petróleo y gas mar adentro en 53 países y probablemente se ampliará a las regiones ártica y antártica a medida que se vaya derritiendo el hielo) o la explotación energética, con un posible riesgo de instalaciones que pueden impactar en la vida marina.

Esta situación en el medio marino no es diferente en el terrestre, donde las acciones ilegales contra el medio ambiente comprometen nuestro derecho a un medio ambiente sano. Entre 1992 y 2017, se estima que han muerto por consumo de cebos envenenados unos 200.000 animales. Cada año mueren en la región mediterránea unos 25 millones de aves cazadas ilegalmente. De todas ellas, en el caso de España, se calculan entre 103.000 y 405.000 los ejemplares muertos o capturados de manera ilegal cada año. En la actualidad se estima que al menos unas 7.000 especies se están viendo afectadas por el tráfico ilegal, y que están implicados unos 120 países, que sufren cada año más de 164.000 casos graves. Asimismo, 500.000 hectáreas se ven afectadas por incendios provocados por el hombre en la Unión Europea, siendo el 95% de esos incendios ocurridos en el área mediterránea.

🤞 Apúntate al nuevo BOLETÍN semanal de DIARIO Bahía de Cádiz. Lo recibirás GRATIS en tu email.

No enviamos spam / Podrás darte de baja cuando desees
Lee nuestra política de privacidad para más información

Los comentarios están cerrados.