DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El uso de coderas y tobilleras para proteger y curar lesiones durante la práctica deportiva

Gran parte de los atletas de élite utiliza elementos terapéuticos durante los entrenamientos y las competencias que aportan seguridad y firmeza, además de ayudar en los procesos de rehabilitación. Esta medida ha permitido alargar la carrera de muchos deportistas.

El uso de equipos y accesorios adecuados es esencial en toda práctica deportiva, tanto de forma preventiva como curativa. Cada disciplina puede implicar algún tipo de riesgo de lesión, por lo que usar ropa, calzado y equipo pertinente es la manera más efectiva de protegerse. Los deportistas de élite tienen claro que para tener una carrera más larga deben cuidarse al extremo.

Las muñequeras, tobilleras y coderas forman parte de las órtesis o equipos para la recuperación de lesiones y de protección en varias disciplinas deportivas, especialmente donde esté involucrado el movimiento como carreras, saltos y agarre. Las rodilleras, por ejemplo, no son artículos de moda, son elementos terapéuticos que aportan seguridad y firmeza cuando se necesita.

Proteger y curar

Muchos atletas deben someterse a procesos de fisioterapia para recuperarse de lesiones que pueden mermar su desempeño. En la actualidad se pueden comprar equipos de ortopedia Online, lo que facilita seguir los procesos de recuperación sin dificultades. Lo principal es saber qué tipo de accesorio se requiere, sobre todo si se trata de alguna lesión.

Generalmente, las extremidades superiores e inferiores son las áreas más susceptibles de recibir el impacto físico, sobre todo las articulaciones, de allí que complementos como las rodilleras y coderas están entre las solicitadas por los deportistas.

Las coderas, por ejemplo, son muy usadas para proteger y ayudar a curar las lesiones de los codos, es de uso frecuente para ciclistas, jugadores de voleibol, jugadores de hockey, esquiadores, tenistas y luchadores. Protegen de caídas o golpes. Las hay de protección básica y profesional. Además de proteger, las coderas pueden aliviar el dolor generado por la tensión muscular y problemas crónicos.

Elegir la codera adecuada depende del tipo de actividad que se practique, y si se trata de atender una lesión, también depende del consejo que ofrezca el médico, ortopedista, fisioterapeuta o especialista deportivo.

Cuidado ortopédico

Las rodillas aguantan el peso del cuerpo y gran parte del impacto físico que se realiza durante los ejercicios y el deporte. Las rodilleras ortopédicas son artículos destinados tanto a deportistas de élite como a todo tipo de personas que requieren proteger las articulaciones inferiores, o curar alguna lesión, o incluso cuando se tienen problemas del tipo crónico, como artritis o artrosis.

Hay una gran variedad de rodilleras que pueden conseguirse en tiendas especializadas, pero la selección de la adecuada se determina por el tipo de actividad a la que va dirigida o si requiere para un tipo de lesión específica. El artículo ofrece estabilidad y genera presión para tratar de aligerar la tensión en la zona.

No se trata de comprar una rodillera y ya. Existen las estabilizadoras abiertas, cerradas, ajustables, articuladas y regulables; todo depende de la necesidad que se tenga.

También hay diferentes tipos de rodilleras terapéuticas para tratar determinados tipos de lesiones como: artrosis, esguinces, ligamentos cruzados, luxaciones de rodillas, ligamentos laterales, para meniscos y posoperatorio.

Es recomendable adquirir productos de alta calidad, cómodos y duraderos. Para los deportistas es vital que la órtesis ayude a sanar rápido o sirva para proteger una potencial lesión, protegiendo el músculo, pero sin que sea una limitante para moverse de forma ágil.

Con asesoramiento de encargados de tiendas especializadas o recomendación médica se puede encontrar el modelo que encaja con la actividad o la afectación. Entre los modelos disponibles están las cinchas para rodilla, perfectas cuando se ha sufrido alguna lesión tendón rotuliano o en la rótula, se coloca bajo la rótula y ahorra el tener que estar de reposo.

El traumatólogo o terapeuta determinará el tipo indicado de rodillera u órtesis que se necesita y durante cuánto tiempo se debe emplear. Todo dependerá de la gravedad de la lesión y los avances de la rehabilitación.

La intención de las rodilleras es que el atleta pueda seguir practicando su actividad, sin que la lesión sea un freno, y además siga sanando.

🤞 Apúntate al nuevo BOLETÍN semanal de DIARIO Bahía de Cádiz. Lo recibirás GRATIS en tu email.

No enviamos spam / Podrás darte de baja cuando desees
Lee nuestra política de privacidad para más información

Los comentarios están cerrados.