DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El PSOE se asegura un gobierno estable en la Diputación de Cádiz pactando con el PA; Peinado asumirá la vicepresidencia segunda


PSOE y PA cogobernarán en la Diputación de Cádiz en este nuevo mandato, tras cuatro años de mayoría absoluta del PP. Los socialistas han estado al borde de lograr, tras las elecciones del 24-M, otra mayoría, pero se quedaron a un diputado. Han negociado con los andalucistas pero también con IU y finalmente se han decantado por los primeros. La inminente presidenta de la Diputación, Irene García, y la próxima diputada andalucista, Maribel Peinado, ha rubricado este pacto de Gobierno, que cede a los andalucistas la vicepresidencia segunda y el Área de Desarrollo Sostenible. El bipartito se estructurará en siete áreas “centradas y preocupadas de lo que de verdad preocupa a la gente”.

PSOE y PA cogobernarán finalmente en la Diputación de Cádiz en este nuevo mandato, tras cuatro años de mayoría absoluta del PP. Los socialistas han estado al borde de lograr, tras las elecciones municipales del 24-M, otra mayoría, pero se quedaron a un diputado. En estas semanas han negociado con los andalucistas pero también con IU –ambos con un representante-, y finalmente se han decantado por los primeros, un partido que la pasada legislatura apuntalaba gobiernos locales del PP en El Puerto o San Fernando, y ahora se cambia de chaqueta y se arrima al ‘rival’ en la institución provincial, como lo ha hecho también en La Isla.

La secretaria general del PSOE de Cádiz y próxima presidenta de la Diputación, Irene García, y la concejala del PA en Puerto Real y próxima diputada andalucista, Maribel Peinado, ha rubricado este jueves ese pacto de gobernabilidad y de Gobierno, acompañadas por el secretario de Política Municipal de la Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE de Cádiz, Francisco Menacho, y por el secretario general del PA, Antonio Jesús Ruiz. Este viernes se celebra el pleno de constitución de la nueva Corporación provincial.

García ha agradecido el “nivel de responsabilidad, el alto grado de consenso y la buena predisposición” mostrados por el ya socio de Gobierno a lo largo de los contactos mantenidos a partir de las pasadas elecciones municipales, lo que ha posibilitado “un acuerdo de estabilidad” que va a permitir un equipo de gestión “potente y solvente”, centrado en “las tres preocupaciones que hemos compartido en estos días y en las que se basan principalmente las tres líneas que deben ser el contenido de la Diputación”.

Así, ha destacado expresamente una “apuesta decidida por el empleo”, que pasa por “dejar de ocultarse, de esconderse, de trasladar la inoperancia; y por defender lo que entendemos debe ser una responsabilidad compartida por todas las administraciones, más allá incluso de las propias competencias”. Igualmente, se ha referido al “blindaje de los servicios públicos y de las políticas sociales” en virtud de las competencias de la institución provincial en los pequeños municipios. Y ha adelantado también la voluntad de convertir la propia gestión de la Corporación en “un escudo, un refuerzo y un apoyo a los municipios de menos de 20.000 habitantes”.

“Hemos hecho una estructura de Gobierno adaptada a la propia realidad de la provincia, centrada y preocupada de lo que de verdad preocupa a la gente, y de hacerlo además de manera absolutamente transparente”, ha matizado la socialista. Y ha hecho hincapié en el “compromiso expreso de convertir a esta Diputación en una Diputación de cristal, de forma que se conozcan todos y cada uno de los pasos que demos, para que los ciudadanos tengan la tranquilidad de que los recursos públicos se gestionan bien y están en buenas manos”.

Igualmente, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, ha adelantado la “preocupación por fomentar la participación para recuperar esa voz de la Diputación provincial y para que se pueda generar una voz de provincia. Por eso vamos a llevar una gestión muy participativa”. De esta manera, “los agentes económicos y sociales, e incluso cualquier entidad o colectivo que pueda decir, incorporar o añadir algo para la buena gestión, va a tener el instrumento para poder canalizar esa participación. Y lo va a poder hacer porque vamos a gobernar de una manera abierta, cercana, para que los ciudadanos sientan como propia la gestión que aquí se hace”.

“NOS MOJAMOS Y DAMOS LA CARA”

Por su lado, el secretario general del PA, Antonio Jesús Ruiz, ha afirmado que “los andalucistas nos mojamos, damos la cara también en la Diputación y contribuimos a la gobernabilidad y al Gobierno para lograr un frente común, la necesaria unidad de acción fuerte y eficaz por el empleo”.

“El paro que azota a todos los municipios y comarcas de este territorio y la necesidad de afrontar políticas eficaces desde la mayor unidad de acción política es una de las razones principales que nos lleva a este acuerdo con el PSOE”, ha apostillado.

También ha señalado que “los andalucistas queremos estar a la altura de la circunstancias y atender el mandato de las urnas el pasado 24 de mayo, cuando los ciudadanos han dejado bien claro que es necesaria la negociación y el acuerdo para dar respuesta a los problemas reales”.

Conforme al nuevo organigrama del Gobierno provincial, Maribel Peinado, exalcaldesa de Puerto Real –allí el PA ha pasado a ser el principal partido de la oposición- tendrá a su cargo la vicepresidencia segunda y el área de Desarrollo Sostenible, una de las siete áreas en las que se estructura el bipartito. “Pondré mi capacidad y experiencia al servicio de los pueblos de la provincia desde un área de trabajo fundamental para el progreso local y para la creación de oportunidades de desarrollo social y económico desde la sostenibilidad”, ha anotado.

Asimismo, Peinado ha abogado por la “mutua lealtad y confianza entre los dos partidos que firmamos este pacto para trabajar conjuntamente en los importantes retos que tenemos y atender y poner siempre en primer lugar las necesidades y aspiraciones de las personas desde cada localidad”.

La que será diputada andalucista, maestra de profesión con plaza en el CEIP Trocadero de Puerto Real, ya sabe lo que es un pacto de gobierno PSOE-PA. Así, entre los años 2000 y 2003, por un acuerdo similar pero en la Junta, llegó a ser delegada provincial de Turismo y Deporte.

SIETE ÁREAS Y DOS VICEPRESIDENCIAS, UNA PARA EL PA

El organigrama del inminente Gobierno PSOE-PA de la Diputación incluirá dos vicepresidencias: una vicepresidencia primera, que tendrá un contenido más político, de organización “y de poner en orden la propia gestión de todas y cada una de las áreas para que se pueda trabajar de forma transversal”; y una vicepresidencia segunda –en manos del PA- que corresponderá con un Área de Desarrollo Sostenible, “que también tendrá una importante dimensión desde el punto de vista del fomento del empleo”.

La candidata a la Presidencia de la Diputación ha argumentado que la ampliación del número de áreas respecto al anterior Gobierno –de cinco se pasa a siete- busca “hacer más eficaz la gestión diaria”. En consecuencia, ha incidido en la creación de “un área potente para focalizar todos los esfuerzos y centralizar todos los recursos en generar empleo”; y ha señalado que el Área de Desarrollo Económico se centrará en colaborar en la dinamización de los sectores tradicionales y de otros nuevos, como el mundo de la cultura, de forma que “reviertan también en la generación económica y en la creación de empleo”.

Junto a ello, se ha referido a la ”apuesta decidida por convertir el Servicio de Asistencia a Municipios en un servicio integral para las pequeñas localidades de la provincia, de forma que tengan la tranquilidad de saber que la Diputación va a cumplir con su cometido y les va a respaldar”. Con respecto al Área de Servicios Económicos, García ha destacado que será el encargado de superar “el desastre de gestión del Servicio Provincial de Recaudación”, para garantizar que los recursos económicos de los que dispongan los distintos municipios se gestionan “de manera eficaz”.

El Área de Desarrollo, Innovación y Cooperación Local asumirá “el respaldo integral a los municipios” y será responsable de que la Diputación cuente con “una voz propia y autónoma en los debates claves para nuestro desarrollo socioeconómico y nuestro empleo. Me refiero a sectores como la agricultura, la pesca, el vino, la piel, la aeronáutica, la propia industria naval…”.

El Área de Empleo se ocupará de “centralizar todos los esfuerzos en esa dirección”. El Área de Igualdad y Bienestar Social estará “reforzada con servicios de atención a los municipios para blindar las políticas de atención a la dependencia”. Mientras, el Área de Desarrollo de Función Pública y Ordenación del Territorio “incluirá la propia gestión interna de la casa para poner los mejores agentes, que son todos y cada uno de sus trabajadores, al servicio de los municipios”, al tiempo que incorporará las competencias propias en materia de vivienda y ordenación del territorio.

El Área de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía incorporará la gestión del turismo, la cultura y los servicios especiales de desarrollo rural “enfocados todos ellos a entenderlos como agentes económicos y de generación de empleo en la provincia”.

Finalmente, la socialista Irene García ha reiterado el “agradecimiento” al secretario general del PA y a todo su equipo por el “diálogo sosegado” desarrollado a lo largo de este período. “Creo que vamos a conformar un buen Gobierno, un Gobierno que va a tener más mujeres que hombres, lo que no es una casualidad sino, muy al contrario, una buena seña de un nuevo tiempo en la Diputación”.

IU ASEGURA QUE “NO TENEMOS AFÁN POR OCUPAR SILLONES POR OCUPARLOS”

Mientras, el otro partido que ha estado a punto de entrar en el Gobierno de la Diputación gaditana, IU, en un Consejo Provincial ha decidido por unanimidad que se votará a sí misma en la sesión de investidura de este viernes, a la vez que ha ratificado la decisión de la dirección colegiada de no entrar a forma parte del Gobierno de dicha institución y el nombramiento del concejal de IU en Conil, Antonio Alba, como diputado provincial en el presente mandato.

“IU ha entendido que su presencia en el Gobierno de Diputación no era necesaria para que pudiera conformarse este nuevo Gobierno que ya cuenta con el apoyo seguro del PA, por lo que consideramos que nuestra labor es la de seguir defendiendo desde la oposición los intereses de todos los municipios de la provincia, con especial atención a los de menos de 20.000 habitantes, que es el verdadero objetivo que debe tener la Diputación en su labor para los próximos cuatro años, frente al abandono al que han estado sometidos en el último mandato”, ha anotado el coordinador provincial, Manuel Cárdenas.

Y ha insistido en que “el hecho de no entrar en el Gobierno provincial únicamente implica que no tenemos afán por ocupar sillones por ocuparlos, sino que por el contrario, estamos dispuestos a mantener un clima de cordialidad y colaboración permanente con la presidenta, a la que apoyaremos en todos aquellos proyectos que supongan beneficio para los pequeños municipios, empezando por planes específicos de empleo”. Asimismo, ha apuntado que los izquierdistas “dejan la puerta abierta para acuerdos puntuales a lo largo del próximo mandato”, porque “cuatro años dan para mucho y puede ser necesaria nuestra presencia en algún momento”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.