DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El PP es el único partido que rechaza unos presupuestos de la Diputación para 2021 “casi de consenso”; y Adelante Cádiz, dividido

La Diputación de Cádiz ha aprobado su presupuesto para 2021 que ronda los 300 millones en el pleno de diciembre con un único rechazo, el del PP, que ha anunciado alegaciones, lo que retrasará su entrada en vigor. El Gobierno provincial de PSOE y La Línea 100x100 ha contado además con el respaldo de AxSí, IU, Cs e, inesperadamente, de uno de los tres representantes de Adelante Cádiz que internamente había decidido abstenerse; y la coalición (o lo que sea ahora) ya le pide a Palomares que “piense en qué grupo está, si en el de IU o en el de Adelante”. Los socialistas celebran el “casi consenso unánime” y el principal partido de la oposición habla de cuentas “irreales y pretenciosas”.

La Diputación de Cádiz ha aprobado inicialmente su presupuesto para 2021 en el pleno mensual de diciembre con un único rechazo, el del PP, que además ha anunciado que presentará alegaciones: sin sorpresas. El Gobierno provincial de PSOE y La Línea 100×100 (con mayoría) ha contado además con el respaldo a sus cuenta de los diputados de AxSí, de IU, de Cs e, inesperadamente –o no-, de uno de los tres representantes de Adelante Cádiz (los otros tres se han abstenido).

Durante la sesión plenaria telemática, la presidenta Irene García ha defendido que “estos presupuestos hacen falta en la provincia”, que vive una crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, que repercute en la economía y el empleo. Y ha reprochado al principal partido de la oposición la responsabilidad que contrae al atrasar la puesta en marcha el 1 de enero de las cuentas, por la anunciada presentación de alegaciones.

En defensa del documento presupuestario (más detalles, AQUÍ) ha actuado, el diputado del Área de Servicios Económicos, Hacienda y Recaudación y portavoz del PSOE, Juan Carlos Ruiz Boix, detallando que el presupuesto consolidado se acerca sobre el papel a los 297 millones de euros; y sin contar a empresas y organismos autónomos, ronda los 286 millones, lo que supone una subida de casi 20 millones con respecto al presupuesto aprobado para 2020.

Ruiz Boix ha agradecido las aportaciones efectuadas, por todos los grupos “que han querido participar” en la elaboración del proyecto, para conseguir unas cuentas “equilibradas y realistas”. Del mismo modo, ha sido importante la eliminación de las Reglas Fiscales, por parte del Gobierno central; y la amortización de más de 100 millones de euros de préstamos anteriores, rebajando el endeudamiento de la Corporación “a cifras mínimas”, permitirá incorporar un préstamo para inversiones de 33 millones de euros.

Entre sus números, se reservan 31,3 millones de euros para hacer frente a los efectos de la pandemia. De ellos, 16 millones están destinados a un plan de inversiones extraordinarias en la provincia; 10,5 millones para un plan de empleo extraordinario; 3,3 millones para un plan social y de pobreza energética, y 1,5 millones para un plan de ayudas a pequeños comercios y hostelería. La suma entre los capítulos 6 y 7 de gastos destinados a inversiones alcanza los 67 millones de euros, “lo que supone que casi un 25% del presupuesto esté dedicado a fomentar la inversión en toda la provincia”.

GRIETAS EN ADELANTE CÁDIZ

Tras el pleno, el grupo provincial Adelante Cádiz (originalmente, conformado por Podemos e IU y constituido con cuatro diputados) ha lamentado que Hugo Palomares, que también es alcalde de Bornos, haya roto la disciplina de voto, y “no es la primera vez”. La abstención de Adelante a los presupuestos había sido consensuada entre los diputados en una reunión ordinaria y con el argumento, defendido por José María González ‘Kichi’, de “permitir que salgan adelante porque, entendemos la necesidad y urgencia de unos presupuestos que, sin duda aliviarán a muchos de nuestros vecinos, y que facilitarán un poco a nuestros pueblos el hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19, pero no de apoyarlos porque no nos sentimos parte, al no haber habido un proceso real y una voluntad de hacer participar a todos los grupos, y por persistir con una senda de continuismo y no de cambios reales de políticas” .

“Sin embargo –relatan desde Adelante en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz-, diez minutos antes del debate del punto, de manera unilateral y por redes sociales internas, Palomares ha informado al resto de compañeros su intención de votar favorablemente al PSOE, sin que su voto fuera incluso necesario para que estas cuentas salieran aprobadas, y coincidiendo con el voto favorable de su compañera del grupo provincial de IU, Carmen Álvarez”.

En este sentido, el resto de diputados de Adelante recomienda a su todavía compañero que “haga un ejercicio de reflexión y piense en qué grupo está, si en el de IU o en el de Adelante”; y recuerdan que precisamente el Pacto Antitransfuguismo recoge como uno de los supuestos motivos de expulsión, la ruptura de la disciplina de voto. Es por ello que “estudiaremos todas las opciones para restablecer la disciplina de voto en nuestro grupo”.

OTRAS VALORACIONES

Más allá de la crisis interna en Adelante (parece que reflejo de la vivida estas semanas en el Parlamento autonómica con Adelante Andalucía), entre otras valoraciones sobre la aprobación de las cuentas provinciales, el PSOE, en boca de Juan Carlos Ruiz Boix, ha celebrado “el casi consenso unánime, gracias a las aportaciones realizadas por todos los grupos políticos que así lo han considerado”.

En ese mismo sentido, ha lamentado que “el PP siga en la confrontación hasta el último momento”. “No tiene sentido que los populares, a sabiendas de que no han realizado ninguna propuesta en tiempo y forma, tal y como han hecho el resto de grupos, quieran seguir engañando a los gaditanos en ese sentido y que, además, hayan aprovechado el pleno para asegurar que van a presentar alegaciones con el retraso que eso podría acarrear, desgraciadamente, a los intereses comunes de la provincia”.

A su vez, los populares defienden su ‘no’ a los presupuestos de 2021 tachándolos de “irreales y ajenos a situación que estamos padeciendo en la provincia”. Interpreta el diputado conservador Juan José Ortiz que se trata de unos “presupuestos pretenciosos que no tienen en consideración el difícil momento económico en que nos encontramos” ya que fijan unos niveles de ingresos a través de la recaudación que “no van a ser posibles cumplir y además vienen respaldados por la mínima ejecución presupuestaria registrada en años anteriores”.

Además, este partido de derechas ha lamentado “el sectarismo del Gobierno provincial en contra del PP”, repitiendo que “no ha habido ningún contacto ni diálogo como si lo ha tenido con otros grupos políticos”.

La otra formación de derechas en el pleno y socio natural del PP, Ciudadanos, sí ha votado a favor, y no ha tardado en ponerse la medalla, pese a tener un solo representante: “hemos antepuesto el bienestar de los gaditanos consiguiendo que los presupuestos de la Diputación tengan en 2021 color naranja”. “La inclusión de nuestras medidas en estos presupuestos están valoradas en más de 5 millones de euros que se destinarán principalmente a autónomos y colectivos sociales”, interpreta la franquicia naranja, al tiempo que advierte que “con nuestro apoyo no le estamos dando un cheque en blanco al PSOE, todo lo contrario”.

Desde AxSí se subraya que su voto afirmativo “es un voto de responsabilidad ante la situación difícil y preocupante que están padeciendo muchos gaditanos”. “Aprobamos los presupuestos de la Diputación porque es tiempo de mostrar unidad, de lanzar un mensaje de compromiso y de que los ciudadanos vean que trabajamos juntos para ayudar a quienes peor lo están pasando”; al tiempo que se añade que el bipartito “ha aceptado” la mayoría de las enmiendas presentadas por el diputado andalucista. Pese a todo, esta formación considera que “ha faltado diálogo y tiempo para elaborar unos presupuestos de consenso”.

E igualmente, IU ha mostrado su satisfacción por la aprobación del presupuesto y la inclusión de “gran parte” de su 36 propuestas, que incluyen al menos 50 actuaciones. Para la dirección provincial de la coalición, el voto a favor de su diputada provincial Carmen Álvarez y el controvertido de Hugo Palomares, “diputado de IU en el grupo de Adelante”, es “un ejercicio de coherencia y de responsabilidad para con la ciudadanía de la provincia de Cádiz; consideramos que el momento actual precisa de medidas concretas y eficaces”. Además, Álvarez ha agradecido la “voluntad de consenso demostrada por el equipo de Gobierno del PSOE”, aunque, repitiendo lo que afirman otros grupos, “estaremos atentos a la ejecución de proyectos y medidas” ya que el voto “no supone ni mucho menos un cheque en blanco”.

Los comentarios están cerrados.