DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El mantenimiento del vehículo: la importancia de comprobar el estado de nuestros amortiguadores

Cuando llega el invierno, es momento de comenzar a revisar el estado de nuestro vehículo si queremos emprender un viaje aprovechando las vacaciones de Navidad. Uno de los elementos de nuestro vehículo que tienen un mayor impacto en nuestra seguridad es todo lo relacionado con la amortiguación, formando parte del conocido como triángulo de seguridad.

En contra de la creencia general, actualmente llevar a cabo su sustitución en el caso de que se encuentren en mal estado no requiere de una gran inversión de dinero. En sitios web especializados podemos acceder a una amplia variedad de los mismos.

Por esta razón, confiar en los amortiguadores de Daparto es sinónimo de garantía y de confianza. A continuación, todo lo que tienes que saber para comprender la importancia de este elemento en nuestro día a día.

¿Por qué son importantes los amortiguadores del coche?

El amortiguador es un elemento fundamental en el sistema de suspensión de nuestro vehículo. Históricamente, siempre se ha relacionado su buen estado a su capacidad para absorber todos los impactos con los que nos podemos encontrar en el momento de emprender cualquier ruta. Sin embargo, la realidad es que su objetivo principal es el de asegurar que los neumáticos se encuentren en contacto con el asfalto de la carretera. Evitando las posibles pérdidas de control a las que se tenga que enfrentar el conductor.

¿Cada cuánto hay que cambiarlos?

Pese a que es una de las operaciones de mantenimiento a las que prestamos una menor seguridad, la realidad es que el correcto estado de nuestros amortiguadores es fundamental en términos de seguridad vial. Por lo que conocer cada cuánto hay que cambiarlos es crucial.

Es recomendable llevar a cabo el cambio completo de amortiguadores cada cuatro años. O, en su defecto, cada 60.000 kilómetros. Para entender la notoriedad de su correcto estado, es importante que conozcas que un amortiguador se comprime entre 5.000 y 7.000 veces por minuto. Por lo que pasados los 60.000 kilómetros nos encontraremos con unos amortiguadores que, como mínimo, habrán presentado un cambio en su forma original durante 420.000.000 veces. Durante la ITV, además, también examinarán su estado, por lo que es necesario llevar a cabo la revisión pertinente con periodicidad.

¿Cómo saber si los amortiguadores están en mal estado?

En términos de mantenimiento, es vital estar pendientes de cualquier señal que pueda emitir nuestro vehículo y que afecte a su funcionamiento y, por ende, a nuestra seguridad. En el caso de los amortiguadores, las manifestaciones más habituales que nos permiten identificar si nuestro amortiguador está dañado son las siguientes:

  • Un aumento en la distancia de frenada.
  • Una banda de rodadura del neumático que se encuentre con desgaste con respecto a su estado original.
  • Un desplazamiento del vehículo en cada frenada superior al que experimentamos con normalidad.
  • La pérdida de control de nuestro coche en terrenos que no sean uniformes.

Como hemos podido comprobar, los amortiguadores son un elemento clave en términos de seguridad. Examinar su estado y llevar a cabo la sustitución de los mismos es fundamental tanto para cubrir nuestros desplazamientos diarios como para emprender un viaje durante la Navidad. En espacios especializados, como Daparto, encontraremos una amplia variedad de opciones con las que satisfacer todas las necesidades de nuestro vehículo.

Los comentarios están cerrados.