DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El 2021 se cierra con 31.500 parados menos en Cádiz, recuperándose casi toda la subida de 2020; el 95% de los contratos son temporales

Si el año 2020 marcado por el coronavirus se cerró en Cádiz con unos 35.300 parados más, el recién finalizado 2021 se ha despedido con 31.443 desempleados menos (de ellos, 16.500 en la Bahía), prácticamente recuperándose mucho de lo perdido por la incidencia de la pandemia. Eso sí, un elocuente dato pone en cuarentena cualquier triunfalismo: el 95% de los contratos firmados a lo largo del año han sido temporales. En diciembre, gracias a la campaña navideña, 1.676 personas en la provincia han logrado un trabajo, principalmente en el sector servicios. Sindicatos siguen exigiendo un “cambio radical” del tejido de productivo gaditano.

Si el año 2020, marcado de lleno por el coronavirus, se cerró en la provincia de Cádiz con unos 35.300 parados más, el recién finalizado 2021 se ha despedido con 31.443 desempleados menos, prácticamente recuperándose mucho de lo perdido por la incidencia (y con la excusa) de la pandemia. En el global de Andalucía y de España también se registran caídas notables, incluso cifras históricas de afiliados a la Seguridad Social.

De este modo, en el último mes del año el desempleo registrado por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en Cádiz ha caído en 1.676 demandantes (un 1,09%), con lo que el total de personas que hoy día forman la cola de sin trabajos se queda en los 151.953 (62.105 son hombres y 89.848 son mujeres), en niveles de febrero de 2020, en la antesala del primer estado de alarma frente al Covid-19; son 31.443 menos que hace un año (y de ese total, casi 19.500 proceden del sector servicios, 2.802 los absorbe la construcción, 2.014 la industria, y 1.075 la agricultura).

El paro mensual baja en 2.567 personas en el sector servicios, y en 450 personas sin empleo anterior (como es de esperar en un mes consumista y festivo, el de las navidades). Sin embargo, en el resto de actividades económicas aumenta y lo hace especialmente, en la construcción, con 1.004 demandantes más que en noviembre (aquí se viene denunciando como práctica habitual las extinciones de contrato durante vacaciones y fines de semanas), y 260 más en la industria.

En cuanto a la afiliación, hay 384.455 cotizantes a la Seguridad Social de media en la provincia en este diciembre: 323 más que hace un mes, y alrededor de 18.000 más que en diciembre de 2020. Además, ya menos de 2.000 trabajadores gaditanos siguen incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE); en mayo de 2020 esta medida excepcional llegó a cubrir a 68.000 en nuestro territorio.

En el caso de Andalucía, el desempleo cae en 14.607 personas (hoy día hay 785.641 sin trabajo registrados, 183.796 menos que hace un año); y a nivel estatal en 76.782 desempleados (3.105.905 personas sin empleo -la cifra más baja en un mes de diciembre desde 2007, en los albores de la anterior crisis-estafa-, 782.232 menos en la comparación interanual; y 140.000 menos que antes de estallar la vigente pandemia). Además, en este último mes de 2021 se ha sumado en todo el Estado 70.814 cotizantes de media a la Seguridad Social, y se cierra el ejercicio con más de 19,8 millones de afiliados, en niveles de máximos históricos. A todo ello hay que añadir que unos 102.000 trabajadores continúan en ERTE.

UN AÑO CON 16.500 PARADOS MENOS EN LA BAHÍA

Igualmente repasamos el comportamiento de las siete ciudades mancomunadas de la Bahía de Cádiz; en este último mes de 2021 se registran caídas del desempleo con mayor y menor impacto, destacando la capital y Jerez.

Así, en Cádiz hay 306 desempleados menos (el SAE local registra ahora 12.047 inscritos); en Jerez, 285 personas han salido de la ‘cola’ (27.419 hay en total); El Puerto resta 211 (9.978); San Fernando, 203 menos (11.008); en Rota caen los demandantes de empleo en 62 personas (3.039); en Chiclana existe estadísticamente 57 parado menos que hace un mes (11.180 en total); mientras, en el caso de Puerto Real hay 39 anotados menos en el SAE (5.176 en total ahora).

En el conjunto del área metropolitana, el paro baja en 1.163 personas, y el total se queda en 79.847 demandantes; unos 16.500 menos que hace un año, en plena crisis del coronavirus, alrededor del 52,5% del paro provincial (y una cifra muy cercana a la que había en diciembre de 2020, alrededor de 1.700 más).

VALORACIONES

“HABRÁ QUE ESTAR ATENTOS A LA INCIDENCIA DE LA SEXTA OLA”, SEGÚN LA JUNTA

El delegado territorial de Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, Alberto Cremades, advierte en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que pese a que estos datos muestren una buena tendencia, “habrá que estar atentos a este primer trimestre para comprobar la evolución que tiene la sexta ola (del coronavirus) y las posibles restricciones que vayan a aprobarse”.

Respecto a la evolución interanual, se evidencia desde el Gobierno andaluz de derechas que está provocada tanto por la brusca comparación con un año de fuerte concentración de caída de la ocupación en un corto periodo de tiempo a causa del estado de alarma en 2020, como por la propia vuelta a la actividad y el regreso a niveles pre pandemia y situándonos en niveles de desempleo cercanos a los de diciembre de 2019.

“2022 SERÁ EL AÑO DE LA RECUPERACIÓN”, PARA EL PSOE

En el caso del PSOE provincial, se celebran los datos positivos que arroja el paro en el cierre del año y se augura que 2022 “será un año de más recuperación social y económica para Cádiz así como de generación de empleo”. En este punto, el flamante secretario general de los socialistas gaditanos, Juan Carlos Ruiz Boix, interpreta que los leves cambios consensuados con patronal y sindicatos mayoritarios en la reforma laboral impuesta por el PP en tiempos de Rajoy “van a dotar a la sociedad de mejores instrumentos para combatir la precariedad laboral y recorrer una senda hacia la estabilidad y la calidad del empleo”. A este nuevo marco jurídico, suma “la enorme posibilidad que se abre con los fondos europeos que ya están llegando a España”.

“Algo empieza a cambiar en Cádiz que tiene mimbres más que suficientes para ser una provincia más dinámica laboralmente de lo que ha sido hasta ahora”, afirma quien Ruiz Boix, que, claro, le otorga todo el mérito “al trabajo que viene realizando el Gobierno de España al que se acopla, aún sin tener competencias directas, la Diputación”, mientras la Junta de Andalucía “ingobernable desde la ineficiencia demostrada en estos tres años” tiene “un Ejecutivo de derechas, alentado por la ultraderecha, que aspira a no hacer nada”.

“Nuestra provincia además siempre parte de una posición difícil por el paro endémico que sufre pero estamos convencidos de que 2022 será el año de la recuperación y para eso, necesitamos que todas las administraciones vayan a una”, asegura este socialista, estableciendo el objetivo de “poder situarnos en el escenario anterior a la crisis cuando en diciembre de 2019 había 148.038 desempleados”.

CCOO LLAMA A SUPERAR LAS “DEBILIDADES” DEL MERCADO LABORAL GADITANO

En el capítulo de balances sindicales, CCOO recalca que a pesar de los datos positivos, Cádiz “aún no ha recuperado el empleo perdido durante la pandemia”, a lo que se suman “las enormes debilidades de nuestro mercado laboral y la necesidad de inversiones en infraestructuras productivas para revertir la situación de cronificación del paro en la provincia”.

“El mes de diciembre cierra un año de altibajos en la creación y destrucción de empleo en la provincia al compás de la dinámica de un mercado de trabajo cada vez más dependiente del sector servicios, sector que sigue siendo el pilar de la generación de empleo en época estival y durante la campaña de navidad”, se subraya.

Así, Comisiones urge por enésima vez a que se impulsen políticas públicas “para superar los déficits del modelo productivo de la provincia y de las consecuencias que éste tiene en el mercado laboral”, es por ello que se viene demandando “medidas que impulsen la estabilidad y rompa con la precariedad”.

“La reforma laboral es una oportunidad para ganar en calidad del empleo -se anota-, pero para romper con el paro crónico y estructural que persiste históricamente en la provincia, especialmente determinado en localidades y barrios concretos, es necesario la articulación de políticas activas de empleo y la concreción de inversiones a través de los fondos extraordinarios potenciando el sector industrial, introduciendo innovación y tecnología, dando valor a la transformación de productos agropecuarios, que modernice el sector primario, active la logística como actividad en expansión mediante la modernización de las conexiones desde y hacia el estrecho y multiplique la oportunidad turística sobre los pilares del patrimonio cultural, gastronómico, histórico y natural que atesora una diversidad única territorial”.

Para la secretaria general de CCOO Cádiz, Inmaculada Ortega, “estamos en un momento decisivo, y es por ello que desde los distintos ámbitos político, económico y social debemos poner en valor un acuerdo de acciones consensuado y que venga a contener las principales prioridades en inversiones para nuestra provincia. Los fondos europeos deben servir para cohesionar nuestro país, romper con los diferenciales históricos de desempleo entre territorios que inciden en brechas de pobreza y de exclusión. Y apostar por actuaciones que vengan a fortalecer el tejido productivo de la provincia y poner en valor las potencialidades”.

CSIF REPITE QUE “HAY COMBATIR LA PRECARIEDAD LABORAL”

Y CSIF Cádiz valora igualmente la bajada del paro en la provincia, tanto a nivel anual como respecto al último mes de noviembre, y el aumento de personas afiliadas a la Seguridad Social. Sin embargo, esas cifras positivas de diciembre “ocultan la gran precariedad laboral que se esconde tras las contrataciones que se realizan para la campaña navideña, sobre todo por su inestabilidad, corta duración y bajos salarios”. De hecho, en la provincia el 94,2% de los contratos firmados en todo 2021 han sido temporales.

Por ello, este sindicato exige a las administraciones públicas que “se vuelquen en tomar medidas que permitan un cambio radical del tejido de productivo, para no seguir dependiendo tanto del sector turístico y, a su vez, que permita generar puestos de trabajo de calidad y estables en el tiempo”. Estas medidas y políticas deben facilitar la inversión y puesta en marcha de nuevas empresas que pertenezcan a sectores estratégicos como las industrias de energías renovables, la innovación y los recursos patrimoniales que ofrece la provincia.

Del mismo modo, se considera fundamental que la Junta también asuma el papel de motor de creación de empleo, reforzando, al mismo tiempo, sectores esenciales que mantengan y mejoren los servicios públicos, sobre todo la sanidad y la educación, con plantillas tan mermadas desde hace más de una década.

Los comentarios están cerrados.