DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Ecologistas denuncia que la Diputación de Cádiz sigue fumigando con glifosato cunetas junto a parques naturales “aunque está prohibido”

A pesar de haber sido prohibido por la Junta, la Diputación de Cádiz “sigue fumigando con glifosato las cunetas de su red de carreteras, envenenando los parques naturales y poner en riesgo la biodiversidad y la salud de las personas”, según denuncia Ecologistas en Acción.

A pesar de haber sido prohibido por la Junta de Andalucía, la Diputación de Cádiz “sigue fumigando con glifosato las cunetas de su red de carreteras que transitan por los parques naturales”, según denuncia Ecologistas en Acción.

“Estas fumigaciones las sigue realizando la Diputación de forma temeraria, injustificada e irresponsable, y por ello, la hemos denunciado a la delegación territorial de Desarrollos Sostenible para que incoe el oportuno expediente sancionador por envenenar los parques naturales y poner en riesgo la biodiversidad y la salud de las personas”, señala esta asociación en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

El glifosato es un producto altamente tóxico que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha clasificado como potencialmente cancerígeno, pudiendo también provocar alteraciones endocrinas. En base al principio de precaución, “debería haberse prohibido hace años”.

El año pasado Ecologistas hizo público un estudio sobre la presencia de glifosato en las aguas de ríos y embalses de todo el país, en base a las analíticas facilitadas por el Ministerio para la Transición Ecológica, y que, en el caso de Andalucía, han sido realizadas por la consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollos Sostenible. Análisis que “denotan la presencia de glifosato en todas las cuencas de nuestra provincia”. Y es especialmente preocupante la presencia de glifosato en embalses y acuíferos de parques naturales, utilizados para el abastecimiento de agua potable de la mayoría de las poblaciones gaditanas.

“La generalizada presencia del glifosato en nuestros ríos, embalses y acuíferos desmiente el argumento -utilizado por la consejería de Fomento y la Diputación provincial- de que se degrada con rapidez. Muy al contrario, queda demostrada su persistencia, sobre todo en ecosistemas acuáticos, los más vulnerables a este herbicida”, se insiste.

En este sentido, Ecologistas en Acción ha venido demandado, “infructuosamente” durante los últimos años su prohibición. Sólo ante la evidencia de la amenaza que supone para la salud de las personas, la delegación territorial competente de la Junta prohibió en octubre del año pasado su uso en las carreteras de los parques naturales de la provincia; sin embargo, “al parecer, la Diputación no se ha dado por aludida”.

Este colectivo conservacionista denuncia que “esta semana empresas contratadas por la Diputación están fumigando diversas carreteras de la provincia, entre ellas, algunas que transitan por parques naturales”. Como ejemplo, la carretera Prado del Rey a Zahara de la Sierra, donde “se ha instalado un cartel de advertencia de la fumigación con un ‘fitocida’, y ya ha comenzado a fumigar”.

“NI NOS RESPONDEN, NI DEJAN DE UTILIZAR GLIFOSATO”

Ecologistas dice haberse dirigido “en numerosas ocasiones” a la presidenta de la Diputación, la socialista Irene García, exigiendo que se deje de fumigar las carreteras, “pues lo único que consiguen es gastar dinero público en secar antes la hierba y aumentar el riesgo de incendios forestales, además de los impactos sobre la fauna, la flora y la salud de las personas”.

“Ni nos responde, ni deja de utilizar glifosato. Más aún, en el pleno de la Diputación provincial del pasado septiembre se rechazó, con los votos del grupo socialista, una moción para que dejara de fumigar con glifosato las carreteras de su competencia en el Parque Natural Sierra de Grazalema”. En ese momento, desde el PSOE se argumentó que la institución provincial ya no fumiga las carreteras de los espacios naturales protegidos desde 2016 y que no fumigan en el entorno de los pueblos.

“Pues bien, esas afirmaciones son falsas, como demostramos en las numerosas denuncias presentadas; la última, con amplio reportaje fotográfico, se la remitimos a la presidenta de la Diputación el pasado mes de octubre. Sin respuesta”, se lamenta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.