DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Consejos y ejercicios para fortalecer las rodillas y evitar molestias

De esta manera podrás evitar uno de los problemas más comunes en las articulaciones.

Sin duda, la articulación más grande y usada del cuerpo es la rodilla. Todos los días la empleamos al caminar, correr, trepar o saltar, razón por la que es bastante proclive a sufrir lesiones y dolor en estas labores. Es en ese momento en el que solemos acudir a un médico, quien nos puede recomendar ejercicios para ayudarte a fortalecer los músculos alrededor de la rodilla.

No pienses que el dolor de rodilla es algo exclusivo de adultos mayores, pues le puede ocurrir a personas de todas las edades. Más bien, un tipo de dolor de rodilla llamado síndrome de dolor femororrotuliano, o rodilla de corredor, es la afección ortopédica más común en la medicina deportiva. Además de ser común en personas atléticas, el dolor de rodilla también puede ser un problema para las personas que padecen artritis.

Pese a que lo usual es pensar que la actividad física sería contraproducente al momento de sentir dolor de rodilla, existen algunas formas de ejercicio que pueden ayudarte a aliviar esta dolencia y prevenir futuros dolores o lesiones al tener un apoyo adicional en la rodilla. Además, una alternativa importante es el uso de bandas magnéticas, siendo la más recomendada Knee Active Plus.

Manifiesta la Arthritis Foundation que el ejercicio puede ser la forma más eficaz de tratar la osteoartritis sin cirugía, mientras que la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos indica que los músculos fuertes y flexibles pueden tener las rodillas saludables y así evitar lesiones.

Uno de los ejercicios más efectivos es acostarse en el suelo con la espalda plana, para lo que se recomienda usar una colchoneta de yoga, una manta doblada o una colchoneta de ejercicios para mayor comodidad ante un piso duro.

Debes mantener la pierna izquierda recta y ligera la pierna derecha a la altura de la rodilla, acercando el pie al cuerpo. A continuación tirarás de los músculos abdominales hacia adentro imaginando el ombligo tirando hacia el suelo. Con esto deberías llevar la parte baja de la espalda contra el piso y brindar apoyo adicional durante el ejercicio.

Coloca una mano debajo de la espalda baja para asegurarse de que no haya espacio entre la parte baja de la espalda y el piso. Si hay espacio para la mano, empuja suavemente la parte inferior de la espalda hacia abajo en la parte superior de la mano.

Finalmente, levanta lentamente la pierna izquierda sin doblar la rodilla. Mantén los dedos de los pies apuntando hacia el techo y detente cuando la pierna esté a unas 30 centímetros del suelo, con lo que no será más alto que la rodilla doblada de la pierna derecha. Mantén la pierna izquierda elevada unos cinco segundos y bajarla lentamente hasta el suelo. Repítelo dos veces con la misma pierna.

El ejercicio es una manera saludable y no invasiva de ayudar con el dolor leve de rodilla debido al uso excesivo, la artritis u otras razones. Por ello, los ejercicios para fortalecer las rodillas son una forma eficaz de ayudar a prevenir lesiones y mantener las piernas fuertes. Además, el estiramiento también puede ayudar a mantener los músculos flexibles, lo que puede prevenir o aliviar el dolor.

No obstante, las personas que tienen problemas de salud respecto a sus rodillas deben hablar con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Siempre será lo más recomendable en estas situaciones. DIARIO Bahía de Cádiz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.