DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cómo elegir una cafetera industrial para montar un negocio

Muchos negocios de hostelería han tenido que cerrar para siempre debido a esta crisis por la pandemia. Las restricciones se han cebado especialmente con el sector, pero también es cierto que se están abriendo nuevas oportunidades en un sector no tan explotado.

Quizás algunos puedan comenzar en este sector, abriendo su bar o cafetería, o expandiendo el que ya tienen hacia nuevos servicios que hagan las delicias de los más cafeteros. Y para eso necesitarás cafeteras industriales.

Puedes encontrar cafeteras de este tipo de todos los precios, algunas realmente caras y con unas prestaciones increíbles. Y otras cafeteras industriales baratas que pueden ayudarte a abrir tu pequeño negocio sin una inversión inicial demasiado elevada…

¿Qué es una cafetera industrial?

Una cafetera industrial es un tipo de cafetera que tiene unas capacidades superiores a las de una cafetera doméstica. Por ejemplo, suelen tener tanques de agua de mayor capacidad para preparar muchos cafés sin necesidad de volver a llenar con tanta frecuencia, o depósitos para el café también mayores, e incluso varios cabezales para extraer varias tazas de una sola vez.

Por supuesto, también pueden incluir algunos extras que no se encuentran en algunas domésticas, como brazos vaporizadores, molinillos integrados, etc. El motivo de todo eso, es que están dirigidas a preparar gran cantidad de cafés, y hacerlo de una forma rápida y profesional. Es decir, son máquinas capaces de cubrir las necesidades de los negocios de hostelería.

Sea como sea, las hay realmente caras, pero también puedes encontrar cafeteras industriales baratas. Por tanto, no siempre se necesita gastar una gran suma de dinero cuando se desea comenzar en este negocio.

Tipos de cafeteras industriales

Dentro de las cafeteras industriales te vas a topar con varios tipos muy diferentes. Todos ellos con sus ventajas y desventajas, y orientados a satisfacer diferentes necesidades. Estos tipos son:

  • Manuales: pueden ser ideales para los baristas más expertos, ya que permiten controlar algunos parámetros de la extracción, como la presión, temperatura del agua, tiempo de extracción, etc.
  • Automáticas: son más rápidas y sencillas que las anteriores, ideales para los que cuentan con menos experiencia o buscan que su café tenga siempre el mismo nivel. En este tipo de máquinas es tan sencillo como apretar el botón para la extracción y la máquina se encargará de seleccionar los parámetros adecuados.
  • Impresoras de café: aunque sean más raras, algunas cafeterías, y centros de ocio, han comenzado a usar impresoras de café como reclamo. Los clientes pueden ir e imprimir la fotografía o imagen que les apetezca en la espuma de su taza de café, lo que le da un toque más personal a la taza, y te puede ayudar a distinguirte de la competencia, o para ocasiones especiales.

En función del tipo de negocio y experiencia de los hosteleros, se puede elegir uno u otro tipo de cafetera industrial…

Cómo elegir una cafetera industrial para tu negocio

Para poder elegir cafeteras industriales baratas y que no te equivoques en la elección, has de tener presente algunos puntos. Solo así podrás encontrar la que mejor se adapta a tus necesidades:

  • Acabado: es importante, de él dependerá la resistencia de la máquina de café, y también la facilidad de limpieza. Las mejores son las que están hechas con acero inoxidable y aluminio. Esto es especialmente delicado en tiempos de pandemia, ya que algunas superficies admiten una limpieza mucho más sencilla.
  • Capacidad: una máquina de gran capacidad es más cara, pero también te permitirá trabajar con un mayor número de clientes de forma simultánea sin entretenimientos. Si tiene varios cabezales de extracción, también podrás estar preparando varios cafés diferentes a la vez, lo que agilizará mucho el proceso, y no hará que tus clientes tengan que esperar.
  • Extras: la mayoría de cafeteras industriales tienen brazo vaporizador. Con él te permitirá crear la espuma de la leche que tanto gusta, pero también calentar agua rápidamente para preparar una infusión, o calentar otros líquidos. Sin duda es un extra prioritario que tus clientes valorarán. Y ya sabes, si les gusta el servicio, volverán…
  • Prestaciones: es importante que las prestaciones sean las adecuadas. Especialmente la presión, que debería ser siempre por encima de los 15 bares para que extraigan el máximo aroma y sabor posible. Las cafeteras por debajo de ese valor no se consideran profesionales, así que debes rechazarlas. Además, también es importante la potencia, ya que de ella dependerá la rapidez con la que pueden calentar el agua. Eso sí, a mayor potencia, también va a ser mayor la factura de la luz que pagues. Por ello, debes buscar un buen equilibrio.
  • Servicio técnico y garantía: busca siempre fabricantes con un buen servicio técnico y garantías. Hacer una inversión como esta es siempre un esfuerzo, y cuando las cosas no vas bien estás perdiendo dinero de tu negocio. Contar con la confianza de que cuando algo ocurra puedes tener asistencia es vital.
  • ¿Self-service? Según para qué negocio, puede que te interese una super automática sencilla de usar y que sean tus propios clientes los que se preparen el café. Esto puede ser interesante en salas de ocio, casas rurales, estaciones de servicio o bufé, etc.

Sería cuestión de analizar el negocio que vas a montar y los requisitos que crees que debería tener. Además, si te pasas de prestaciones tendrás una inversión inicial mucho más abultada, y terminarás por no aprovechar todas las capacidades de la máquina. Mientras que si te quedas corto con tu cafetera industrial, entonces te estará limitando mucho en el día a día. Por eso es importante determinar qué necesitas…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.