DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cocinar con camping gas cuando estás de acampada y conciencia social sostenible

Disfrutar del medio ambiente es un derecho que adquirimos por el simple hecho de nacer. Sin embargo, al igual que con cada derecho, surgen obligaciones que no podemos dejar de lado. El planeta lleva siglos sufriendo la irresponsabilidad del ser humano y es tarea de las nuevas generaciones cambiar el destino al que le hemos abocado. Debido a ello, resulta de lo más acertado dar con aquellos productos que harán de nuestra experiencia en la naturaleza algo mucho más enriquecedor; así como tomar consciencia de la carga que asumimos en lo que se refiere a sostenibilidad.

Cocinar con camping gas cuando estás de acampada

Irse de acampada es una de las actividades más divertidas que podemos llevar a cabo, suponiendo una conexión íntegra con el mundo que nos rodea. Tanto solos, como con amigos y familia, salir a la naturaleza para dejarse sorprender por los paisajes más hermosos, es algo para lo que debemos estar siempre preparados. De todo el equipo imprescindible (tienda de campaña, calzado adecuado, mochila…), comprar un camping gas se postula como ese extra de calidad que no nos queremos perder en nuestro soñado camping.

Muchas veces perdemos la cabeza intentando planificar qué nos llevamos para comer en nuestra próxima salida a la montaña: bocadillos, productos envasados, resistentes al calor… Sin embargo, todo se antoja mucho más sencillo cuando optamos por cocinar con un camping gas; algo que podemos llevar a cabo con esta cómoda herramienta. Cualquier plato que se nos ocurra es susceptible de elaborarse en el mismo momento, pudiendo vivir unos días mucho más enriquecedores.

Eso sí, antes de comprar un modelo de camping gas al azar, debes detenerte unos instantes para dar con aquel que mejores cualidades presente. Para efectuar una búsqueda en la que valoremos las opciones adecuadas, tenemos a nuestro alcance guías perfectamente detallada en la que nos muestras las prestaciones de cada uno de ellos; aligerando de manera drástica este procedimiento. Porque merecemos la excelencia en cada adquisición y, cuando hablamos de ocio en el medio ambiente, no hay excepción que valga.

Una vez comprado el camping gas pertinente y nos lanzamos a la aventura, es de vital importancia que no dejemos rastro tras de nosotros. Recoger lo que cocinamos y comemos es un imperativo que contribuye al correcto mantenimiento del ecosistema. Un pequeño acto de responsabilidad con grandes consecuencias a futuro.

Dale un respiro al planeta

El planeta ha dejado evidencias claras de que necesita un respiro y el ser humano debe convertirse en la figura que lo salve y dejar de ser la que lo dañe. Si bien es cierto que el nivel de consciencia social ha ido aumentando gradualmente en los últimos años, la triste realidad es que todavía queda un largo camino por recorrer. En este sentido, prestar atención al cambio climático, el agujero de la capa de ozono y otras noticias medioambientales es una manera de percatarnos con crudeza del crítico momento en el que nos encontramos.

Ya no nos sorprende leer auténticas barbaridades como la matanza de hasta 100.000 visones a raíz de la crisis del Covid-19; tampoco que el Huracán Douglas amenace Estados Unidos o la Tormenta Isaías se acerque peligrosamente a Puerto Rico. Esto se ha convertido en el día a día social y no son más que pequeñas muestras de las catástrofes a las que nos estamos acercando poco a poco y van a afectar por completo nuestra manera de entender el mundo.

El coronavirus ha puesto de manifiesto el efecto del ser humano en los núcleos urbanos, despejándose el cielo de contaminación en tiempos de cuarentena. Debido a ello, abogar por los medios de movilidad eléctricos o las energías renovables para los hogares y empresas, son decisiones que suponen ese grano de arena que todos hemos de aportar cuanto antes.

La sostenibilidad ha pasado a ser el mayor reto del siglo XXI y, si no actuamos con las obligaciones que nos impone el planeta, es cuestión de décadas que el daño sea irrevocable y afecte a las generaciones venideras. Una serie de actos personales para el favor de todos pueden ser el detonante de que el mundo mejore a corto y largo plazo. DIARIO Bahía de Cádiz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.