DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cerca de 71.000 gaditanos en riesgo de exclusión accederán a la nueva ayuda alimentaria del Estado: 1,44 millones de kilos de víveres

En el marco de la tercera fase del programa 2020 de ayuda alimentaria del Ministerio de Agricultura, el Estado distribuirá en marzo en la provincia de Cádiz 1,44 millones de kilos/litros de alimentos entre cerca de 70.500 personas en riesgo de exclusión, a través de Banco de Alimentos y Cruz Roja. Entre la primera y segunda fase ya llegaron más de 2,6 millones de kilos. La pandemia se ha traducido en un aumento del número de beneficiarios de estos lotes de alimentos básicos.

En el marco de la tercera fase del programa 2020 de ayuda alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), el Estado distribuirá en la provincia de Cádiz 1,44 millones de kilos/litros de alimentos entre cerca de 70.500 personas en riesgo de exclusión (en situación de dependencia social o económica), a través de Banco de Alimentos y Cruz Roja.

Hasta el 15 de febrero, la provincia va a recibir progresivamente los víveres, que posteriormente serán inspeccionados por la Unidad de Control de la Dependencia de Agricultura y Pesca de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, y finalmente se distribuirán a los destinatarios finales a principios de marzo.

Se trata de la tercera remesa de alimentos del programa 2020 tras la primera entrega del mes de junio, que alcanzó los 1,02 millones de kilos, y la segunda, en septiembre, que sumó 1,61 millones de kilos de alimentos.

Para el nuevo reparto de los 1,44 millones de kilos/litros de alimentos, que tienen un valor de 1,3 millones de euros, se encargarán nuevamente de las tareas logísticas Cruz Roja Española y Banco de Alimentos (Cádiz y Algeciras) a través de los tres Centros de Almacenamiento y Distribución con los que cuentan en la provincia, desde donde a su vez se reparten los productos a las 239 Organizaciones Asociadas de Reparto quienes, a su vez, los entregan directamente a los beneficiarios.

Desde la Subdelegación se subraya en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que se hace patente cómo la pandemia del coronavirus ha provocado “un cambio de tendencia” que se traduce en el aumento del número de personas que necesitan estos alimentos básicos. Mientras que en los planes anteriores se venían reduciendo de manera sostenida, en 2020 han aumentado en 16.686 los receptores respecto a 2019.

“Este programa es vital en el momento de crisis que estamos atravesando, porque garantiza el acceso a los alimentos de muchas familias que están atravesando momentos muy difíciles. Como siempre, hay que destacar la magnífica labor y el papel fundamental de Cruz Roja y el Banco de Alimentos, así como de las entidades que se encuentran en los municipios y que están en contacto directo con los beneficiarios”, recalca el subdelegado del Gobierno, José Pacheco.

ALIMENTOS VARIADOS, NUTRITIVOS, POCO PERECEDEROS

La cesta de alimentos adquiridos incluye arroz, alubias cocidas, leche entera UHT, aceite de oliva, atún en conserva, sardina en conserva, conserva de carne (magro), pasta alimenticia, tomate frito, galletas, macedonia de verduras, fruta en conserva, batido de chocolate y tarritos infantiles de fruta y de pollo. Se trata de alimentos de carácter básico, variados, nutritivos, poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento.

Este programa 2020 de ayuda alimentaria, que ha supuesto la adquisición de víveres a través de un proceso de licitación pública por más de 87 millones, está cofinanciado en un 85% por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD) y en un 15 % por el presupuesto nacional.

La actuación se desarrolla con el objetivo de cubrir las necesidades de individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, así como de aquellas personas sin hogar y otras en situación de especial vulnerabilidad social y consiste en el reparto de lotes de productos o de comidas preparadas para consumo en comedores sociales, casas de acogida, residencia de ancianos, apoyo a menores, guarderías, apoyo contra adicciones y comunidades religiosas.

La entrega de los lotes alimentarios, se asegura, se realiza junto con una serie de medidas de acompañamiento o actuaciones dirigidas a favorecer la inclusión de los beneficiarios, como información sobre los recursos sociales más cercanos, entre otras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.