DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cerca de 7.800 gaditanos menos en paro en un mayo “histórico”

En paralelo al fin del estado de alarma, Mayo deja cifras históricas en cuanto a bajada del paro en Cádiz, como en el resto del país. Despidió el mes con 7.723 parados menos (y una media de 9.200 personas más cotizando); eso sí, el sector servicios absorbe en torno al 70% de esa caída, por lo que queda en entredicho la calidad de ese empleo. La provincia tiene hoy día más de 175.400 gaditanos desempleados, 93.300 del total en el ámbito de la Bahía mancomunada. La Junta percibe una “tímidamente la recuperación” del empleo perdido, “aunque aún nos queda camino por recorrer”.

Mayo deja cifras históricas en cuanto a bajada del paro en la provincia de Cádiz, como en el resto del país, en paralelo al fin del segundo estado de alarma y el fin de restricciones horarias y de movilidad. Así, despidió el mes con 7.723 parados menos (un descenso del 4,2% con respecto a abril), según los registros del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Como es lo esperable, el sector servicios absorbe en torno al 70% de esa bajada, con lo que implica también en cuanto a la precariedad y temporalidad de ese empleo.

De esta manera, el total de desempleados alcanza hoy los 175.476 gaditanos (más de 93.300 sólo en la Bahía), 2.511 menos que hace un año (en mayo de 2020 comenzaban las primeras fases de desescalada tras semanas de confinamiento estricto), pero 33.268 más que hace dos años (sin rastro de coronavirus). Unos 8.900 trabajadores de la provincia siguen en Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE). Este mes se computa asimismo una media de 9.209 personas más en la Seguridad Social, alcanzándose los casi 380.000 afiliados en Cádiz (hace un año se anotaban 355.000 cotizantes). Del total, cerca de 64.000 son trabajadores autónomos, 615 más que el mes anterior.

En el global de España, el paro registrado cae en 129.378 personas en mayo, con lo que el total de parados inscritos en las oficinas del Inem es ahora de 3.781.250. Aunque no se computan como desempleados, todavía hay más de 573.400 personas protegidas por ERTE. Y la Seguridad Social ha ganado en una media de 211.923 afiliados (actualmente hay 19.250.229 cotizantes, una cifra ligeramente superior a la de febrero de 2020, mes previo a que estallara la pandemia). En Andalucía, el desempleo también decrece, en 28.561 personas, y el total se queda en 955.936 demandantes de empleo.

Analizando los datos concretos en la provincia gaditana, todos los sectores de la actividad económica ven disminuir su desempleo. Los servicios cerraron mayo con 5.445 personas paradas registradas menos; el colectivo de personas sin empleo anterior, con 738 menos; la industria, 623 menos; la construcción, 543; y la agricultura, 374 menos.

Por género de las personas demandantes, deja bajadas muy similares, en términos cuantitativos, entre hombres y mujeres. Mientras que los primeros ven descender su desempleo en 3.881 personas; las segundas lo hacen en 3.842 mujeres desempleadas menos. Por tramos de edad, incluyendo ambos géneros, baja sobre todo el paro entre quienes tienen entre 25-44 años, que cierran el último mes con 4.443 desempleados menos. En términos porcentuales, el mayor descenso se da entre los jóvenes de menos de 25 años, con un 9,1% menos respecto a abril.

Desde un análisis interanual, Cádiz tiene ahora según los números del SAE 2.511 parados menos que en mayo de 2020. Supone asimismo que se produce la primera bajada del paro registrado en la provincia desde el inicio de la pandemia. Los sectores concretos que este mes registran bajadas anuales son: la industria (-6,6%); la construcción (-5,3%); y los servicios (-5,1%). En números absolutos, casi cuatro de cada cinco parados menos del último año pertenecen al sector de los servicios (6.315 personas). Los colectivos más beneficiados por este descenso interanual son los hombres y los que están entre los 25 y los 44 años de edad. En cambio, crece el desempleo anual entre las mujeres (649 más que hace un año), y entre los menores de 25 y los mayores de 44 años.

CASI 3.800 PARADOS MENOS EN LA BAHÍA

Repasando el comportamiento de las siete ciudades mancomunadas de la Bahía de Cádiz, en este quinto mes de 2021 ya sin estado de alarma y sus restricciones más severas, se registran, como en el resto de la provincia, bajadas notables.

Así, en Jerez hay 884 desempleados menos (el SAE local registra ahora 31.913 inscritos); en Chiclana, 686 personas han salido de la ‘cola’ (12.550 hay en total); Cádiz registra 594 menos (14.721); San Fernando, 521 menos (12.886); en El Puerto bajan los registros en 385 demandantes (11.869); en Puerto Real existen estadísticamente 335 parados menos que hace un mes (5.966 en total); y en el caso de Rota hay 319 anotados menos en el SAE (3.410 en total ahora).

En el conjunto del área metropolitana, el paro decrece en 3.724 personas, y el total se aleja por fin de los 100.000 (93.315 demandantes; unos 1.400 más que hace un año, ya con la crisis del Covid-19; y a la vez, unos 18.000 más que hace dos años en tiempos pre-pandemia), alrededor del 53,2% del paro provincial.

VALORACIONES

“SE REFLEJA TÍMIDAMENTE LA RECUPERACIÓN DEL EMPLEO PERDIDO”, PARA LA JUNTA

La consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía resalta que los datos que aporta este mayo supone “la mayor bajada del paro en su serie histórica tanto en Cádiz como en Andalucía”. Asimismo, tanto en la comunidad como en la provincia, en torno al 70% de esta reducción del paro corresponde al sector servicios; Empleo evidencia que el final de algunas restricciones sobre la movilidad, derivadas de la pandemia sanitaria, han beneficiado a este sector. Y también se destaca el “buen comportamiento” de las demás actividades económicas: industria, construcción, agricultura, e incluso el grupo de personas sin empleo anterior.

A su vez, en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, el delegado territorial de Empleo de la Junta en Cádiz, Alberto Cremades, incide en que la provincia encadena el tercer mes consecutivo de descenso del paro. De hecho, desde marzo, en los últimos tres meses ha reducido en 13.771 personas su número de parados registrados. “Es un síntoma que refleja tímidamente la recuperación del empleo perdido, aunque aún nos queda camino por recorrer”, apunta este político colocado por Ciudadanos.

Cádiz es la tercera provincia del Estado español con mayor descenso del paro en este mes de mayo en relación a los datos de abril, sólo por detrás de las provincias de Madrid y Barcelona. A este respecto, el delegado territorial pone el acento en la evolución positiva del desempleo gaditano en términos interanuales, por primera vez desde el inicio de la pandemia.

En términos de contratación, los contratos interanuales (los de mayo de 2021 respecto a mayo de 2020) han aumentado en un 87%, que en números absolutos son 23.282 contratos más que los realizados en mayo de 2020 (con muchas actividades no esenciales medio paralizadas). En total, este mayo se han realizado 50.042 contratos de nueva creación en Cádiz; eso sí, la gran mayoría, temporales.

CCOO LLAMA A INTERVENIR “EN LAS DEBILIDADES DEL MERCADO LABORAL GADITANO”

En cuanto al análisis sindical, la Unión Provincial de CCOO en Cádiz valora de forma positiva los datos de mayo. Y también evidencia que esta “buena noticia” está vinculada a la reactivación económica que viene aparejada al incremento de los niveles de vacunación de la población y a la relajación de las limitaciones de movilidad y actividad que han venido asociadas a esta.

“Queda claro que la culminación del proceso de vacunación al conjunto de la sociedad va a tener consecuencias positivas para la reactivación económica de muchos sectores productivos, con especial incidencia en el sector servicios que tan importante papel juega en nuestro mercado laboral”, sostiene el secretario provincial de Empleo de este sindicato, Joaquín Castillo.

En esta línea, desde CCOO consideran necesario mantener el esfuerzo de vacunación, sin olvidar la necesidad de mantener la cautela en el proceso de desescalada de las medidas de protección: “un revés durante el mes de junio podría tener consecuencias demoledoras en la campaña de verano en la que están cifradas muchas esperanzas en el terreno del empleo”.

En otro orden de cosas, esta central sindical considera necesario que las administraciones doten de la “mayor agilidad” a sus políticas públicas destinadas “a corregir las debilidades del sistema productivo en Cádiz”, con especial incidencia en las políticas activas de empleo y en las inversiones provenientes de los fondos extraordinarios por la pandemia la Unión Europea “que deben tener como eje central la creación de empleo en la provincia”.

“Los retos de la creación de empleo en nuestra provincia se sitúan en el corto plazo en una estrategia de vacunación ágil y en una desescalada con talento, y en el medio en unas políticas públicas que sitúen la inversión de recursos en su capacidad de incidencia en el mercado de trabajo”, resume este sindicato.

CSIF RECALCA QUE “LA TEMPORALIDAD SIGUE SIENDO UN PROBLEMA”

Coincide CSIF Cádiz, que la “clave” del descenso del paro de mayo está en las medidas aperturistas que se han tomado tras los peores meses de pandemia. “Hay que alegrarse de la bajada, sin embargo, no podemos olvidar que los nuevos contratos son temporales en su gran mayoría, y eso supone un problema para salir del pozo económico en que se encuentra nuestra provincia”, anota el presidente provincial del sindicato, Enrique Estévez.

El hecho de que, en lo que llevamos de 2021, el 93% de las contrataciones sean temporales “ilustra la gran dependencia de esta provincia en sectores económicos con problemas de estabilidad y calidad”. “Cádiz tiene mucho más potencial que ofrecer, más allá del turismo y el sector servicios”, insiste CSIF.

“Queremos ser positivos y mirar con esperanza al futuro, pero, como sindicato, tenemos que insistir en la necesidad de que los agentes políticos, económicos y sociales de nuestra región se unan en la búsqueda de soluciones realmente firmes y eficaces”, añade el responsable sindical. “Es más que evidente que la provincia requiere de medidas que aporten estabilidad y calidad en los nuevos empleos que se generen, y así evitar la precariedad imperante”, continúa Estévez, que teme que, ante la actual tesitura “las nuevas generaciones de gaditanos prefieran emigrar a otros lugares para garantizar su futuro”.

Siendo el sindicato con mayor presencia en las administraciones públicas, CSIF defiende la creación de nuevos empleos públicos, ya no sólo para dinamizar la economía sino también para consolidar los servicios públicos, “tan importantes para el estado del bienestar y que tantos recortes han sufrido en los últimos años”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.