DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cae una trama de juego ilegal vía facebook con un implicado en La Isla

La policía autonómica en Cádiz ha desmantelado una trama de juego online ilegal utilizada para la organización de partidas bingo y diversos sorteos en Internet, sin autorización administrativa alguna. Los organizadores se encuentran distribuidos por todo el Estado y los premios se pagaban en dinero. Ha sido denunciado uno de los cabecillas, residente en San Fernando.

La policía autonómica en Cádiz ha desmantelado una trama de juego online ilegal que ha sido utilizada para la organización de partidas bingo y la realización de diversos sorteos en internet. Los organizadores se encuentran distribuidos por todo el territorio nacional y los premios se pagaban en dinero. Unos de los cabecillas, residente en San Fernando, ha sido denunciado por carecer de autorización administrativa para estos juegos.

Según relatan desde la Junta en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, el procedimiento de la trama comenzaba con el contacto de las personas involucradas a través de facebook. Los interesados eran incluidos en grupos privados para participar en partidas de bingo virtual.

Además, existían montantes prefijados para el precio del cartón y el valor del bingo, que en función de cada partida podía llegar hasta los 150 euros. Una vez concertada la realización de una partida, los jugadores pagaban sus cartones como abonados a plataformas de pago online, por medio de las cuales, en caso de resultar agraciados, se les abonaba el importe del premio.

Por otro lado, las partidas podían seguirse mediante retransmisiones en vivo a través de la propia red social. En ese sentido, se han detectado grupos que contaban con hasta 130 miembros y el acceso a estos se conseguía mediante una solicitud por los administradores. Las partidas eran continuas, dándose hasta una decena al día.

El administrador de uno de estos grupos reside en San Fernando. Además del bingo, este individuo organizaba un sorteo ilegal de dinero en metálico, aprovechando el sorteo diario de la ONCE para su realización. Obtenía un premio de 100 euros el número que coincidía con las dos primeras cifras del agraciado en el sorteo de los ciegos y otro premio de 100 euros para el número que coincidiera con las dos últimas cifras.

Como es obvio, tanto el dinero que se jugaba en las partidas, como el importe de los premios, carecía de todo tipo de control fiscal. Además, no quedaba justificada la mayoría de edad ni la identidad real de las personas participantes, requisito obligatorio según la normativa para poder acceder a este tipo de juegos, en el caso de que sean legales.

Todas las diligencias de la investigación (llevada a cabo por agentes del Área de Juego y Espectáculos Públicos de la unidad de policía adscrita a la Junta) han sido puestas a disposición del servicio de Espectáculos Públicos y Juego de la delegación del Gobierno andaluz en Cádiz, para la instrucción del correspondiente expediente sancionador.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.