DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cae casi seis puntos la participación del 10-N en la Bahía, al 65,7%

Al cierre de colegios, para las elecciones a Cortes Generales de este domingo 10-N, se confirmaba la tendencia a la baja en los índices de participación, con respecto a abril. El hastío del votante con sus políticos se ha notado, pero no tanto como se temía, y la caída final va desde los casi 2 puntos a nivel estatal hasta los 3,6 a escala provincial o los 5,6 de descenso en la Bahía. La jornada ha transcurrido “con normalidad, sin ninguna incidencia reseñable”.

Cádiz y su Bahía ha votando “con normalidad, sin ninguna incidencia reseñable” este fresquito domingo 10 de noviembre, pero menos que hace siete meses. Las 1.520 mesas electorales en los 582 colegios de toda la provincia para las elecciones anticipadas a Cortes Generales se constituían a su hora. Y los dos avances de participación que se han ido conociendo, el de las 14 horas y el de las 18 horas, han ido confirmando lo que se preveía, el crecimiento de la abstención, aunque finalmente no ha sido alarmante. En el conjunto de los siete municipios mancomunados de la Bahía cae 5,59 puntos, y se queda en el 65,72%; mientras, a nivel estatal, esa bajada ronda los 1,89 puntos, y alcanza el 69,87% del total.

Con la totalidad de las mesas comunicadas –y según los datos de la web del Ministerio del Interior consultada por DIARIO Bahía de Cádiz-, han participado en estos comicios en todo el país más de 24,3 millones de electores, el 69,87% del censo (un 1,89% menos que en los últimas generales; cayendo los datos en todas las comunidades autónomas); y en Andalucía el 68,25% de los ciudadanos llamados a las urnas (un 2,53% menos). En el global de la provincia gaditana también caen los electores con respecto a abril de este mismo año, y han ejercido este derecho el 63,91% de convocados (un 3,68% menos).

En cuanto a la Bahía de Cádiz, se registran bajadas generalizadas de la participación: la capital vuelve a ser las localidades menos abstencionistas, y en el lado contrario, Chiclana es la más pasota. En el conjunto, al cierre de urnas, ha ejercido su derecho al voto el 65,72% del total (un 5,59% inferior a las últimas generales; que a su vez supone medio punto menos más que en los comicios estatales de 2016).

En la ciudad de Cádiz ha cumplido con las urnas un 68,95% de su censo electoral (baja un 5,86% con respecto al 28-A); en Jerez, cae la participación un 4,06%, y ha votado el 66,68% de sus electores; en San Fernando han pasado por los colegios el 65,12% del censo (un 5,82% menos); en El Puerto, el 66,26% (un 5,01% menos); y en Chiclana apenas el 61,68% (un 5,67% menos). Finalmente, en Puerto Real la participación ha caído un 7,22%, hasta el 66,81%; y en Rota se queda en el del 64,60% (un 5,43% menor).

“LLAMAMIENTO AL VOTO”

En este tramo de la mañana, como es rutina, fueron ejerciendo su derecho, delante de las cámaras, los rostros políticos gaditanos.

Entre los cabezas de lista al Congreso por Cádiz de los principales partidos, la más madrugadora fue la candidata del PP, María José García Pelayo, que votaba poco después de las nueve en el Centro de Barrio San José Obrero, en Jerez. Por su parte, la número uno de Unidas Podemos, Noelia Vera, ejercía su derecho en El Puerto, en el colegio Espíritu Santo. Y pasado el mediodía, la cabeza de cartel de Ciudadanos, María del Carmen Martínez, hacía lo propio en Jerez. El candidato del PSOE, Fernando Grande-Marlaska, no vota en la provincia, al ser natural de Euskadi.

Además, el presidente de Ciudadanos en Andalucía y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ejercía su derecho en Sanlúcar, donde también votaba la secretaria general del PSOE de Cádiz y presidenta de la Diputación, Irene García. En la capital, la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, acudía al colegio La Salle Viña, acompañado por el alcalde, José María González ‘Kichi’. La presidente provincial del PP y delegada del Gobierno andaluz, Ana Mestre, votaba en Jerez; y el subdelegado del Gobierno español, José Pacheco, en Cádiz.

Entre los mensajes, esperables llamamiento al voto ante el cansancio generalizado: desde el PSOE se confíaba en que este 10-N fuera “de esperanza”; el PP instaba a que “todo el mundo se sienta partícipe de estos comicios”; Cs, a lo suyo, soñaba con poder “dar la vuelta” a las encuestas y ser decisivo en el nuevo Gobierno español; y desde Unidas Podemos, entre la preocupación y la esperanza, se deseaba que “el sentido común impere” y la “mayoría social” fuera a las urnas.

CONVOCADOS 544.000 GADITANOS DE LA BAHÍA

Este domingo 10 de noviembre, ni siete meses después del 28-A (y poco más de tres años de aquel 26-J de 2016, que a su vez, fue una llamada a las urnas transcurridos sólo seis meses de los comicios del 20-D de 2015), se celebraron estas nuevas elecciones generales en España ante la incapacidad de los políticos para hacer política; tras una rutinaria campaña recortada (y precampaña sin fin), Catalunya y las encuestas marcando el paso de ocurrencias y promesas y engordando las expectativas de voto de la ultraderecha rancia.

En la provincia de Cádiz estaban llamados a las urnas 1.002.293 electores (unos 2.200 más que en las últimas generales), de los cuales 973.236 constituyen el censo de residentes y 29.057 son los electores gaditanos residentes en el extranjero. Un total de 7.238 electores se estrenaban, al haber cumplido los 18 años de edad.

En cuanto a las cifras andaluzas, podían participar más de 6,5 millones de personas (alrededor del 18% del censo electoral de todo el Estado), y en toda España poco más de 37 millones. Y concretando en los siete municipios mancomunados de la Bahía de Cádiz, los potenciales votantes (según datos de INE) eran 544.020, alrededor de 1.000 más que hace siete meses: 102.606 en la capital (unos 200 menos, la única localidad de la comarca donde vuelve a descender el censo electoral), 170.610 en Jerez, 77.658 en San Fernando, 70.589 en El Puerto, 65.459 en Chiclana, 33.285 en Puerto Real y 23.813 en Rota.

Sin dejar la provincia gaditana, en sus 45 municipios se han repartido 582 ‘colegios’ electorales y se han constituido 1.520 mesas. Como datos curiosos, había disponibles para el proceso 3.040 urnas, cabinas “suficiente para garantizar la confidencialidad del voto”, unos 9,4 millones de papeletas, y se han distribuido 21 kits para votos braille para electores con discapacidad visual. Un total de 639 representantes de la Administración del Estado han trasladado desde Cádiz al Centro de Totalización de Datos de Madrid los porcentajes de participación y el resultado del escrutinio.

En el dispositivo extraordinario de seguridad con motivo de este 10-N han participado 2.999 agentes (dos más que el 28-A), sumando 1.290 efectivos de la Policía Nacional, 1.297 de la Guardia Civil y 412 de la Policía Local.

Por su parte, el voluntariado de Cruz Roja en Cádiz ha acompañado este domingo a votar a 25 personas con movilidad reducida, a lo largo y ancho de toda la provincia, desde la capital hasta el Campo de Gibraltar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.