DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cádiz despide abril, tras mes y medio de impacto de la crisis del coronavirus, con 181.000 parados y casi 70.000 afectados por ERTE

La crisis sanitaria del coronavirus y el estado de alarma ‘dejan’ actualmente en la provincia gaditana 180.898 desempleados en total (se superan los 95.000 en la Bahía): son 4.482 demandantes más que en marzo, cuando este registro se elevaba en más de 25.000. La ‘cola’ del paro ha crecido en más de 34.000 personas (tres de cada cuatro, del sector servicios) al tiempo que hay 48.000 cotizantes menos si se compara con los registros de hace un año. Además, se contabilizan más de 69.000 trabajadores en situación de ERTE.

En apenas mes y medio, la evolución del paro registrado en la provincia de Cádiz ha retrocedido a niveles de marzo de 2016. El impacto de la crisis sanitaria del coronavirus y el estado de alarma que ha paralizado la mayoría de actividades no esenciales, ‘deja’ actualmente 180.898 desempleados en total: son 4.482 demandantes más que en marzo (un 2,5% más), cuando este registro se elevaba de forma alarmante en más de 25.000 personas al incluirse además a afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), a los que se les obligaba a inscribirse en el SAE; metodología que no se ha seguido ya en este abril, según reconoce la Junta de Andalucía.

En la comparación interanual, en la provincia gaditana se anotan 34.153 parados más que en abril de 2019 (tres de cada cuatro proceden del sector servicios). Además, el número de afiliados a la Seguridad Social ha caído en el último mes en 16.000, quedándose el total en unos 328.000 cotizantes (48.000 menos que hace un año).

También hay que resaltar que el mes se cierra en Cádiz con 69.320 trabajadores en situación de ERTE, de ellos más de 65.000 relacionados con la crisis del Covid-19. En la provincia se han presentado más de 14.000 expedientes (la mayoría implicando a restaurantes, bares, hoteles y comercio al por menor) desde que se decretó el confinamiento, y la consejería de Empleo asegura que ya ha tramitado alrededor del 90% de los registrados. (Los afectados por ERTE no contabilizan como parados registrados y se deben registrar como demandantes de empleo no parados).

A nivel andaluz, el desempleo también crece durante el pasado mes en 32.964 personas, hasta los 978.297 sin trabajo en total; en el conjunto de España, esa subida asociada al impacto del coronavirus se cifra en 282.891 personas, quedándose el total en 3.831.203 demandantes de empleo. Y la Seguridad Social pierde una media de 548.093 afiliados, y sitúa el número de adscritos al sistema en algo más de 18,4 millones de ocupados. Además, desde el Ministerio de Trabajo se subraya que la cifra de beneficiarios de prestaciones por desempleo (se incluyen los afectados por ERTE) se sitúa en abril en cerca de 5,2 millones, lo que se supone un 136,5% más que en abril de 2019 y un nuevo récord histórico.

Volviendo a los datos gaditanos, en estos dos meses negros y de cuarentena se han sumado al paro 30.131 personas. Haciendo un análisis por sectores, la mayor subida en abril se la lleva el sector servicios, con 5.328 desempleados. Mientras que, en el otro lado de la balanza, la mayor bajada es para la construcción, que cierra el último mes con 1.656 demandantes menos (tras la Semana Santa se permitió que se reanudaran obras públicas y privada).

Ambas tendencias también se replican a nivel andaluz, y la consejería de Empleo evidencia que el sector servicios es el que está cargando con la peor parte de la crisis sanitaria, y absorbe en torno al 85% de los nuevos desempleados. En relación a la construcción, la Junta considera que su tendencia de descenso durante la crisis actual refleja que “este sector puede constituirse en actividad refugio para la economía del territorio si recibiera un impulso de fondos en obra pública”.

En cuanto al resto de sectores en Cádiz, baja el paro en la agricultura (-2,5%); y sube, en cambio, en la industria (+3,9%), y el colectivo de personas sin empleo anterior (+2,6%).

Por perfil de las personas desempleadas, el paro de abril sube entre ambos géneros, si bien lo hace con mayor intensidad entre las mujeres, donde crece un 3,4%. Los hombres, por su parte, ven elevarse su paro en un 1,3%. Por franjas de edad, aumenta también en todas ellas, siendo mayor la subida en el caso de los menores de 25 años, donde el crecimiento es del 6,5%.

EN LA BAHÍA SE ROZAN LOS 96.000 PARADOS

Respecto al comportamiento de las siete ciudades mancomunadas de la Bahía de Cádiz, en este abril en estado de alarma y con la actividad paralizada en la mayoría de sectores, se registran subidas pero no tan excepcionales como en abril.

Así, en Jerez hay 805 desempleados más (el SAE local registra ahora 33.002 inscritos); en El Puerto, 443 personas se han ido a la ‘cola’ (11.987 hay en total); San Fernando registra 421 más (13.057); Cádiz capital, 366 más (15.045); en Chiclana crecen los registros en 335 demandantes (13.114); en Rota existen estadísticamente 140 parados más que hace un mes (3.678); y en el caso de Puerto Real, hay 53 anotados más en el SAE (6.055 en total ahora).

En el conjunto del área metropolitana, el paro sube en este atípico cuarto mes de 2020 en 2.563 personas, y el total se queda en 95.938 demandantes (unos 16.500 más que hace un año), casi el 53,1% del paro provincial.

VALORACIONES

“NOS QUEDA MUCHO TRABAJO POR DELANTE”, SEGÚN LA JUNTA

La consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta reitera que hay que situar la subida del paro de abril como un dato excepcional, no comparable con registros anteriores de la estadística, que “da idea de las consecuencias que está teniendo en el tejido productivo el estado de alarma y la crisis sanitaria”.

“Muestran (estos datos) que les queda mucho trabajo por delante a todas las administraciones para, en los próximos meses, poner las mejores condiciones posible a empresas, pymes y autónomos para retomar su actividad económica”, afirman desde dicha consejería, controlada por Ciudadanos, en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

CCOO REITERA SU LLAMAMIENTO AL DIÁLOGO SOCIAL

Para CCOO en Cádiz, los datos de desempleo conocidos ahora ponen de manifestó que “una parte importante de la destrucción de empleo se amortizó durante el mes de marzo”, en el que el incremento del paro supuso un 17%, frente al 2,5% del abril.

Este sindicato considera que este descenso en los volúmenes de destrucción de empleo tiene que ver con la implementación de los ERTE, que “han permitido mitigar una ya de por sí dramática situación en el mercado laboral gaditano”. Para ello cita como ejemplo lo ocurrido en el sector de la construcción, en el que hubo menos ERTE en el mes de marzo y por lo tanto el que más empleo destruyó, y cuya reactivación, ha producido un descenso de demandantes de empleo de 1.656 personas.

Especial preocupación tiene para este sindicato la situación del sector servicio, cuyo desplome supone siete de cada diez personas paradas en la provincia. E igualmente, le resulta destacable que el ligero descenso en agricultura con 156 demandantes menos, no sirven para enjugar el incremento de la industria (465 parados más), o los de las personas sin empleo anterior (501 más).

Frente a esta situación, Comisiones cree urgente “retomar el diálogo social en nuestra provincia con el objeto de aunar esfuerzos entre los agentes sociales, económicos e institucionales, de cara a intervenir en un tejido productivo en nuestra provincia que arrastra problemas estructurales que se han visto agravados con las consecuencias económicas de la crisis sanitaria”.

En este sentido, sigue insistiendo en la necesidad de abordar la puesta en marchar de un plan de acción por el empleo y los servicios públicos para Cádiz, “en el que se concentren todos los esfuerzos para superar las debilidades de nuestra economía y de nuestro mercado de trabajo”.

“ES EL MOMENTO PARA REPENSAR EL MODELO PRODUCTIVO”, PARA CSIF

Y desde CSIF Cádiz entienden que “hay que hacer una lectura mirando al futuro, en la que es esencial repensar el modelo productivo que ha imperado en la provincia en las últimas décadas”. “La excesiva dependencia del sector turístico va a ser un lastre en la recuperación económica y del empleo en Cádiz, pues es este sector el que más dañado se va a ver con la llegada de la ‘nueva normalidad’, anota el presidente provincial del sindicato, Enrique Estévez.

Se insiste en que los datos conocidos hay que analizarlos con prudencia, “pues los efectos reales sobre la economía a raíz de la pandemia y la crisis sanitaria se van a ir visualizando conforme vayan pasando los meses”. Así, en estos momentos, “lo primordial es que nadie se quede en la estacada, que todo el mundo pueda comer y pagar sus necesidades básicas, y que se tomen medidas de protección efectivas para las personas afectadas, poniendo especial atención en las más perjudicadas por esta situación”.

Sin embargo, agrega Estévez, “poco a poco hay que ir poniendo en valor los recursos que ofrece esta tierra más allá del turismo, junto a la formación, la preparación y el talento de los gaditanos”. Este sindicato entiende que hay que aprovechar estos momentos para atraer nuevas industrias, con ayudas fiscales y disminución de las trabas burocráticas, que generen puestos de trabajo de calidad y no basados en la precariedad y la temporalidad.

Además, para CSIF es fundamental que, “ahora más que nunca”, se refuercen los servicios esenciales para la ciudadanía, “con la creación de empleo público estable y suficiente” para mantener el estado del bienestar y, al mismo tiempo, dinamizar la economía.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.